KIA Motors América (KMA) presentó hoy en el New York International auto Show el completamente rediseñado sedán KIA K900, estableciendo un nuevo estándar para el lujo. El nuevo modelo de segunda generación combina un diseño exterior digno y sofisticado, una cabina bellamente diseñada con materiales premium y performance que se ajustan a un sedán insignia de clase mundial. Reimaginado en todos los sentidos, el K900 trae consigo una serie de nuevos sistemas y características de seguridad, lo que lo convierte en el KIA tecnológicamente más avanzado de la historia.

Orth Hedrick, vicepresidente de planeación de productos de KMA comentó: “El totalmente nuevo K900 de 2019 es mucho más que un rediseño generacional, ya que presenta una nueva apariencia, sensación y carácter que su predecesor, conservando únicamente el nombre K900. Nuestros diseñadores e ingenieros han hecho un trabajo de reimaginación extraordinario con el K900 para cumplir totalmente con las necesidades y deseos de los compradores del segmento de los sedanes de lujo, con la promesa de una gran propuesta de valor que solo KIA puede ofrecer. El nuevo K900 es un impulso hacia un nuevo territorio y sirve como una evidencia más de que esta marca se está moviendo hacia adelante.”

Concebido y creado en el estudio de diseño de KIA en Corea y en estrecha colaboración con el estudio ubicado en Irvine, California, el nuevo K900 está programado para salir a la venta en los Estados Unidos durante el último trimestre de 2018.

Su costo será anunciado en fecha cercana a su puesta en venta.

Estilo señorial

Sofisticado y señorial, el completamente rediseñado K900 trae consigo una nueva redefinición del concepto de lujo ‘premium’ al portafolio de productos de KIA.

Aunque es un poco más largo y más ancho que el modelo saliente, este K900 se ve realmente más estrecho gracias a sus proporciones reinventadas, especialmente en lo que respecta a su perfil. Combinando un diseño bellamente equilibrado con líneas fluidas, superficies tensas y detalles geométricos, el K900 introduce un aire moderno de elegancia en el segmento del sedán grande. Los diseñadores de KIA se inspiraron en una ética de diseño que ellos llaman ‘La Sobriedad del Prestigio’, y esta filosofía que todo lo abarca se traduce en una sensación de solidez y volumen en un espacio exclusivo.

Basado conceptualmente en la forma siempre cambiante de la energía condensada, una nueva rejilla insignia ‘Quadric pattern’ es el punto focal del K900. Hay 176 “celdas” parecidas a joyas dentro de la rejilla, lo que sugiere que la energía liberada se acelera desde su centro de la misma manera en que las ondas en el agua se alejan del impacto de una salpicadura. Las líneas que fluyen con naturalidad se emanan de ésta área frontal, se elevan sobre la tapa del cofre, recorren los flancos y culminan en la parte posterior.

La parte trasera del K900 muestra una elegante presencia decorada con detalles llamativos. Las luces dúplex traseras comparten el lenguaje de diseño de los faros y las terminales de los tubos de escape integradas también están rematadas con cromo.

En su conjunto, el K900 es sobriedad, poder y presencia a partes iguales, todo ello dando una apariencia que recuerda a un traje finamente confeccionado sobre el bien proporcionado físico de un atleta.

Por dentro es un retiro de lujo

Elegante en su diseño, pero con un trazo minimalista, el interior del nuevo K900 proporciona al conductor y sus pasajeros con un pacífico espacio de retiro que es simple, moderno y confortable. La cabina se envuelve alrededor del conductor amplificando la sensación de aislamiento del mundo exterior. Una fina línea virtualmente ininterrumpida entre las puertas y el tablero de control crea un deliberado sentido de continuidad. Fluyendo desde el centro del tablero y hacia las puertas, las superficies están detalladas en una sofisticada combinación de materiales con aplicaciones de metal y una selección de maderas mate de poro abierto, como son: Nogal, Ceniza de olivo marrón, Ceniza de olivo beige y Madera trabajada. La suavidad de la piel en negro, beige, café expresso o café sienna en dos tonos, da balance a las superficies duras naturales.

La definición de lujo de KIA no se limita a los privilegiados, sino que es claramente una sensación de exclusividad lograda por acentos de buen gusto a lo largo de todo este espacio. El atractivo tablero es limpio y ergonómico, con un panel de instrumentos con tecnología avanzada y salidas de aire integradas. El conductor maneja el automóvil con un volante de cuero con calefacción y una perilla de cambio de velocidades montada en la consola central a juego.

El diseño de los asientos premium tapizados en piel logra lo último en lujo, así como un alto grado de durabilidad gracias a las pruebas de validación extremas en las áreas de UV, temperatura y humedad. También está disponible la piel Nappa Premium. Los asientos están bien contorneados y configurados para ofrecer la máxima sujeción y confort a la vez que se minimiza la fatiga de los ocupantes, ya sea que el K900 siga una línea recta cruzando una larga distancia o moviéndose ambiciosamente sobre caminos rurales con curvas. El acolchado en los “hombros” de los asientos, es una evocación del espíritu de la ropa usada por los reyes de Corea a lo largo de la impresionante historia del país.

Para compensar los climas fríos y cálidos, los asientos delanteros cuentan con calefacción y ventilación. El asiento del conductor disponible es ajustable en 20 posiciones y está equipado con refuerzos de ajuste y soporte lumbar con celdas de aire eléctricas y ajustes de hombro para una mayor comodidad. El pasajero delantero puede disfrutar de ajustadores de 12 posiciones para encontrar su punto de comodidad ideal.

De manera adicional, se han logrado mejoras sustanciales en la comodidad del asiento trasero con respecto al modelo saliente del K900. El asiento trasero del lado del conductor y el asiento trasero del lado del pasajero ofrecerán ajustadores disponibles de 12 y 14 posiciones respectivamente, así como capacidad de reclinación, reposacabezas de altura ajustable y asientos graduables hacia adelante / atrás, inclinación arriba / abajo. La calefacción y ventilación de los asientos traseros de los extremos son opcionales. Para mejorar la comodidad de los asientos traseros, se puede optar por controles de ventilación HVAC separados de los de los asientos frontales.

Para mayor comodidad y relajación, quienes manejan el auto, pueden adaptar la cabina del nuevo K900 de acuerdo con sus preferencias personales con un nuevo sistema de iluminación ambiental desarrollado en conjunto con el mundialmente conocido Instituto Pantone. De los 64 colores disponibles en total, Pantone creó siete configuraciones de color específicas, cada una con su propio mensaje y significado inspiradas en océanos, bosques, cielos, Aurora Boreal y otros aspectos de la naturaleza. Los elementos de iluminación se encuentran ubicados en áreas clave por todo el K900, incluida la consola superior, los paneles de las puertas y los espacios para los pies, tanto adelante como en parte de atrás.. Este sistema ayuda a los ocupantes a sumergirse en la cabina, haciendo del K900 un espacio rejuvenecedor de inspiración en lugar de solo un modo exclusivo de transporte. Un enfoque similar a la iluminación de la cabina se mostró por primera vez en la SUV concepto Telluride.

Y si acaso es necesario elevar aún más el estado de ánimo, el K900 cuenta con iluminación de interacción gracias a un Sistema Inteligente de control de iluminación que usa sensores de proximidad para aumentar un 20 por ciento la intensidad de la luz cuando se detecta la mano del conductor al buscar un interruptor en el tablero.

Aunque el K900 se enorgullece de no ser abiertamente lujoso, el único elemento de alta tecnología que denota un alto estilo de vida de alta tecnología es un reloj analógico especialmente diseñado y co-desarrollado por Maurice Lacroix, un símbolo de sofisticación de renombre mundial y la búsqueda de la perfección en la artesanía. Este atractivo reloj se encuentra en el centro del tablero y eleva de manera tangible el nivel de prestigio de la cabina.

Una auto insignia experto en tecnología

Como era de esperarse, el nuevo K900 viene equipado con una amplia gama de avanzada tecnología, conectividad y funciones de infoentretenimiento. La consola central cuenta con un dial de puerto táctil que es práctico e intuitivo para la operación del controlador de la pantalla táctil de la interfaz hombre-máquina (HMI) de 12.3 pulgadas, que muestra mapas, información de viaje, fuentes de audio, controles de clima y más.

Un sistema Premium Navigation, de nuevo diseño y basado en un módem, viene equipado con funciones mejoradas fáciles de usar a las que se puede acceder a través UVO luxe 1, de la sub-marca de KIA, dedicada exclusivamente a los propietarios de K900.

UVO luxe 1 ofrece un conjunto completo de características remotas a través de un módem incorporado en el vehículo y accesible una vez que se crea la cuenta UVO en el sitio web myUVO.com y el vehículo haya sido registrado. Las funciones telemáticas de UVO luxe 1 se pueden utilizar desde la computadora de escritorio, una tableta o la aplicación UVO 1 designada y los tres puntos de acceso permiten la puesta en marcha remota, la configuración preferida de la temperatura de la cabina o funciones fáciles de usar, como Find My Car. A los propietarios del K900 también se les proporciona el servicio de un representante accesible a través de una línea telefónica VIP. También hay conectividad total a través de Apple CarPlay y Android Auto, y como conveniencia adicional, se cuenta con un cargador inalámbrico de teléfono celular.

Al manejar el K900, el conductor se beneficiará ya sea de un conjunto TFT de instrumentos de 7 pulgadas de alta resolución de siete pulgadas o de un grupo de instrumentos TFT a color de 12.3 pulgadas, disponible con gráficos diferenciado por el modo de manejo seleccionado (Comfort, Eco, Sport o Custom). Más allá de los medidores, hay disponible un Head Up Display (HUD) de 9.7 pulgadas, rebosante de contenido relacionado con la velocidad, navegación, audio y sistemas de asistencia al conductor y que le permite al conductor enfocar totalmente su atención en el camino.

Como parte del avanzado sistema de asistencia al conductor (ADAS por sus siglas en inglés), el K900 cuenta con el Surround View Monitor (SVM), que al hacer uso de 4 cámaras proporciona con las imágenes de las cámaras unidas una vista de 360 grados. El monitor de punto ciego (BVM) le da al conductor, en el conjunto de instrumentos, las imágenes de los carriles adyacentes y es activado por la palanca de señales direccionales. Al emplear los sensores de punto ciego, el K900 mejora la atención visual y ofrecer un volante háptico que alerta al conductor por medio de una vibración en caso de que se detecte la presencia de otro vehículo u objeto.

Adicionalmente, en el avanzado sistema de asistencia al conductor, el K900 cuenta con asistencia para mantener el carril (LKAS), asistencia para evitar colisiones al frente (FCA) y alerta al conductor (DAW), esta última ha sido diseñada para motivar al conductor a detener el vehículo y tomar un descanso si se detecta falta de atención o fatiga al monitorear los patrones de conducta del conductor. Otros sistemas significativos integrados son: alerta de tráfico trasero cruzado (RCAA) que puede aplicar automáticamente los frenos en caso de que se detecte el cruce de un objeto cruzando por detrás del vehículo a una distancia determinada, asistencia de salida segura que al abrir las puertas del vehículo detecta los peligros potenciales, incluyendo los autos que pasan, ciclistas o peatones y la ayuda de mantenimiento de carril (LFA) que proporciona hasta cierto punto un control del volante bajo ciertas circunstancias durante la operación del avanzado control inteligente de velocidad crucero (ASCC) y que se basa en el análisis de la traza de los carriles y de la información proveniente del radar que detecta la actividad al frente.

Una experiencia de manejo totalmente inmersiva únicamente puede estar completa con la acústica apropiada y el K900 cuenta con sonido premium a través del sistema de 17 bocinas y 900 watts de salida Harman Kardon/Lexicon, el sistema de audio más poderoso de KIA hasta la fecha y en el que se destaca la tecnología del sistema QuantumLogic Surround Sound y la tecnología Clari-Fi. QuantumLogic extrae las señales de la grabación original y las distribuye auténticamente en un entorno multidimensional claro, refinado y lleno de detalles.

QuantumLogic también ofrece selecciones modales que incluyen: Stereo Mode, Audience Mode y On Stage Mode, que resalta en 360 grados la instrumentación, lo que hace que los escuchas se sientan en el escenario junto con el artista. Simultáneamente, Clari.Fi trabaja en tiempo real reconstruyendo los detalles de audio que se pierden en la música comprimida de forma digital.

Tren motriz de clase mundial

El K900 se ha convertido en una máquina de conducción verdaderamente sofisticada impulsada por un motor V6 biturbo de 3.3 litros, y es el mismo motor que se encuentra presente en el aclamado Stinger fastback sport sedán de la marca. Este motor de clase mundial produce 365 caballos de fuerza 17 y 376 lb / ft de torque y recientemente fue nombrado en la lista de Ward’s de los 10 Mejores Motores por su excepcional capacidad de respuesta y refinamiento. Los dos turbos gemelos de desplazamiento rápido están integrados en el colector de escape para una mayor durabilidad. La sincronización de válvula variable continua (CVVT) funciona perfectamente en tándem, lo que resulta en una entrega de potencia óptima e instantánea.

Dado que los motores turbo suelen generar más calor que los motores sin turbo, se requería un sistema de enfriamiento robusto. Para enfrentar el desafío de ambientes extremos, el equipo de desarrollo de KIA superó los objetivos internos y diseñó un sistema que utiliza un radiador más ancho para la refrigeración y un flujo de aire más eficientes, y adoptó un ventilador con motor eléctrico sin escobillas de 600 vatios de alta capacidad.

Con el objetivo de proporcionar el más alto nivel de calidad y durabilidad, KIA llevó a cabo pruebas y validación en entornos extremos en todo el mundo.

El motor se acopla con una transmisión automática de segunda generación de 8 velocidades y desarrollada por la empresa para administrar todo su poder de una manera suave y sin problemas. El selector de cambios Shift-by-Wire es estándar y no requiere mantenimiento programado en condiciones normales, la transmisión es excelente para la conducción diaria. Al mismo tiempo, esta caja de cambios permite cambios rápidos y seguros durante una conducción más enérgica.

Para una dosis adicional de rendimiento, manejo mejorado, estabilidad y agilidad, el K900 está equipado con un sistema estándar de tracción Dynamic Torque Vectoring Control en las cuatro ruedas en todo momento, mismo que está ajustado y controlado electrónicamente en función a las condiciones de la carretera. Siguiendo al Stinger, el K900 se convierte en la segunda aplicación de este sistema fabricado internamente y eleva la tracción y el manejo para ayudar al K900 a competir contra sus pares europeos premium. Diseñado para mejorar el rendimiento en una variedad de entornos, distribuye libremente el torque entre las ruedas delanteras y traseras, y dependiendo de las condiciones imperantes, también puede enviar potencia de un lado a otro. Si el sistema detecta un deslizamiento, la potencia se dirige sin problemas hacia las ruedas delanteras o traseras, dependiendo de la situación de manejo. Hasta el 50 por ciento del torque se puede distribuir a las ruedas delanteras, y en el modo Sport, hasta el 80 por ciento de la potencia se puede dirigir a las ruedas traseras.

Dinámica del vehículo

La ecuación de desempeño del sedán fue puesta a punto en una variedad de ambientes, bajo la supervisión de Albert Biermann, presidente de KIA en el área de prueba de vehículos y desarrollo de alto desempeño.

Biermann declaró: “La meta para el K900 era la obtención de confort confiable en las carreteras y para lograrlo nos enfocamos en cuatro categorías principales: manejabilidad, NVH, confort y precisión en el manejo.”

Una distancia entre ejes más larga y su tamaño más ancho le proporcionan mayor control y estabilidad además de un desplazamiento más suave. Con respecto al K900 previo, el chasis ha sido endurecido, con lo que se ha logrado un cuerpo más rígido y también con mayor rigidez lateral delantera y trasera gracias a un mayor uso de adhesivos estructurales: 676 pies para el nuevo modelo contra los 279 pies del K900 saliente. Con sus 25 piezas estampadas en caliente, la mayor cantidad que cualquier vehículo KIA, el nuevo K900 tiene cuatro veces más estampado en caliente que antes. La rigidez torsional aumentó en un 33 por ciento con respecto al K900 saliente, lo que ayudó a darle al vehículo una sensación más sólida y premium en la carretera. El K900 apunta a una calificación TSP + del Instituto de Seguros de Seguridad en las Carreteras (IIHS) y una calificación de choques de cinco estrellas de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA).

