Saltar al contenido.

Prueba CarManía – KIA Rio Hatchback

Un pequeño hatchback, ¿qué lo tiene todo?

 A un año justo de su introducción al mercado, o llegada a México como lo quieran ver KIA, ha crecido como un gran referente en nuestro mercado, demostrando por que en el mundo tiene la presencia y reputación que tiene. Afortunadamente en nuestro país han demostrado que los productos que ofrecen tienen dos premisas iniciales que le dan un valor agregado, la garantía más grande del mercado y el mejor equipamiento de seguridad desde modelos base.

Hoy nada mejor para celebrar su primer aniversario, que realizando la prueba a uno de sus autos que seguramente se volverá un ícono en el mercado mexicano además de ser un consentido en poco tiempo, hablo del Rio, en esta ocasión del hatchback, ya que tiene la variante sedán también.

El pequeño Rio hatchback, desde el exterior llama la atención, tiene un muy buen diseño, los arcos de las ruedas o salpicaderas como las conocemos se notan más anchas, recordándome la imagen de los autos de rally, el diseño de sus faros delanteros grandes de doble óptica, la parrilla típica de KIA, más alargada y plana que en otros modelos, unos detalles en color aluminio en la parte baja donde están las luces de niebla, terminan por darle una vista frontal bastante interesante y un tanto diferente del resto de sus competidores del segmento. En la parte lateral se ven líneas muy simples que vuelven a marcar muy bien la parte de la salpicadera trasera y otra línea que sube por las puertas hasta las calaveras traseras marcado muy bien la cintura, alta, del auto, rematando en un conjunto de luces muy grande e interesante que le dan gran personalidad a este pequeño Rio. Para terminar este gran diseño en la parte baja de la facia trasera tiene un detalle en plástico, que junto con las reflejantes hace que se vea un poco más deportivo.

En el interior, se respira una atmósfera KIA, a que me refiero con esto, se nota que a pesar de ser su vehículo más pequeño dentro de la gama que se ofrece en México, tiene detalles de diseño pensados en el confort de los pasajeros y sobre todo de quien lo maneja, su clúster es sencillo con una pantalla de viaje e información al centro, de color rojo, que hace contraste con los números del velocímetro y tacómetro en blanco, dividido en tres grandes zonas, el centro del tablero la verdad es que luce mejor que muchos de sus competidores con la pantalla táctil al centro y en la parte baja su control de aire acondicionado y botones con un diseño por medio de “palancas” tipo autos de competencia, bastante atractivo. Lo único que no me encantó en lo personal es que en el interior algunos detalles del armado de puertas y consola central están en un tono azul, hubiera preferido que todo fuera negro, aunque el color no es tan perceptible ni chillón como para volverlo molesto.

El motor es un 1.6 GDI de 137 caballos de fuerza y 123 Lb/Ft de torque, que la verdad son suficientes para mover al Rio muy bien en ciudad e incluso para exigirle un poco para rebases de carretera, esto es aún más fácil debido a su transmisión manual de seis velocidades que por el momento es la única transmisión en la que se ofrecen las dos versiones de este modelo. La verdad es que la calidad de marcha, materiales, insonorización y sensación dentro del habitáculo supera a muchos de sus competidores.

Si a todo esto le sumamos que desde su versión base nos ofrece seis bolsas de aire, entenderemos por que KIA está logrando posicionarse tan rápido en el gusto y preferencia del mercado mexicano.

En cuanto a equipamiento y seguridad además de las bolsas de aire, el Rio cuenta con frenos ABS, control de estabilidad, sistema bluetooth con función espejo para celulares, aire acondicionado, seguros y elevadores eléctricos, cámara de reversa, quemacocos. Equipamiento que le dan grandes argumentos para ser una gran opción.

En resumen puedo decir que un auto por $ 232, 600, precio de la versión tope de gama, con este equipamiento, diseño y seguridad es una gran oferta de valor, además de ser un auto que se ve muy bien y es bastante cómodo para manejarlo. Sin duda el Rio nos dará mucho de que hablar en el segmento de los sub-compactos y es una gran opción de compra. Sin duda un auto muy recomendable para quien busca una gran relación precio-equipamiento en un auto, además del plus de que la seguridad en la marca es una prioridad.

Luis de Mendieta
Twitter: @luisdemen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: