El fabricante británico de automóviles Premium MINI, destaca el carácter deportivo de sus modelos actuales en el segmento compacto con un nuevo tipo de transmisión. Cambios de velocidad extremadamente rápidos, un nivel elevado de comodidad de cambios, y una eficiencia optimizada – éstos son los beneficios de la transmisión automática Steptronic de 7 velocidades con doble embrague, disponible para el MINI de 3 puertas, el MINI de 5 puertas y el MINI Convertible. También se ofrece junto con los tipos de motor seleccionados y como alternativa a la transmisión manual de 6 velocidades. La nueva transmisión de doble embrague proporciona una impresionante dinámica de cambios para un manejo divertido mejorado mientras que incluye todas las características de comodidad de una transmisión automática.

La transmisión de embrague doble es operada mediante una palanca de selección electrónica recientemente diseñada, la cual siempre regresa a su posición original después de cambiar entre la conducción en modo D, la posición neutral N y el modo de reversa. El bloqueo de estacionamiento se activa al presionar el botón P. El modo S se puede activar desde la posición D cambiando la palanca de selección a la izquierda: esto apoya un estilo de conducción particularmente deportivo y también permite la intervención manual en la elección de posición. El control electrónico de la nueva transmisión de doble embrague para MINI también incluye una estrategia de cambio basada en datos de navegación y soporta tanto la función de start/stop del motor como el modo de planeo para reducir el consumo de combustible y los niveles de emisiones.

Principio operativo tomado del automovilismo deportivo para un manejo divertido mejorado en el camino.

El principio del diseño de la transmisión de doble embrague fue adaptado directamente del automovilismo deportivo. Justo como en la pista de carreras, permite a los conductores de MINI efectuar maniobras de aceleración altamente dinámicas permitiendo cambios de velocidades ascendentes sin interrumpir el par motor. El conductor puede mantener el acelerador presionado mientras el control de la transmisión establece los puntos de cambio de manera altamente precisa dentro de sólo una fracción de segundo para que siempre esté disponible la velocidad ideal del motor después del cambio de velocidad para asegurar un incremento continuo de velocidad.

Esto es posible debido a la estructura específica de la transmisión de doble embrague. Ésta combina dos transmisiones parciales en una única cubierta. El elemento central del sistema está conformado por dos embragues húmedos, refrigerados por aceite: uno de éstos es responsable de las velocidades pares (2, 4, 6) mientras que el otro es responsable de las velocidades impares (1, 3, 5, 7) y de la reversa. Durante el viaje, uno de los dos embragues se abre y el otro se cierra. Éstos interactúan cuando el conductor cambia hacia arriba o hacia abajo: abrir un embrague activa el cierre del segundo al mismo tiempo.

Si el MINI acelera en la tercera velocidad, por ejemplo, ocurre una transmisión de potencia mediante el embrague relevante y la velocidad parcial para las marchas impares. Al mismo tiempo, el control de transmisión asegura que la siguiente velocidad requerida – en este caso, la cuarta velocidad – ya esté lista en la transmisión parcial responsable de las marchas pares. Lo único que se necesita hacer para cambiar la velocidad es abrir el embrague de la tercera velocidad y cerrar el de la cuarta velocidad. Esto sucede de manera simultánea sin ninguna interrupción de la fuerza de tiro – y toma menos tiempo del que se necesitaría para activar el pedal del embrague cuando se conduce con la transmisión manual.

El control de transmisión siempre sabe cuál es la marcha correcta.

Para tener la velocidad apropiada lista para el siguiente cambio, el sistema de control electrónico de la nueva transmisión de embrague doble analiza de manera permanente las intenciones del conductor y la situación en el camino. Este análisis incorpora la posición del acelerador, la velocidad del motor, la velocidad en el camino y el modo de conducción del MINI. Como resultado, se pueden realizar cambios rápidos de velocidad para responder de manera adecuada a cambios súbitos en la situación de conducción. Si la aceleración se debe interrumpir de manera inesperada, por ejemplo, la transmisión de embrague doble no necesita más que una fracción de segundo para cambiar a la siguiente velocidad descendente disponible en lugar de la siguiente velocidad ascendente.

La apertura y el cierre paralelos de los embragues hacen las maniobras de aceleración y desaceleración no sólo más rápidas, sino también más fluidas. En lo que respecta a la acústica, los cambios de velocidad sólo se pueden percibir en la sucesión rápida de cambios de revoluciones – y también se observarán en los movimientos abruptos de la aguja del tacómetro. Más aún, no hay reacciones de cambio de carga como las hay en conjunción con las transmisiones manuales.

Siete cambios de velocidad para un mayor manejo divertido y una comodidad mejorada.

El incremento en las posiciones de conducción a comparación de la transmisión manual de 6 velocidades beneficia tanto el aspecto deportivo como la comodidad de conducción. Las siete velocidades de la transmisión de doble embrague permiten una mayor extensión de velocidades, reduciendo así las diferencias en la velocidad del motor entre las varias posiciones de conducción. Junto con el enlace del motor directo que es característico de la transmisión de doble embrague, los pequeños saltos de revoluciones provocan un manejo divertido particularmente intenso al acelerar. Esto se aplica a los cambios automáticos en los modos D y S, así como a las intervenciones manuales en la selección de posiciones de conducción en el modo M. En el modo S, los cambios de velocidad ocurren en velocidades del motor incrementadas y con una mayor dinámica de cambios. En modo S, el conductor también puede cambiar de forma espontánea a los cambios manuales. Aquí, la selección manual de velocidades es secuencial. La palanca de selección se mueve rápidamente hacia el cambio descendente e incrementa ligeramente con el fin de moverse a la siguiente velocidad ascendente.

En el modo automático, el placer de conducción también se puede mejorar vinculando el control de transmisión con el sistema de navegación MINI opcional. La unidad del control de transmisión de doble embrague es capaz de recurrir a los datos de navegación para adaptar su estrategia de cambio a la situación determinada del camino. Al acercarse a una curva cerrada o a un cruce, por ejemplo, se hace un cambio descendente de manera oportuna para poder utilizar el efecto de frenado del motor para propósitos de desaceleración. Al pasar por dos curvas en rápida sucesión, la posición de conducción después del cambio descendente se mantiene para evitar cualquier cambio innecesario y asegurar que la velocidad ideal esté disponible para una aceleración potente al salir de la curva.

Al igual que un sistema convencional con convertidor de par, la transmisión de doble embrague también ofrece una función de desplazamiento sin activar el acelerador, incrementando así la comodidad al maniobrar o en tráfico pesado. El volante de inercia dual, con un péndulo centrífugo integrado desarrolla su efecto positivo al conducir a bajas revoluciones: equilibra la irregularidad rotacional en caso de una solicitud súbita del par motor, promoviendo así la comodidad de vibración y acústica al acelerar y salir del rango de baja velocidad del motor.

Eficiencia optimizada con función de start/stop del motor y modo de planeo.

Además, el sistema de control electrónico de la transmisión de doble embrague de 7 velocidades ofrece una gama amplia de funciones progresivas para incrementar la eficiencia del MINI. Para evitar un consumo innecesario de combustible al detenerse en cruces, por ejemplo, la transmisión de doble embrague también utiliza la función de start/stop del motor.

Más aún, la función de planeo está disponible en los modos de conducción MID y GREEN. Aquí, el tren de rodaje se desacopla tan pronto el conductor quita el pie del acelerador. Esto permite que el MINI ruede con el motor en ralentí – libre de cualquier efecto de frenado del motor y con un consumo de combustible mínimo. La función de planeo se puede adaptar de manera más precisa a la situación de conducción si el vehículo está ajustado con un sistema de navegación o con sistemas de asistencia para el conductor. Si hay necesidad de aplicar los frenos con base en los datos de navegación o las imágenes de la cámara, por ejemplo, porque el MINI se está acercando a un cruce o a otro usuario del camino, la función de planeo se suprime para poder utilizar el efecto de frenado del motor.

P90289023_lowRes_mini-7-speed-steptro

Anuncios

Escrito por Luisdemen

Ingeniero Mecatrónico, vagabundo en el mundo, amante & geek de los autos, creador y fundador de CarManía, amante de la tecnología, moda, relojes y el buen comer. Soñador alegre e incansable alma en busca de aventuras... Me puedes seguir en: Facebook: www.facebook.com/luisdemen Twitter: @luisdemen Instagram: @luisdemen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s