Suzuki Swift Boosterjet Sport: un parteaguas en el segmento de los “Hot Hatch

Hace exactamente un año Suzuki Méxiconos presentaba la tercera generación del Swift que incorporaba novedades en términos de motorización además de los obvios estéticos; y aunque el producto continuaba siendo bueno y daba pelea a la competencia las interrogantes y expectativa de todos estaban enfocadas en cuando llegaría su versión Sport.

Por fin ese día llegó y tuvimos chance de probarlo de una manera aunque tradicional, bastante peculiar. Si a ti también te urge conocerlo, a partir del 7 de Junio estará disponible en todas las agencias del país. Incluso habrá una partida especial con distintivos estéticos para las primeras 110 unidades, estos constan de unos Stickers laterales con la leyenda Boosterjet y un kanji (sinograma de escritura japonesa) que significa Potencia.

Así fue que temprano en la mañana luego de un briefing de seguridad partimos desde el centro de Morelia rumbo a El Mirador de Mil Cumbres un trayecto de 133 kms. que sería nuestro primer contacto para de alguna forma probarlo en ciudad y carretera.

El interior nos presenta unos asientos que podemos denominar como semi butacas deportivas que contra todo pronóstico resultaron ser muy cómodas en ciudad y durante horas en carretera, además de brindar la sujeción lateral necesaria en curvas pronunciadas.

Paisajes únicos como el del Lago Cuitzeo nos preparaban para lo que sería una experiencia única (al menos para mí); poder recorrer el mítico tramo de la carretera de Mil Cumbres, el mismo que utiliza la legendaria Carrera Panamericana.

Sin duda como todo entusiasta automotriz, también nos atraen las competencias y en particular el poder disfrutar de un tramo como este, plagado de curvas abiertas, cerradas, ciegas, chicanas, brincos, desniveles, cambios de altura, pavimento resbaladizo y hasta animales sueltos… en fin tramo muy exigente tanto para conductor como para el vehículo que lleves y en donde un error puede costarte muy caro. El trayecto fue controlado en todo momento y cerrado para tales efectos por la Policía Federal.

Aprovechando la experiencia de nuestro compañero de ruta durante el primer tramo pude ir viendo no solo el trazado, si no también el comportamiento del auto de adelante y al mismo tiempo como se comportaba el nuestro.

Aquí es donde vale la pena destacar el buen trabajo que realizaron los ingenieros de Suzuki al desarrollar y agregar una nueva barra estabilizadora con soportes adicionales a la suspensión trasera que sumado al uso de amortiguadores deportivos marca MONROE lograron que mas de uno se preguntara simplemente si de verdad habían montado una barra de torsión o era independiente.

Dependiendo del tipo de manejo y la técnica para tomar las curvas si optábamos por frenar tarde para llevar el peso hacia adelante, la parte trasera se deslizaba y nos permitía mediante una pequeña corrección con el volante y acelerador salir rápido. Incluso corregir algún leve subviraje que pudiera presentarse.

La otra opción más “prolija” es frenar en línea recta previo a tomar la curva y así evitar que la transferencia de peso intervenga en la dirección del vehículo, para así trazar la curva y apuntar hacia la salida de la curva, acelerando antes sin perder tanto tiempo.

En cualquier caso, el auto se comportaba de forma muy ágil, predecible y sobre todo con un alto límite que permite disfrutar (en demasía) de cualquier tramo sinuoso de carretera.

Está tan bien balanceado que permitió corregir algún exceso de confianza de nuestra parte al entrar muy rápido a alguna curva y sobre la marcha poder salir sin sobresaltos ni perder el ritmo de la caravana.

Vamos que ni los frenos sufrieron algún tipo de fatiga, algo que sin duda me dejo gratamente sorprendido. De igual forma mucho ayuda el que monte llantas Yokohama Advan A13 Ultra High Performance que con su treadware de 180 literal hacen que el auto vaya sobre rieles.

Para nuestra suerte pudimos obtener la caja de velocidades con cambios manuales (seis) y vaya que es precisa con recorridos cortos que permiten realmente sentirse como un pequeño auto de carreras, el clutch con un corte alto sin embargo lo vuelve cómodo en el uso citadino.

Pero a no descartar la opción automática de seis velocidades y paletas al volante porque para la segunda parte de nuestro recorrido que implicaba un tramo quizás menos exigente pero no por eso fácil desde Mil Cumbres pasando por Los Azufres hasta llegar a Toluca. En estos tres destinos comprobaríamos otra vez la versatilidad del Swift Sport.

Vale la pena explicar una vez más para aquellos que aún todavía se dejan apantallar por grandes cifras de caballos de fuerza; eso es solo una parte de la ecuación y claro que puede ser importante pero no lo es todo.

Hay otros factores que considerar en la ecuación como la relación peso potencia, los ajustes en la suspensión, frenos, las relaciones de su caja de velocidades y hasta en lo aerodinámico y coeficiente de resistencia.

En el Swift Sport están todos presentes ya que es una ecuación perfecta con un vehículo que pesa 970 kgs. un motor que entrega 138 caballos de fuerza y 170 libras pie de torque lo ponen en un escalón por encima de todo lo que conocemos … pueden no ser cifras que sorprendan si las consideran fríamente, pero lo que derrocha este auto es simplemente un sinfín de sensaciones que nos dejaron extasiados.

Se trabajo en el chasis o bastidor para darle la rigidez necesaria, en hacerlo perder peso y sobre todo volverlo un poco más ancho todos cambios pensados para un mejor manejo.

Aunque su pequeño motor turbo de 1.4 litros puede parecer poco, es un auto que pesa menos de una tonelada y su relación de peso/potencia es de 7.02 kgs. por cada caballo. Y este auto demuestra claramente que no importan mil caballos de fuerza si no como desplazas ese peso y vaya que lo hace muy bien.

Y el turbo, literal pensarás que no está ahí ya que la forma en la que entrega la potencia es muy progresivo y lineal. Sin lag, incluso en las recuperaciones está toda la potencia ahí, tanto que si eres agresivo aun en segunda velocidad entrará el control de tracción.

Es como la receta de la abuela, si la sigues tendrás un excelente platillo y aquí lo hicieron, porque desde la posición de manejo, el poder ajustar el asiento en altura y hasta el volante en profundidad, la buena visibilidad, la comunicación del volante, rapidez y precisión de la transmisión y fiabilidad de los frenos hacen del Swift una comida de degustación gourmet de varios tiempos; donde no importa que te sirvan será delicioso.

La clave, aunque suene ya como una frase trillada es que te da más valor por tu dinero … y te explicamos porque de nuestra afirmación.

El asunto es que podrás utilizar al Swift Sport en tu rutina de transporte diaria al trabajo plagada de trafico pesado, topes, baches y más trafico (aquí es donde la opción del automático toma mucho sentido) y sin embargo si te escapas el fin de semana y para llegar a destino debes de tomar una carretera plagada de curvas disfrutarás enormemente de las capacidades del Swift.

No pega en topes, su suspensión es firme para uso rudo, pero no tanto como para ir padeciéndola en la ciudad y lo mejor de todo su consumo de gasolina es increíble ya que abusando del acelerador no obtuvimos consumos menores a 10 kms por litro y ya en carretera se mantuvo en el rango de los 11.5 kms por litro.

Es que ahí está el quiddel asunto, el confort y practicidad que necesitas el 95% de las veces en tu vida cotidiana no está peleada con la deportividad y manejo que te regala el 5% que puedes llegar a usarlo ya sea en carreteras sinuosas o si eres como los entusiastas de los distintos Clubs que existen en el país que hasta los meten a pista.

Incluso si realmente no te interesa corretearlo, verás que hasta para un uso “normal” (sea lo que sea que signifique eso) está a la altura con buen equipo de seguridad, una cabina espaciosa, pantalla con compatibilidad para los sistemas operativos actuales y aunque para muchos el uso de plásticos duros es reprochable, los mismos tienen un buen ensamblaje y se aprecian de buena calidad.

Vamos que es el auto que tu señora no te pondrá pero alguno para comprarte, porque al final del día aunque sus salidas de escape dobles, detalles en símil fibra de carbón y stickers digan lo contrario sabe ser un auto práctico y está en tí cuando asi lo quieras sacar ese lado salvaje y disfrutarlo.

Sin duda no queda mas que agradecer a Suzuki México  por esta maravillosa experiencia a bordo del que creemos será un éxito de ventas en el país. Donde hoy por hoy no tiene un rival directo pero si varios a quienes “molestar” por su desempeño e increíble precio.

Nobleza obliga también, darle el merecido reconocimiento a los distintos elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán y en específico a la Policía Federal que nos brindó soporte durante los 457 kms. recorridos. La convivencia con ellos demostró una vez más su profesionalismo.

Esperamos pronto poder traerles este modelo en específico en una de nuestras pruebas CarManía para que lo conozcan a detalle; en lo que eso sucede los invito a leer el siguiente artículo que contiene más información sobre el Swift Boosterjet Sport.

Nicolás Bachechi Pavone
CarManía TEAM

 

11_MercedesClaseC_bannerReforma_640x200

 

Anuncios

Escrito por Luisdemen

Ingeniero Mecatrónico, vagabundo en el mundo, amante & geek de los autos, creador y fundador de CarManía, amante de la tecnología, moda, relojes y el buen comer. Soñador alegre e incansable alma en busca de aventuras... Me puedes seguir en: Facebook: www.facebook.com/luisdemen Twitter: @luisdemen Instagram: @luisdemen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.