Saltar al contenido.

Nissan Skyline GT demuestra su relevancia histórica en el automovilismo deportivo

Durante más de medio siglo, las carreras automovilísticas han atraído multitudes en Japón y alrededor del mundo. Pero para los fanáticos de los deportes de motor, un gran premio destaca entre el resto: la reunión de 1964 en Suzuka.

Esa fue la fecha en la cual comenzó la leyenda de Nissan Skyline. La carrera GT-II y un equipo de vehículos Nissan Skyline GT se alinearon. Eran sedanes modificados pero estaban a punto de hacer lo impensable y desafiar a los campeones reconocidos del extranjero.

Estas unidades de Nissan Skyline GT contaban con un frente más largo y un motor recto de seis carburadores triples. Esta fue idea del ingeniero en jefe, Shinichiro Sakurai. Reunido con el No.39 que manejó en la carrera en 1964, Yoshikazu Sunako recuerda que al principio el auto modificado parecía estar lejos de ser perfecto.

“El balance corporal y los neumáticos no eran los mejores. Nos resbalamos en varias ocasiones, pero estos problemas en realidad resultaron ser buenos para nosotros”, dijo Sunako.

“Terminamos una vuelta en dos minutos, 47 segundos, y en ese momento me enorgullecía decir que este era el auto más rápido en Suzuka”, agregó Sunako. Toshiyuki Shiga, que una vez se desempeñó como director de Operaciones de Nissan, señaló que ese día decidió su camino en la vida.

“Tenía tan solo nueve años en ese momento, pero todavía recuerdo las grandes noticias”, dijo Shiga. “El año de 1964 fue el momento en que comenzó la motorización japonesa. Nissan siempre ocupó un lugar importante en los deportes motor.”

Casi 30 años después, el piloto veterano Kazuyoshi Hoshino, que se convertiría en héroe nacional en Daytona, dijo que Nissan Skyline también disparó su imaginación y fue esa la razón por la que incursionó en el automovilismo deportivo.

A pesar de que el resultado de Suzuka en 1964 no cerró con una victoria, inspiró el desarrollo de los autos de la serie Prince R380 que reclamarían el Grand Prix dos años después.

El vehículo No.39 es tan significativo hoy que hace unos años un equipo de voluntarios invirtió cientos de horas en restaurarlo, trabajando en el garaje patrimonial Zama de Nissan, donde se resguardó el auto hasta su regreso al hipódromo de Suzuka.

Este fue el automóvil que dio inicio a la historia de Nissan Skyline, una leyenda que ha continuado durante 12 generaciones.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: