Prueba CarManía – Mazda CX-9

La redefinición total del Zoom Zoom

Definitivamente pensar en una camioneta de siete pasajeros, que goce de clase, equipamiento, performance y un diseño único y preciso, sería cuestión de voltear a ver alguna marca premium. Pero, Mazda logra entregar eso y mucho más con la nueva CX-9. Esta camioneta vuelve a definir lo que es el verdadero Zoom-Zoom de la marca. Crea una nueva atmósfera de diseño, equipamiento y sencillez de diseño por medio de su filosofía Kodo. Definitivamente una camioneta que dará muchos dolores de cabeza a las alemanas que se han visto alcanzadas esta vez por el deseo de una marca por destacar con interiores de mejor calidad y productos finos e increíbles a la vista.

En el exterior, podemos ver una camioneta robusta pero de líneas suaves, que encuentran siempre un remate en la parte trasera de muy buena manera. Logrando una imagen homogénea y atractiva. Tiene un cofre prominente que se ve enmarcado por sus luces Full Led y una gran parrilla, probablemente de las más grandes del segmento. Que junto con una línea de cintura muy definida le dan una imagen deportiva e importante a toda la camioneta. Los costados se ven bien, sencillos y sin complicaciones de diseño, incluso monta unos rines de 20” que no se ven para nada grandes ni exagerados, al contrario, logran un balance entre la robustez de la camioneta y esa silueta ágil que proyecta. La parte trasera es nuevamente una delicia de diseño, si bien es cierto que el diseño escandinavo o italiano siempre han sido galardonados, déjenme decirles este diseño Kodo Japonés me ha sorprendido. Las calaveras rematan con una moldura cromada que hace la unión entre ellas y se ve como un detalle fino e incluso llamativo. Los escapes tienen el mismo concepto, salida doble con un embellecedor al centro en aluminio para resaltar o enmarcar dichas salidas y terminar por dar un look completo de lujo, deportividad y diseño.

En el interior, definitivamente terminamos por hacer válidas nuestras sospechas de que estamos frente al mejor producto hecho por la marca nipona. El interior luce detalles en aluminio y paneles tipo piano, que junto con la piel de algunas piezas de tablero, puertas, volante, etc. dejan ver una camioneta que luce y se siente muy bien. El habitáculo está pensado para quien maneja y lo hace de una manera soberbia. Se nota un clúster mejorado por medio de una pantalla a colores del lado derecho, la proyección en parabrisas o Head Up Display, dejamos por fin el policarbonato olvidado. Un sistema Bose de sonido de 12 bocinas, muy bien afinado para el espacio interior, además de tres zonas de aire acondicionado y pantalla central de 8” touch o de manejo por medio del control en la parte central, ya característico de Mazda. La visibilidad para el manejo es muy buena y para trayectos largos resulta perfecta. La calidad de interiores demuestra una mejor calidad y un gran armado por parte de la marca. Esta situación se agradece ya que entra aún sin querer al terreno de las Premium y contar con esto es un punto a su favor.

En cuestión de seguridad, esta CX-9 no defrauda tampoco, tiene: seis bolsas de aire, sistema ABS control de estabilidad y tracción, monitor de punto ciego y tráfico cruzado, sensores y cámara de reversa entre otros. Quizás lo único que le haría falta son los sensores en la parte frontal, ya que al ser tan largo el cofre se agradecería tenerlos.

El motor, pfff que les digo del motor, creo que es la joya de la corona, lo mejor que Mazda ha entregado después del motor rotativo a la industria. Es un SkyActive de 2.5 lt. de desplazamiento que eroga 250 HP y 310 lb-pie de torque. Junto a estos números utiliza una tecnología que se llama “Dynamic Pressure Turbo” esto es que la camioneta por medio de sus sensores puede modificar la cantidad de gases que entran a la turbina, lo que logra optimizar su mecánica por completo. Este motor está acoplado a una caja automática de 6 velocidades complementado por una tracción integral o i-Activ AWD como lo denomina la marca.

Para resumir pronto es un motor turbo que suena diferente, el silbido del turbo se percibe pero hay algo del sonido del motor que enamora, si este motor lo montan el Mazda 6 y el MazdaSpeed creo que tendremos dos productazos.

En resumen, la CX-9 de Mazda me sorprendió por completo. Desde que la vi me sacó una sonrisa natural de que sería una grata prueba, pero al subirme me sorprendí más de la gran evolución que logró la marca con este modelo. El motor, el espacio interior, loa acabados logran un balance completo para entregar un producto refinado, ágil, capaz y sobre todo llamativo y muy completo. Creo que es uno de los mejores productos de la marca por mucho y en muchos años. Definitivamente valió la pena la espera.

Lo único que nos hace falta es la conectividad Android Auto o Car Play que de momento no está disponible.

Precio: $ 649,900*
*Precio unidad probada, cambios sin previo aviso

Luis de Mendieta
Twitter: @luisdemen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: