Noticias Pruebas CarManía

Prueba CarManía – Toyota Corolla

Hablar de uno de los sedanes que por excelencia se han caracterizado por ser duraderos, cómodos, seguros y sin un gran diseño pasional o disruptivo, podía llegar a ser un tanto aburrido. Pero, hoy el Corolla ha decidido dar un paso adelante, sin perder esa esencia y mítica del modelo, logra hoy un diseño más radical, interesante y jovial. Se renueva de una gran manera para ofrecer emociones, líneas caprichosas y la garantía de ser un Toyota.

El sedán que dejó de ser aburrido sin perder su practicidad y durabilidad

Hablar de uno de los sedanes que por excelencia se han caracterizado por ser duraderos, cómodos, seguros y sin un gran diseño pasional o disruptivo, podía llegar a ser un tanto aburrido. Pero, hoy el Corolla ha decidido dar un paso adelante, sin perder esa esencia y mítica del modelo, logra hoy un diseño más radical, interesante y jovial. Se renueva de una gran manera para ofrecer emociones, líneas caprichosas y la garantía de ser un Toyota.

En verdad que el Corolla, podría haber pasado por su exterior a la connotación de auto “aburrido”, en lo personal lo consideraba como el auto de mi abuelo o un vehículo que era muy bueno pero que no me transmitía emociones. Hoy, por el contrario, se volvió un auto que tiene un frente brutal. Sus líneas me gustan, la parrilla enorme con color negro en algunos detalles acentuando más la mirada agresiva del auto. Se ve más deportivo, robusto e imponente, me agrada cuando un auto puede decir mucho con sólo su diseño. En los costados sigue fiel a su costumbre con trazos simples, sin ser caprichosos y una cintura muy tenue que remata en las calaveras traseras. Dichas calaveras tienen una convergencia natural al centro de la cajuela que le da un toque interesante y fuidez, a esto habrá que sumarle que ahora monta un pequeño spoiler en la tapa de la cajuela, al menos en la versión de prueba. Que dicho sea de paso, le da un toque más racing y distintivo a todo el diseño exterior. La incorporación de rines bitono, el frente agresivo y renovado y el característico diseño de Toyota en este modelo, ha logrado una fusión interesante y llamativa que será, sin dudarlo, una combinación ganadora. Además de ser un auto que se ofrece en siete versiones distintas.

El interior, no deja de ser interesante también. Algo muy curioso es que se siente muy chato el tablero como que termina muy cuadrado, pero sólo es una percepción inicial, ya que estando dentro esto ayuda a ganar espacio y da amplitud, algo que termina por agradecerse e incluso agrada a la vista. Los materiales son de buena calidad y los asientos delanteros tipo cubo, con detalles en azul levantan el diseño interior. Son sumamente cómodos y hacen del trayecto una delicia. Todos los controles están muy bien colocados y la pantalla central del tablero, que es de 7”, es la única que debería tener una actualización. Dicha mejora debería ser para tener Apple Car Play y Android Auto, pese a que su interfase es sencilla, no logra ser tan intuitiva como el software nativo de los teléfonos.

En el apartado motriz, monta un motor 1.8 L de 4 cilindros que entrega 140 HP @ 6,100 RPM, con un torque de 128 Lb·pie @ 4,000 RPM acoplado a una caja CVT que sin ser un motor de ensueño, logra mover al Corolla a un buen ritmo. Si se le exige responde dentro de sus capacidades y no es un auto lento. Pero definitivamente es un auto que se puede disfrutar en su interior gracias a la calidad de sus asientos y terminados. Es un auto que absorbe muy bien las imperfecciones del camino, de fácil manejo y que hace lo que se le pide sin gesto alguno. Sin dudarlo, un auto llevadero, cómodo y seguro.

Y ya que tocamos el tema seguridad, es un auto que monta 10 bolsas de aire, si leíste bien DIEZ. Además cuenta con ABS, distribución electrónica de frenado, asistencia de frenado y reforzador, entre otros.

Dicho esto puedo concluir esta prueba diciéndoles que Corolla ha sorprendido con un diseño mejorado más jovial para acercarse a un mercado más joven y de necesidades de transporte específicas, donde la seguridad es primordial y la comodidad no esta en duda. Es un auto muy completo y balanceado, sin ser un deportivo pero con toques muy simpáticos y bien llevados para tener un producto completo. Creo que sin duda dejara de ser un auto aburrido o “gris” y se convertirá en un vehículo con un carisma especial.

Precio unidad probada SE Plus $ 373, 700*
*Precio puede variar después de esta publicación

Luis de Mendieta
Twitter: @luisdemen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: