El nuevo CLS es un anticipo de la evolución de la filosofía de diseño de Mercedes-Benz, fácilmente reconocible por el diseño diáfano con líneas reducidas. Sus rasgos más llamativos son la forma de la parrilla, cuyo contorno se ensancha hacia abajo, y el frontal inclinado hacia delante. Otros elementos característicos son los faros anchos y de baja altura y los pilotos traseros divididos en dos secciones. Al mismo tiempo, su diseño retoma el carácter carismático e intemporal del primer CLS, que creó un nuevo segmento de mercado y se convirtió en muy poco tiempo en un icono del diseño. El CLS dispondrá de una gama nueva de motores: grupos de seis y de cuatro cilindros en línea, en versión diésel y de gasolina. Al igual que el modelo antecesor, el carácter de la tercera generación CLS encarna de forma ejemplar la deportividad refinada. El coupé es un vehículo altamente sugestivo, que convence con un excelente confort en trayectos largos y en materia de ruidos y que entusiasma con sus innovaciones.

Con la presentación del CLS en 2003, Mercedes-Benz fundó un nuevo segmento de mercado: el de los vehículos que combinan la elegancia y el dinamismo de un coupé con el confort y la funcionalidad de un sedán. Mercedes-Benz lanza ahora la tercera generación, apostando con más fuerza que nunca por el carácter carismático y singular del modelo referente. La línea de cintura arqueada, el perfil bajo y estilizado de las ventanillas laterales y la baja altura del habitáculo revelan que por las venas del nuevo modelo corre pura sangre CLS.

Al mismo tiempo, es un nuevo ejemplo de la evolución del canon de diseño basado en la claridad sensual. Se ha reducido sensiblemente la relevancia de las acanaladuras y las líneas en la carrocería. A esto se suman numerosos detalles de diseño que demuestran su pertenencia a la actual gama de coupés de Mercedes-Benz. Sus excelentes propiedades aerodinámicas quedan patentes en un coeficiente cx de 0,26.

Pero el CLS no es solamente deportivo, sino también confortable. Así lo demuestran el tren de rodaje AIR BODY CONTROL, el control de confort ENERGIZING y los sistemas de infoentretenimiento con In-Car-Office, integración de smartphones a través de Mercedes-Benz Link y recarga inalámbrica de estos dispositivos. El panel táctil con controlador situado en la consola central permite manejar numerosas funciones de confort y realizar ajustes, ofreciendo una respuesta táctil y acústica.

El CLS cuenta con un completo equipamiento de serie que incluye, entre otros, faros LED High Performance, llantas de aleación de 18 pulgadas con neumáticos más anchos detrás, detector de cambio de carril, indicador de velocidad límite, el visualizador de 12,3 pulgadas del sistema multimedia, iluminación de ambiente (incluyendo difusores de ventilación iluminados), servicios de Mercedes me connect y módulo de comunicación con LTE. Adicionalmente para el mercado español se añaden a la dotación de serie equipos destacados como: cámara trasera, banco trasero abatible en proporciones 40:20:40, sistema de navegación por tarjeta SD, molduras en madera de fresno gris de poros abiertos (incluyendo consola central) y los servicios Mercedes me «Ajustes del vehículo» y «Seguimiento del vehículo».

Exterior: deportividad refinada al estilo de los coupés de Mercedes-Benz

«El nuevo CLS es el arquetipo de los coupés de cuatro puertas y ha llegado a convertirse en un icono del diseño. De acuerdo con nuestra filosofía de diseño, recogida en el término claridad sensual, hemos apostado por el más absoluto purismo en su ADN, dotándolo al mismo tiempo de una carga emocional y belleza elegante», comenta Gorden Wagener, responsable de Diseño en Daimler AG.

Entre los detalles más llamativos del frontal cabe destacar la parrilla de efecto diamante con una sola lama típica de los coupés de Mercedes-Benz. La silueta de la parrilla se ensancha hacia abajo, imitando el perfil de la parrilla del Mercedes-AMG GT. El capó queda totalmente enmarcado por la superficie de la carrocería. Los faros anchos y muy estilizados, con laterales inclinados hacia el interior, reproducen el diseño dinámico de la parrilla.

Los rasgos más característicos del diseño lateral son la elevada línea de cintura —arqueada a lo largo de la carrocería— y el habitáculo de baja altura y estilo deportivo con ventanillas sin marco. El frontal inclinado hacia delante imita el perfil un tiburón, mientras el cofre completamente integrado en la carrocería prolonga visualmente su longitud.

Una característica típica del CLS son los musculosos hombros traseros, cuya línea se integra de forma fluida en la zaga baja. Entre los rasgos distintivos de los coupés de Mercedes destacan las luces traseras divididas en dos secciones, los reflectores traseros integrados en el parachoques, la posición de la placa de matrícula en el parachoques y la estrella situada en la tapa del maletero. Bajo este elemento se monta la cámara de marcha atrás, de serie para el mercado español.

Las luces traseras LED con diseño Edgelight producen con su efecto de cristal una imagen tridimensional similar a la de los faros delanteros. La posición baja de las luces acentúa la anchura del vehículo.

 

Anuncios

Escrito por Luisdemen

Ingeniero Mecatrónico, vagabundo en el mundo, amante & geek de los autos, creador y fundador de CarManía, amante de la tecnología, moda, relojes y el buen comer. Soñador alegre e incansable alma en busca de aventuras... Me puedes seguir en: Facebook: www.facebook.com/luisdemen Twitter: @luisdemen Instagram: @luisdemen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s