Aerodinámicamente, el K900 utiliza una cortina de aire en las ruedas para minimizar los vórtices dentro de los arcos de las ruedas introduciendo aire desde la defensa. Además, los paneles inferiores de la parte inferior reducen la resistencia al aire al “enderezar” el flujo de aire debajo del vehículo. Y una aleta de aire activa reduce aún más el arrastre dependiendo de la velocidad de conducción. El resultado final es un coeficiente de arrastre de .27 Cd.

Y cuando se trata de ruido, vibración y aspereza (NVH), el K900 ya es conocido por ser increíblemente silencioso pero una mayor absorción del sonido siguió siendo un objetivo primordial para el modelo completamente nuevo. Esto se llevó a cabo con el uso de aislamiento nuevo y mejorado en toda la estructura del vehículo, incluyendo el cortafuegos del compartimento del motor, el panel tipo sándwich del asiento trasero, la cubierta del suelo y la almohadilla de vibración detrás del revestimiento del techo. Una película acústica en el parabrisas y los cristales laterales frontales amortigua dramáticamente la cabina, al igual que el uso de rines con cámaras de resonancia, bandas de plástico dentro de los rines que reducen el ruido de la carretera al conducir.

Para un automóvil grande, disfrutar de un manejo preciso y una sensación de agilidad no es una tarea fácil. Para ese esfuerzo, la geometría de la suspensión independiente en las cuatro ruedas del K900, que incluye un nuevo diseño frontal multienlace, tiene como objetivo ofrecer un cambio más rápido para una experiencia de conducción más deportiva y enérgica. El sistema está diseñado para mejorar la estabilidad de conducción y la agilidad de la dirección aumentando la rigidez del conjunto del eje delantero y trasero. La suspensión electrónica controlada disponible (ECS) está ajustada para maximizar el placer de conducción y aumentar el rendimiento. La ECS ayuda a reducir las variaciones en la carga de la rueda, complementando la tracción y reduciendo los movimientos del chasis. Un sistema de amortiguación interno utiliza sensores de aceleración de la rueda para detectar caminos en mal estado y responde en consecuencia modulando el ajuste de la suspensión.

K900 utiliza un conjunto de dirección electromecánica asistida, montado en una estructura diseñada para aumentar la agilidad y la comodidad. Equipado con una dirección estándar de relación variable, el sistema ofrece una sensación descentrada “más lenta”, lo que proporciona una mejor sensación de estabilidad, especialmente durante la conducción a alta velocidad.

La fuerza de frenado suave y lineal con confianza definitiva es el resultado de un caliper delantero de cuatro pistones en combinación con una configuración de calipers traseros de dos pistones. Los conductos de refrigeración debajo de la carrocería guían el aire para enfriar los frenos y mejorar el rendimiento.

El frenado lineal y suave confiable es el resultado de un sistema de control de calipers de 4 pistones al frente que actúan en combinación con los calipers traseros de dos pistones. Los conductos de refrigeración debajo de la carrocería guían el aire para enfriar los frenos y mejorar el rendimiento. El sistema presenta un control estándar de freno en las vueltas y de uno de compensación de desvanecimiento del frenado, ambos están diseñados para aumentar automáticamente la presión hidráulica en el sistema de frenado a medida que aumentan las temperaturas del rotor para mantener una sensación de pedal de freno más consistente en ciertas circunstancias. Esto da como resultado una sensación de detención más lineal. También hay una función de secado de freno que se puede aplicar periódicamente a los frenos (indetectable para el conductor) para eliminar la acumulación de agua y mantener el rendimiento constante en determinadas condiciones.

El efecto acumulativo de estos esfuerzos da como resultado la experiencia de un manejo más confiable y refinado, buscado y apreciado por los compradores inteligentes del segmento de los sedanes de lujo.

El totalmente nuevo K900 se fabricará en Corea y será puesto a la venta en algunos mercados globales a partir del segundo trimestre de 2018.

Anuncios

Escrito por Luisdemen

Ingeniero Mecatrónico, vagabundo en el mundo, amante & geek de los autos, creador y fundador de CarManía, amante de la tecnología, moda, relojes y el buen comer. Soñador alegre e incansable alma en busca de aventuras... Me puedes seguir en: Facebook: www.facebook.com/luisdemen Twitter: @luisdemen Instagram: @luisdemen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s