Desde 2013 convivimos con la tercera generación del Mazda 6 y que durante el último año y medio ha venido “peleando” con cierta desventaja frente a sus competidores de segmento, ya era hora de que le tocara una renovación.

Hay ocasiones en donde la “actualización de media vida”, “face lift” o como quieran decirle trae consigo cambios más profundos que los estéticos y vale la pena destacarlos.

Es así que vemos como este modelo comienza a integrar elementos ya presentes en otros vehículos de la marca que forjan la nueva identidad visual para los próximos años, el ya conocido diseño Kodo. Pero principalmente hay cambios que no se ven y que permiten al Mazda 6 manejarse mejor, ser más eficiente, seguro y sobre todas las cosas potente.

Mazda México nos preparó un recorrido ideal para este primer contacto que permitiría probar a conciencia distintos aspectos del uso en ciudad y carretera; porque a veces no importa llegar rápido sino más bien tomar el camino con más curvas.

En términos estéticos, la verdad que no había mucho que hacerle a un modelo que en mi particular opinión ya se veía bien; no obstante, ello con sutiles detalles como una parrilla mas robusta que le da un carácter fuerte, y los faros alargados que se unen a ella cumpliendo con la filosofía de la marca de verse en “movimiento”.

Por detrás veremos igual una línea que une sus calaveras y resalta el cambio del color en la parte baja de la facia que abandona el negro y es homogénea con el color del resto del chasis.

Lo primero que nos sorprendió fueron los interiores que con detalles como los renovados asientos que son más acolchonados permitiendo un mejor soporte y confort tanto en viajes cortos como largos; y en esta versión no sólo calefaccionados si no también ventilados. Vamos que hasta en las plazas traseras están calefaccionados los asientos (aunque si tienen calor todavía carecen de mandos de aire acondicionado independiente).

Un head up display que ayuda a no quitar la vista del camino e incluso funciona en conjunto con el sistema detector de punto ciego y nos indica ahí mismo en el parabrisas de que lado está apareciendo el auto. Incluso podemos ver si nos estamos saliendo del carril, gracias al asistente con el que cuenta el vehículo para tales efectos y que agradecemos además no es tan intrusivo con el volante. Y para el tráfico la incorporación de la función auto hold en el freno.

Para aquellos fanáticos de la conectividad les decimos que a partir del mes de Septiembre ya podrán elegir por equipar a sus Mazda 6 con Apple Car Play o Android Auto; sin embargo, para quienes no se puedan esperar también podrán solicitar su instalación retroactiva con costo.

Es imposible no destacar dos elementos fundamentales, el primero la increíble insonorización del habitáculo no se permea nada del ruido exterior, y sólo a muy altas velocidades apenas un poco de ruido proveniente del viento rozando los espejos. Eso también habla de una calidad de ensamblaje óptima que es a prueba de México y su caminería.

La otra es la suspensión que es sumamente suave pero no por ello impráctica, ya que permite circular por la ciudad en empedrados, pasar topes, baches y lo que se les ocurra sin sentir que se nos están cayendo las amalgamas de las muelas más cuando calza unas llantas de diseño moderno, pero de tamaño de 19 pulgadas.

Pero lo que más me sorprendió (y me tomó un par de curvas tomarle la confianza porque no podía creer) es la capacidad de agarre y como el G-Vectoring funciona a la perfección para poder, aun entrando rápido a una curva, salir sin problemas.

No es fácil predecir que un auto que se comporta tan civilizado en un manejo normal de ciudad puede comportarse tan preciso con un manejo un poco más agresivo.

Los que no tienen tan claras las cosas se mostraron desilusionados porque a pesar de la inclusión del turbo; la cifra de caballos de fuerza no sea tan “significativa”, pero ahí es donde está el error porque no todo en la vida son cifras astronómicas, y aun teniéndolas lo que importa es como se pueden llevar y que tanta satisfacción brindan al conducir.

El motor es el mismo que utiliza el CX 9, pero ajustado para la calidad de la gasolina que se vende en nuestro país por eso la diferencia en los caballos de fuerza respecto a los ofrecidos en otros mercados. Aquí llegará con 228 versus los 250 de otros países.

En este caso el turbo que sólo viene en la versión Signature, le permite al Mazda 6 sentirse “vivo” y responder de manejar ágil al mandato del pie derecho del conductor, pero sin un lag marcado, el cual se agradece mucho, pero sobre todo un torque que te sorprenderá y no es para menos con las 310 libras pie que genera desde las 2,000 RPM.

La atención radica en todos los detalles y es así que la mancomunión de un motor finamente ajustado para satisfacer al mercado, que brinda la potencia necesaria y justa, que además contamina menos y que por sobre todas las cosas es eficiente en el consumo de gasolina, lo convierte en una combinación ideal.

Como reza el viejo dicho “si algo funciona bien, no lo toques” asi que su caja de velocidades de 6 relaciones que funciona de maravilla tanto en cambios ascendentes como descendentes se mantiene. Creemos que no hay necesidad de agregar más velocidades, no le hace sentido y solo lo volvería sonso y desaprovecharía el trabajo de los ingenieros.

Su chasis también fue revisado mejorando su rigidez, disminuyendo vibraciones que permiten un andar mas placentero y con un mejor control para el conductor. Son de esas mejoras realmente palpables.

Coincidimos con varios colegas al respecto que con el auge en ventas de los SUV (camionetas) los sedanes han perdido un poco el sentido o protagonismo que alguna vez tuvieron; incluso dentro de Mazda hoy en día el más vendido es el Mazda 3 pero no está tan lejos el momento en el que el CX-5 ocupe ese lugar.

En palabras de Miguel Barbeyto (Presidente de Mazda México) esperan para finales de año el 50% de las ventas de la marca en el país sean principalmente de SUV’s, ustedes dirán están locos, pero les podemos confirmar que al cierre del primer trimestre del 2018 esa cifra se sitúa en un 47%. Y es que no lo podemos negar y seguramente ustedes también lo ven en la calle donde cada día vemos circulando más CX-3 y CX-5.

Se redobla la apuesta y ayuda a despejar dudas a aquellos que no creían que Mazda busca un espacio dentro de las consideradas premium en el país, y es así que vemos como la versión Signature se encarga de traernos un set completo de acabados, materiales de primera calidad y un motor que opaca a la competencia directa y pone en aprietos a los de otro segmento “superior”.

Este modelo obviamente no tiene la importancia en volumen de venta que otros de sus hermanos, sin embargo, no hay que olvidarse que todavía hay un segmento de la población que disfruta de este tipo de vehículos, del confort y elegancia que le brindan y que sin duda serán los más agradecidos con este rejuvenecimiento.

A pesar de no ser el mejor inicio de año para la industria, hay algunas marcas que no se están viendo tan afectadas por la incertidumbre que se presenta entre tratados de libre comercio y quien será el próximo Presidente de la República. Mazda es una de ellas y lo demuestra con sus buenas cifras de venta y nulo inventario “parado” en agencias; para los mas observadores no pasará desapercibido que es de las pocas que no ofrece grandes descuentos u ofertas para buscar más clientes.

Hace poco informamos sobre el premio otorgado por J.D. Power a Mazda México, es la quinta vez que alzan el trofeo de “Índice de Satisfacción del Cliente en Ventas” y eso no es más que el resultado de buenos productos y una línea de trabajo que cumple con lo que promete.

Pero lejos de reposar en los laureles de la victoria y dejarse endulzar los oídos con felicitaciones, Barbeyto aclaró “debemos seguir enfocados en resultados y festejaremos doblemente cuando tengamos el reconocimiento también en postventa”.

De las 57 distribuidoras que hay en el país, para finales de año se espera que al menos 25 de ellas ya estén modernizadas y bajo el nuevo esquema de identidad de la marca y la tarea seguirá hasta completarlas el próximo año; está claro que quieren seguir haciendo bien las cosas y que su enfoque los llevará a buen puerto.

Versiones y precios

  • iSport – $395,900
  • iGrand Touring – $445,900
  • iGrand Touring Plus – $495,900
  • Signature – $555,900 (versión puesta a prueba)

Nicolás Bachechi Pavóne
Team CarManía

 

Anuncios

Escrito por Luisdemen

Ingeniero Mecatrónico, vagabundo en el mundo, amante & geek de los autos, creador y fundador de CarManía, amante de la tecnología, moda, relojes y el buen comer. Soñador alegre e incansable alma en busca de aventuras... Me puedes seguir en: Facebook: www.facebook.com/luisdemen Twitter: @luisdemen Instagram: @luisdemen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.