Prueba CarManía – Honda Civic Sedán

El consentido de muchos durante generaciones, por fin se renueva

Después de ser esta entrega la décima generación del Civic, podemos intuir que es un auto tanto longevo como confiable, ya que se mantiene dentro del gusto del consumidor a lo largo de muchos, muchos años. Es un auto que cautivo y encantó por sus prestaciones, diseño, dinamismo y sobre todo confiabilidad, pero, que perdió esto quedándose atrás en motorizaciones y ofertas de valor para el consumidor. En pocas palabras se volvió un carro poco expresivo y aburrido.

Pero, por fin, se renovó y encontró un punto de inflexión para que, cual ave fénix, resurgir e intentar volver a recuperar las glorias pasadas. Ahora el Civic presume un diseño exterior diferente, más llamativo y único. Podría ser un tanto agresivo después de los cambios poco atrevidos de entregas anteriores, pero, sin duda un cambio que refresca su imagen y lo pone a la par de la competencia.

El exterior es muy rico en cuanto diseño, tiene un frente completamente renovado, montando ya luces diurnas, con líneas de caracter muy marcadas que llegan a la parte trasera de un sólo trazo. Rines de 17 “ bitono que ayudan a refrescar su imagen volviéndolo un auto más juvenil y atractivo. Pero, la parte más atrevida y diferente es la parte trasera, con un juego óptico de diseño futurista que “abraza”, por decirlo de algún modo, la cajuela y deja ver un Civic más actual y de mejor imagen general. De hecho, es quizás uno de los diseño más atractivos y únicos esta parte trasera.

En el interior, existe un gran cambio, pero no tan radical como el exterior, salvo por el detalle del clúster de instrumentos, que es un tanto futurista, incluso para la marca y este modelo. Se divide en tres secciones, siendo completamente digital, podemos ver revoluciones, velocidad, turbo boost, temperatura, sistema de audio, teléfono, etc. Monta una pantalla al centro de 7” con un sistema de entretenimiento muy completo, que incorpora también Android Auto y CarPlay, tendencia natural del mercado. Los materiales se sienten de buena calidad y armado, se siente cómodo y seguro, con buena calidad de marcha e insonorización. Sólo brinca a la vista los botones del volante, que parecieran sacados de un auto de gama inferior, algo que quizás Honda podría cambiar. Si no fuera por eso, su volante forrado en piel, quemacocos, vestiduras también en piel y demás materiales al interior del auto dan una gran sensación de calidad y confort.

En temas de seguridad no hay queja alguna, monta bolsas de aire, frenos ABS, control electrónico de estabilidad, Honda Lane Watch (sistema que ve el carril derecho por medio de una cámara), etc. Cuestión que como consumidor pedimos y empezamos a valorar.

El motor, quizás es la joya mejor guardada por Honda, es un 1.5 Lt. de 174 Hp y 162 Lb/ft de toque, que a pesar de montar una caja CVT, puede llegar a ser divertido y muy eficiente. Digo que es una joya, por que a pesar de su baja cilindrada entrega una cantidad de potencia suficiente para hacer de este Civic un sedán muy ágil y de prestaciones para un buen manejo en carretera. Definitivamente se ve que este motor es parte de la evolución de los motores que Honda está preparando y son resultado de su incursión a la Fórmula 1. Sólo espero que nos sorprendan dentro de poco con una versión “SIR” más vitaminada y radical.

El resultado de mi prueba de manejo, se puede definir como: Mecánicamente mejorado con un diseño atrevido. El Civic me sorprendió porque, como lo mencioné antes, se me hace que cayó en un letargo y parecía volverse un auto sin chiste. Esta entrega sin duda, vuelve a poner al Civic dentro del gusto de cualquiera y con una motorización que vale mucho la pena, ya que además de ser ahorrador es un auto mecánicamente capaz de sorprender, divertir y cumplir las expectativas. Es un auto que refresca su imagen y de gran manera para competir fuertemente en su segmento, además de montar tecnología que es parte esencial de nuestro día a día.

Definitivamente Honda vuelve a levantar la mano con su nuevo Civic y promete que hay mucho más por venir para seguir en el gusto de los consumidores mexicanos, una gran opción para quien busca en sedán, sólo que no se si el precio pueda relegarlo un poco en las opciones de compra.

Honda Civic Turbo Plus $ 379,900 *
*Precio de la unidad probada
** El precio puede cambiar después de esta publicación.

Luis de Mendieta
Twitter: @luisdemen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: