Las grandes ciudades se caracterizan por nunca estar en calma, por su movimiento constante donde miles de personas se transportan a diferentes lugares utilizando el auto, como principal medio, o cualquier otro método, lo cierto es que ante tal cantidad de viajes diarios, los accidentes vehiculares desafortunadamente están a la orden del día.

En México, el año pasado se contabilizaron aproximadamente 32 accidentes viales, con víctimas mortales, en los cuales estuvo involucrado un vehículo automotor; mientras que cada año fallecen más de 11 mil personas a causa de percances viales, de acuerdo a cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP). Mismos datos de esta organización señalan que las tres entidades con mayor número de accidentes viales son Jalisco, Puebla y la Ciudad de México.

Sin embargo, la cuestión es ¿qué medidas se pueden tomar para reducir el número de accidentes? En efecto, una mejor y más estricta educación vial ha ayudado a reducir el número de percances, así como una atención total en el volante al momento de conducir, pero acaso la tecnología puede hacer algo para reducir los accidentes a través de mejoras en los autos.

“La tecnología tiene cientos de bondades y una de ellas es poder predecir lo que sucederá, casi con total exactitud, y en la industria automotriz esto no es la excepción. La tecnología tiene también la capacidad de mejorar cualquier objeto creado y producido por el hombre, cualquier diseño puede hacerse más duradero y resistente”, comenta Ottmar Kappes, Country Manager de Altair México.

Y si esto realmente es posible es importante saber cómo es que la tecnología puede ayudar a solucionar este problema, que deja como resultado más de mil 95 accidentes diarios.

“La simulación es clave para poder anticipar problemas y poder resolverlos, es esa diferencia que permite que un auto se vuelva más seguro . La simulación debe estar presente desde el inicio del proceso de diseño, además que permite disminuir costos al ahorrar el uso de material, así como reducir tiempos de desarrollo”, explica Kappes.

Entonces, si con la tecnología es posible anticipar un evento como un choque, está claro que se puede saber qué partes de un auto serían las principalmente dañadas y cuáles deben reforzarse, además de que la simulación permite reproducir cientos de posibles escenarios y resultados, dando incluso la oportunidad de poder representar el cuerpo humano y la manera en que cómo se vería afectado.

“Con esto el diseño de un auto impulsado por simulación proporciona a los ingenieros y diseñadores las herramientas necesarias para acelerar el proceso de diseño, puesto que son capaces de optimizar la producción de piezas y productos de alto rendimiento y calidad (…) Aunado a que nosotros contamos con herramientas como Altair RADIOSS™, la cual puede solucionar problemas de análisis estructural, para problemas altamente no lineales bajo cargas dinámicas, para mejorar la resistencia a los impactos, la seguridad y fabricación de los componentes”, explica Kappes.

Queda claro que la simulación y optimización son dos términos que van completamente de la mano, por ejemplo gracias a la tecnología, existen herramientas como Altair RADIOSS™, que pueden brindar un régimen de aseguramiento, que hará posible implementar nuevas características de forma rápida y sin regresión en la calidad, pues cuentan principalmente con bibliotecas de materiales más completos en la industria.

“Para asegurar el bienestar del ocupante de un vehículo, es posible hacer la simulación de un pasajero mediante una gran biblioteca de maniquíes, barreras e impactadores, a través de los cuales puede conocerse cómo afectaría un choque dependiendo de si es el ocupante es un adulto o un niño, del lugar en el que va sentado en el vehículo y el funcionamiento o colocación estratégico de una bolsa de aire”, añade Kappes.

Los autos son un medio de transporte ampliamente utilizado y especialmente en las grandes ciudades, un mexicano promedio pasa casi 4 años de su vida sentado en un auto, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad, y por ello es de vital importancia que los automóviles sean muy resistentes y garanticen la seguridad tanto de sus ocupantes como de los peatones.

CM

Anuncios

Escrito por Luisdemen

Ingeniero Mecatrónico, vagabundo en el mundo, amante & geek de los autos, creador y fundador de CarManía, amante de la tecnología, moda, relojes y el buen comer. Soñador alegre e incansable alma en busca de aventuras... Me puedes seguir en: Facebook: www.facebook.com/luisdemen Twitter: @luisdemen Instagram: @luisdemen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.