Prueba CarManía – BMW 540i M Sport

El sedán reinventado, tecnológico y deportivo de BMW

Ser el vehículo emblema de una marca, el referente del segmento o uno de los consentidos no es nada fácil. Pero para seguir siéndolo es aún más complejo ya que tienes que mejorar lo aparentemente inmejorable. Pero, BMW, lo intentó en su nuevo Serie 5 y créanme que lo hizo muy muy bien.

En el exterior, el nuevo Serie 5 tiene detalles que son muy llamativos, pero en esta versión 540i M sport, aún más. Tiene una parte baja de la fascia mas agresiva, con grandes tomas de aire y el distintivo M en un costado del auto que hacen que notemos que es una versión vitaminada o al menos mejorada. Lo interesante del exterior son los trazos y líneas de diseño que junto con los sistemas BMW Efficient Dynamics han logrado un coeficiente de fricción de tan solo 0.22. Uno de los mejores ejemplos de este diseño y tecnología aplicada en el 540i, es el de las famosas riñoneras. En la “parrilla” tiene unas tipo ventilas, que si no es necesario un gran volumen o flujo de aire, el auto las cierra para mejorar su aerodinámica, pero si es necesario un mejor enfriamiento las abre. Este tipo de tecnología no lo usa nadie del segmento y en lo personal se me hace muy interesante, ya que implica que cada vez nuestros autos son más inteligentes y autónomos para mejorar consumos, algo que venimos buscando hace ya, algunos años. El diseño sigue siendo sobrio, pero se ve un auto vitaminado y muy robusto. Su juego óptico es de luces LED adaptativas y las calaveras tienen la misma tecnología. Lo que denota que estamos frente al auto que debe tener todo. Remata en su parte trasera con un doble tono en la parte baja de la fascia para presumir su doble salida de escape en forma de trapecio.

El interior, es donde mejor podemos sentirnos. Un ambiente controlado, cuidado y muy refinado. Los materiales y sus uniones son casi perfectas. El aluminio y la piel encuentran un balance que hace que se vea perfecto su interior. Pantalla de 10.2”, volante deportivo, techo antracita, detalles en aluminio Rhombicle, iluminación interior LED configurable, sonido Harman Kardon, entre otras cosas que hacen del interior del nuevo BMW 540i una delicia. Los asientos deportivos logran darnos un preludio a lo que vendrá a la hora de exigir este V6 Twin Turbo y definitivamente no deja duda de ser un motor tecnológico y amigable, pero a su vez sorprendente.

Si el exterior y el interior ya te han gustado, el apartado motriz es una verdadera joya. Monta un motor BMW Twin Turbo V6 de 350 hp @ 6,500 RPM con un torque de 332 lb·pie @ 1,380 – 5,200 RPM que hace el 0 – 100 Km/h en tan sólo 5.1 s. Este tiempo es muy bueno si consideramos que es un auto pesado y que está acoplado a una transmisión automática de 8 velocidades. Sin duda la aceleración y recuperaciones no son un problema para el 540i, lo que si, es que a pesar de esta motorización el interior es silencioso y sólo si es muy exigido escucharemos un bello sonido de su motor. El manejo es muy confortable y si se pone en Sport en su modo de manejo, despertamos a esa pequeña fiera que puede sorprender sin importar su tamaño y peso. El consumo combinado que entrega este V6 es de 14.1 Km/l, no es un número de escándalo pero definitivamente lo hace muy bien.

En cuestiones de seguridad, como era de esperarse, monta ABS, EBD, bolsas de aire, control adaptativo de velocidad, Driving Assistan Plus, Parking Assistant Plus, dirección activa integral con modo adaptativo, entre mucho más, que hacen de este sedán un vehículo muy completo y seguro.

En general como lo he comentado es un auto lujoso, pero que tiene tintes deportivos y en caso de ser exigido será un comportamiento racing el que entregue. Esta versión creo que perdió un poco de dureza contra sus generaciones pasadas en la suspensión, tema que se agradece en ciudades como la Ciudad de México, que parecen más que calles, campos minados. Recordemos que es la séptima generación y tienen ya un poco de experiencia en lo que el cliente pide. La calidad de marcha es excelsa y las absorción de imperfecciones también. Es un sedán que se mueve como uno pide, es preciso e impetuoso, lo que hace que no se vuelva un sedán aburrido que termine por caer en la monotonía. Es un auto que puede ser pasivo y si se prefiere un pequeño diablo que quiere demostrar sus capacidades. Sin duda, una mejora sustancial y muy buena contra su predecesor que lo hacen un referente, nuevamente, del mercado y su segmento.

Precio unidad probada $ 1,089,900*
*Precio puede variar después de esta publicación

Luis de Mendieta
Twitter: @luisdemen

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s