Audi A8 constituye el futuro de la categoría superior

El nuevo Audi A8 constituye el futuro de la categoría superior. En su cuarta generación, se convierte otra vez en la referencia para el lema “A la vanguardia de la técnica”, con un nuevo lenguaje de diseño, un concepto de pantalla táctil innovador y un sistema de propulsión electrificado. El Audi A8 es también el primer automóvil de producción en el mundo desarrollado para una conducción altamente automatizada. Desde 2018, Audi introducirá gradualmente funciones como el aparcamiento pilotado en plazas de aparcamiento y en garajes o el asistente para la conducción pilotada en atascos.

El diseño exterior y la carrocería

Elegancia deportiva y sofisticación: el diseño exterior del Audi A8 marca la llegada de una nueva era para la marca. El frontal con la parrilla Singleframe más ancha, la presencia musculosa de la carrocería y la tira continua de luz en la parte trasera proporcionan una apariencia poderosa, tanto para la versión de carrocería de 5,17 metros de longitud como para el A8 L, con su distancia entre ejes alargada en 13 cm. El nuevo Audi A8 tiene una anchura de 1,95 metros y una altura de 1,47 m (1,49 m en el caso del A8 L).

El carácter progresivo del nuevo buque insignia de Audi queda patente de forma especial en su vista lateral. La línea del techo otorga al sedán un aspecto deportivo y subraya su longitud. El frontal poderoso combinado con la zaga suavemente inclinada crea emoción visual. Las equilibradas proporciones destacan por igual las ruedas delanteras y las traseras, con unos prominentes pasos de rueda que simbolizan la tracción quattro. La iluminación también recurre a lo último en tecnología, especialmente en las versiones más altas de la gama, con faros HD Matrix LED, incluyendo luces Audi laser light y ópticas traseras con tecnología OLED. El resultado es un espectáculo de luces dinámicas cuando el conductor se acerca o sale del vehículo.

La carrocería del nuevo Audi A8 sigue el principio de construcción Audi Space Frame. Está compuesta en un 58 por ciento de elementos de aluminio, cuya resistencia ha aumentado de forma significativa en comparación con el modelo anterior. Para la célula del habitáculo se recurre a componentes de acero conformados en caliente, complementados por un panel trasero extremadamente rígido realizado en polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP).

Una viga de magnesio completa el concepto de construcción ligera. Con su combinación de cuatro materiales diferentes, el sedán de lujo representa un nuevo nivel en cuanto a la aplicación del diseño multimaterial en beneficio del cliente, y no sólo en términos de reducción de peso. La superior rigidez de la carrocería proporciona la base necesaria para un manejo preciso, un excelente confort de conducción y la mejor acústica a bordo.

El interior: amplio, claramente definido y progresivo

El habitáculo del A8 se asemeja a un lujoso y espacioso salón. Comparado con su predecesor la longitud crece 32 mm en ambas versiones de carrocería. El interior ha sido deliberadamente reducido y su arquitectura está orientada de forma horizontal. En la oscuridad, el contorno y la luz ambiental subrayan de forma elegante las llamativas líneas de su diseño. En las plazas traseras son nuevas las luces de lectura Matrix LED, que pueden controlarse con precisión. La gama de equipamientos y materiales disponibles es muy amplia, con una calidad superlativa en cada detalle, desde la tapicería perforada de los asientos a la apertura y cierre motorizados de las rejillas del sistema de ventilación, o el cuero satinado de los reposacabezas.

La zona más elegante de la nueva berlina de alta gama de Audi es el asiento trasero derecho, que en el A8 L opcionalmente puede ser un asiento de relax, con muchas opciones de ajuste y un reposapiés especial en el respaldo del asiento del acompañante delantero. Aquí, los pasajeros pueden hasta recibir masajes y calor en sus pies, en varios niveles. Incluido en el paquete de asientos relax también existe la función de masaje para la espalda, reposacabezas de confort ajustables eléctricamente, reposapiés, una gran consola central y, como características opcionales, mesas plegables con inclinación ajustable en dos etapas, climatizador automático de cuatro zonas, sistema de entretenimiento Audi Rear Seat Entertainment con dos Audi tablet y sistema de control remoto Rear Seat Remote. Los pasajeros de estas plazas traseras también pueden utilizar la nueva unidad de control táctil para manejar distintas funciones relacionadas con el sistema de infotainment, así como para realizar llamadas de teléfono privadas. El Rear Seat Remote, situado en el reposabrazos central trasero, cuenta con pantalla OLED, es extraíble y tiene aproximadamente el tamaño de un smartphone.

Los controles

En el A8, Audi lleva sus estándares de alta calidad a la era digital mediante un sistema de manejo radicalmente nuevo. El A8 prescinde del mando rotativo con touchpad de su predecesor, y el MMI touch se convierte en el nuevo MMI touch response. El centro del salpicadero está presidido por una gran pantalla táctil de 25,7 cm (10,1 pulgadas), que cuando está apagada se integra en el diseño para hacerse casi invisible dentro de un entorno negro muy brillante, gracias a su panel oscuro con forma de “T”. Cuando se inicia el sistema, aparece la interfaz de usuario, con gráficos nuevos y muy concisos. La estructura de los menús resulta muy intuitiva, como en un moderno smartphone. El usuario puede organizar libremente los iconos según su importancia.

El conductor controla el sistema de infotainment en la gran pantalla. Una segunda pantalla táctil situada en la parte central inferior se utiliza para el manejo del sistema de climatización, además de integrar otras funciones como la introducción de textos a través del sistema de reconocimiento de escritura manual. Cuando el conductor activa una función en una de las dos pantallas táctiles, recibe un clic a modo de confirmación. Este pulso se crea mediante un electroimán que mueve la pantalla montada sobre resortes desplazándola hacia un lado, aproximadamente el equivalente a la anchura de un cabello humano. Al mismo tiempo, un pequeño altavoz emite un sonido de conformación. Audi abre aquí un nuevo capítulo en cuanto a la experiencia de uso y manejo del sistema.

El A8 también puede conversar de forma inteligente. El conductor puede activar una serie de funciones mediante una nueva forma de control de por voz. La información de los destinos o las fuentes de música están disponibles bien a bordo o bien proporcionadas por una conexión a la nube con velocidad 4G. El conductor puede formular libremente comandos de voz mediante órdenes vocales, y el sistema reconoce frases como “por favor, llévame al Hotel Eurostars Madrid Towers, en Madrid”. Si es necesario, el ingenioso gestor de diálogo hace preguntas, permite correcciones, ofrece distintas opciones y también da paso al interlocutor cuando éste es interrumpido. Un volante multifunción y la instrumentación digital Audi virtual cockpit, de serie, completan el concepto de manejo y control.

Infotainment y Audi connect: una gran variedad de nuevas soluciones

El sistema MMI Navegación plus se basa en la última versión de la plataforma modular de infotainment, la MIB +2, que integra el avanzado procesador K1 de NVIDIA, socio de Audi. Un segundo procesador K1 genera los gráficos del Audi virtual cockpit, que ofrece una resolución full HD de 1920×720 pixeles. El módulo de transferencia de datos de Audi connect, que incluye un punto de acceso Wi-Fi, equipa al vehículo por primera vez con el rápido estándar de comunicaciones LTE Advanced.

El sistema de navegación optimizado del nuevo A8 es capaz de aprender basándose en las rutas por las que ya se haya circulado, de forma que el sistema puede hacer sugerencias inteligentes al conductor. El cálculo se realiza online en los servidores del proveedor de mapas de navegación HERE, teniendo en cuenta también datos de información de la situación del tráfico en tiempo real. También se incluyen en la vista de mapa detallados modelos 3D de muchas de las principales ciudades europeas.

La gama de servicios de Audi connect es muy diversa, incluyendo funcionalidades como la nueva radio híbrida que, dependiendo de la calidad de recepción, puede cambiar entre las bandas FM, DAB y emisoras online, y permite tanto llamadas de emergencia como de asistencia. El reconocimiento de señales de tráfico e información sobre peligros son dos innovadores servicios Car-to-X. El próximo año se añadirá el servicio de aparcamiento en la calle que, utilizando los datos de los vehículos conectados en red, facilitará la búsqueda de una plaza de estacionamiento.

La nueva aplicación myAudi app permite al usuario conectar directamente el vehículo con su smartphone y acceder a muchos servicios en red. Por ejemplo, a través de myAudi Navegación es posible planificar e iniciar una ruta en el dispositivo móvil, que se continúa en el monitor de a bordo cuando el usuario entra en el A8. Una vez alcanzado el final del trayecto, el smartphone puede continuar guiando al usuario hasta el punto de destino, ya sea a pie o utilizando el transporte público.

El sistema de audio Bang&Olufsen Advanced Sound System ofrece una nueva experiencia sensorial: por primera vez las plazas traseras también disfrutan del fascinante sonido 3D. La música se reproduce exactamente de la misma forma en la que fue grabada, por ejemplo, en una sala de conciertos. Gracias al Audi phone box y a la función de voz sobre el estándar 4G, incluso la telefonía alcanza un nuevo nivel en el A8 en términos de conexión y calidad de sonido.

Conducción altamente automatizada: tres nuevos sistemas Audi AI

El nuevo A8 es el primer vehículo de producción del mundo que ha sido desarrollado para una conducción automatizada condicionada de nivel 3. En autopistas y autovías de varios carriles con una barrera física de separación entre las dos direcciones del tráfico, el Audi AI traffic jam pilot se encarga de la conducción en situaciones de tráfico denso y a velocidades de hasta 60 km/h. El sistema puede iniciar la marcha desde parado, acelerar, controlar la dirección y los frenos, para mantener el vehículo en su carril. Si el conductor activa el asistente pulsando el botón AI situado en la consola central, puede levantar el pie del acelerador y retirar las manos del volante. A diferencia de la conducción automatizada de nivel 2, ya no necesita monitorizar el vehículo constantemente, y puede centrarse en otras actividades proporcionadas por las funciones del sistema de infotainment de a bordo, dependiendo de la situación legal en el país respectivo. El conductor debe permanecer alerta y ser capaz de asumir la conducción de nuevo cuando el sistema lo solicite.

La introducción del Audi AI traffic jam pilot requiere tanto claridad respecto a los parámetros legales en cada país, como unas pruebas y una adaptación específica del sistema. Además, deben tenerse en cuenta los diversos procedimientos de homologación en todo el mundo. Por estas razones, Audi iniciará la producción en serie del sistema Audi AI traffic jam pilot en el nuevo A8 de forma progresiva, dependiendo de la situación legal vigente en cada país.

Los nuevos sistemas Audi AI también incluyen el Audi AI remote parking pilot y el Audi AI remote garage pilot. Permiten realizar las maniobras de aparcamiento de forma extremadamente sencilla conduciendo de forma autónoma el A8 en espacios de estacionamiento en línea o en batería, así como en garajes o realizando la maniobra de salida de la plaza de aparcamiento. El conductor vigila las maniobras, pero no es necesario que permanezca en el interior del vehículo: ambos sistemas se pueden iniciar desde un smartphone a través de la aplicación myAudi. De forma alternativa, el conductor puede iniciar el Audi AI parking pilot con el botón AI situado en la consola central si todavía se encuentra al volante.

La base para el funcionamiento de estos sistemas de alta tecnología es el controlador central para los asistentes a la conducción, otra innovación de Audi. Con el tamaño aproximado de una tablet, fusiona continuamente los datos de los distintos sensores para crear un modelo diferenciado del entorno. Junto a los sensores de radar, la cámara frontal y los sensores de ultrasonidos, Audi también es el primer fabricante en utilizar un escáner láser. Además de a los sistemas Audi AI, la fusión de datos también beneficia a los sistemas de asistencia al conductor. El nuevo Audi A8 cuenta con más de 40 de estos sistemas a bordo, incluyendo el nuevo asistente de cruce, que detecta vehículos en intersecciones. Cada sistema hace uso del modelo del entorno del vehículo y, como resultado de su alta precisión, se opera de forma más efectiva.

