Prueba CarManía – MercedesBenz G 500

Un SUV clásico con sabor a nuevo

Si hablar de historia es permitido, tenemos que decir que esta SUV nació hace más de treinta años y se sigue viendo fenomenal. Hoy es una SUV que llama la atención, es deseada y se mueve sin complicaciones. Estamos frente a lo que en verdad se le llama un todo terreno de altas prestaciones. Es, sin duda alguna, lo que una SUV debe de ser. Si se necesita es alta y robusta, pero también sabe ir a trotes rápidos en carretera.

En el exterior podemos ver un armatoste que parece enorme y hasta cierto punto impráctico. Pero a la hora de agarrar su volante de madera y piel, nos damos cuenta de que estamos en una SUV lujosa, de grandes prestaciones. Si a esto le sumamos que está pensada a ser una dominadora de terrenos, es una carta fuerte para tener en consideración cuando buscamos diversión todo terreno sin sacrificar potencia por tener espacio o maniobrabilidad.

En el interior se respira un aire exquisito a Mercedes Benz, maderas bien cuidadas, materiales de gran ensamble y tacto, además de tener un acabado premium, tiene también muy buen gusto. Tenemos madera en las molduras interiores, además de tenerlo en la parte central del volante. Asientos en piel, con calefacción y sistema de entretenimiento en las plazas traseras por medio de pantallas en las cabeceras. Sistema multimedia y de conectividad, audio Harman Kardon, etc. La comodidad es innegable y la posición de manejo tan alta da una sensación de poderío importante.

En cuestiones de seguridad, tiene todo cubierto, frenos ABS, asistente de remolque, diferencial de tres modos, bolsas de aire, asistencias en pendientes y de colisión, además de monitoreo de punto ciego y sensores de estacionamiento. Es sin duda, una camioneta segura, además de su gran tamaño ofrece gran seguridad en su cabina en impactos y también en su manejo.

Esta impulsada por un motor V8 de 388 HP @ 5,500 RPM y 391 lb·pie de torque, acoplado a una transmisión de 7 velocidades G-Tronic con una sistema de tracción 4 X 4. En este apartado, tampoco deja nada al aire. Tiene un motor muy contundente y que genera un ruido por medio de sus escapes tan seductor que pareciera que estamos sobre un auto de carreras. Es imposible no acelerar, escuchar ese ronroneo y querer acelerar más para disfrutar del camino. Sin duda alguna es una melodía seductora que incita a probar sus capacidades dinámicas.

Hablando de ello, su manejo es complicado al principio en lo que nos acostumbramos en traer una SUV de estas dimensiones. Lo interesante es que, acoplándose al tamaño es tan fácil de mover que parece más chica de lo que es, incluso genera rápidamente confianza en el piloto para exigirle un poco más.

Es una SUV que será el deseo de muchos y la realidad de unos cuantos. ¿Esto que quiere decir? Que aquel afortunado que la tenga, no dejará de sonreír hasta que se baje de su camioneta…

Precio G 500 $ 1,059,900*
*Precio puede variar después de esta publicación

Luis de Mendieta
Twitter: @luisdemen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: