Prueba CarManía – Infinti Q60 S

Un verdadero pura sangre vestido de samurai

Definitivamente Infiniti ha crecido a un buen ritmo en nuestro país y lo ha hecho con productos que sobresalen, ya sea por comodidad, tecnología o incluso por propuesta que se diferencia en el segmento premium. Hoy el Q60 S es sin duda, una muestra de este poderío nipón que puede lograr posicionarlos en un mejor escalón en el ámbito deportivo y de performance.

Pero no haré más larga esta introducción y les platicaré mis impresiones de este gran coupé de la marca nipona. El exterior es insinuante, con líneas atractivas, sin ser caprichosas, pero le dan vida a todo el exterior, haciendo de este un auto llamativo y de muy buena vista. Empezamos con el frente y sus luces diurnas en LED, así como todas sus ópticas que presumen la misma tecnología de iluminación. Un frente extremadamente prominente, una parrilla enorme que enmarca perfectamente los faros y detalles aerodinámicos que dan paso a la primer insinuación de fuerza y poderío. Los costados son más limpios, con trazos tenues pero que destacan la silueta del Q60 S, líneas que denotan un gran cuidado al detalle por parte de los ingenieros, con piezas en fibra que hacen que luzca más deportivo e imponente. Los rines en color grafito agregan un poco de deportividad y agresividad a esas líneas que esculpen una figura atlética y sugerente. Pero definitivamente el remate en la parte trasera es de los mejores que he podido ver. Un spoiler discreto, nuevamente en fibra, las calaveras y esa forma caprichosa que continúa con la línea de cintura, los detalles en negro y su doble salida de escape, hacen de este Infiniti Q60 S un ejemplar digno de admirar, sólo con el diseño exterior. Pero creo que las sorpresas no pararán ahí.

El interior, luce un clúster de instrumentos y un centro de mando, por llamarlo de esta manera, como cualquier Infiniti, sus dos pantallas al centro para dividir la información del GPS, audio y configuración del auto. El clúster es de fácil lectura y el contraste de colores hace que sea fácilmente visible en cualquier condición de luz. Pero la combinación de texturas interiores, piel, aluminio, los dos tonos, hacen que en verdad luzca increíble. Yo no soy partidario de los autos blancos, pero creo que este Infiniti luce de maravilla, la combinación de interior rojo, ese tono de rojo, los rines grafito, la fibra de carbono y todos los detalles, hacen que el blanco en un auto por primera vez me parezca el color perfecto. Los asientos son una delicia, dan gran sujeción y soporte, además que la posición de manejo es muy buena, a pesar de ir muy abajo. En verdad, la combinación del exterior con esta configuración interior, hacen un paquete muy completo y competitivo.

Pero la mayor sorpresa de todas es al momento de encenderlo y escuchar ese motor V6 Twin Turbo hacer lo suyo. Es un 3.0 litros que entrega 400 hp @ 6,400 RPM con un torque de 350 lb·pie @ 1,600 RPM y promete un consumo combinado de 12.9 km/lt y en ciudad 10.8 km/lt. La opción de poder manejar con las paletas hace que sea una verdadera delicia, el rugir de este motor es una belleza y la aceleración podría decirles que hasta pareciera que tiene más caballos de fuerza. En verdad es un gran auto, que me sorprendió. Tiene tecnología de ventilación activa para jugar con su coeficiente de fricción y así sólo abrir cuando necesita mas aire y si no lo necesita se cierran mejorando dicho coeficiente.

En temas de seguridad, es uno de los autos más completos, tiene un sistema semi autónomo, y propiedades de seguridad muy interesantes. En el caso de Infiniti dicho paquete se llama Dynamic Safety Shield y cuenta con control adaptativo crucero, monitoreo de punto ciego y cambio de carril, bolsas de aire, entre otros. Sin duda, un auto muy completo mecánicamente y en cuestiones de seguridad completo para cumplir con un paquete muy interesante.

En resumen, es un auto insinuante y sexy, que se maneja de maravilla, es divertido y muy rápido. Su único detalle es que si vives donde hay muchos topes sufrirás un poco ya que es muy bajo y podría pegar. De no ser por eso en verdad que es un auto sorprendente que aunque a la dirección le podría falta un poco de comunicación hace las cosas muy bien, es reactivo y a nivel sensorial es un auto que llena los sentidos en todos los ámbitos. Sin duda un gran exponente de lo que un buen coupé debe ser y debe tener, además de que Infiniti no complica las cosas, sólo hay esta versión.

Precio unidad probada: $ 991,600*
*Precio puede variar después de esta publicación.

Luis de Mendieta
Twitter: @luisdemen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s