Propulsión: tecnología mild-hybrid para una mayor eficiencia

El nuevo Audi A8 se lanzará en el mercado europeo con dos motores V6 turbo completamente rediseñados: el 3.0 diésel del A8 50 TDI y el 3.0 de gasolina del A8 55 TFSI. El TDI genera una potencia máxima de 210 kW (286 CV), y la versión TFSI rinde 250 kW (340 CV). Durante 2018 se añadirán nuevos motores, así como una variante híbrida enchufable.

Por primera vez, el nuevo Audi A8 equipa de serie un grupo propulsor electrificado. Para este fin, los motores están dotados tecnología mild-hybrid de hibridación ligera (MHEV), con un alternador accionado por correa (BAS) y una batería de iones de litio con 10 Ah de capacidad. El nuevo A8 puede circular en modo de marcha por inercia con el motor apagado a velocidades entre 55 y 160 km/h. Tan pronto como el conductor pisa de nuevo el acelerador, el BAS permite un arranque rápido y muy suave. El nuevo sistema de 48 voltios, que en el A8 funciona por primera vez como sistema eléctrico principal del vehículo, permite un alto nivel de recuperación de energía de hasta 12 kW, además de hacer posible que el sistema start/stop entre en acción desde una velocidad de 22 km/h. El efecto combinado de estas dos medidas reduce el consumo de combustible hasta en 0,7 l/100 km en condiciones de uso real.

Todos los motores funcionan de forma conjunta con un suave y rápido cambio tiptronic de ocho velocidades. Este último combina un amortiguador de torsión adaptativo en función de las revoluciones, que permite circular con el máximo refinamiento a muy bajas velocidades, así como una nueva bomba de aceite eléctrica para cuando el coche se desplaza en modo de marcha por inercia. El sistema de tracción integral permanente quattro con diferencial central autoblocante es de serie y, en las versiones MHEV, puede complementarse con el diferencial deportivo opcional. Distribuye el par de forma activa entre las ruedas traseras para ofrecer un comportamiento más deportivo y una mayor estabilidad.

Nueva dimensión: el tren de rodaje

Dirección dinámica a las cuatro ruedas, Audi AI active suspension, plataforma electrónica del chasis… Audi ha replanteado cada aspecto del tren de rodaje en su nuevo buque insignia. Las revolucionarias tecnologías y los sistemas de control aplicados lo hacen más confortable, seguro y deportivo. La dirección dinámica a las cuatro ruedas redefine los límites de lo físicamente posible al permitir que los ángulos de giro de las ruedas en el eje delantero y en el trasero puedan ajustarse de forma independiente uno del otro. Esto combina una respuesta ágil para el uso diario con una estabilidad superior.

La segunda nueva tecnología, Audi AI active suspension, es un sistema de suspensión electromecánico completamente activo. Utiliza actuadores eléctricos para elevar o bajar cada rueda de forma individual en función de las preferencias del conductor y de las condiciones de marcha, proporcionando así un control óptimo de la carrocería. El margen de funcionamiento abarca desde el suave confort de suspensión característico de una berlina de lujo, hasta el dinamismo de un deportivo. Para su regulación, el sistema de suspensión activa recibe las señales de la plataforma de chasis electrónico, cuya unidad de control gobierna también la dirección activa a las cuatro ruedas, el diferencial deportivo y la suspensión neumática. La energía proviene del nuevo sistema eléctrico de 48 voltios.

En los A8 equipados con Audi pre sense 360°, el sistema Audi AI active suspension también aumenta la seguridad pasiva. En el caso de un posible impacto lateral inminente cuando se circula a más de 25 km/h, la carrocería se eleva 80 mm en medio segundo, por lo que en la colisión intervienen zonas de la carrocería con mayor resistencia. La deformación del habitáculo y la carga que soportan los ocupantes, especialmente en las zonas pectoral y abdominal, pueden reducirse de esta forma hasta en un 50 por ciento en comparación con una colisión lateral en la que no se eleva la altura de la carrocería.


image002

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s