En un cálido sábado de julio, el piso de exhibición de la distribuidora Zasada en Varsovia es tan bullicioso como el tráfico de los seis carriles de la avenida Grochowska. Una docena de clientes pasean entre los relucientes autos, examinando los interiores y asomándose al interior. Se ha formado una fila frente al nuevo T-Roc. “La gente adora este auto”, dice el vendedor Sergiusz Brzezinski.

Volkswagen es popular en Polonia. La compañía alemana ha logrado duplicar el número de nuevos clientes en tan solo seis años. Este año, el Grupo se encamina hacia un nuevo récord: entre enero y abril los registros en Polonia aumentaron en un 15 por ciento.

Auge en la venta de autos.

“La creciente demanda se debe principalmente a la fantástica gama de modelos. Se amplía año tras año y cumple las expectativas de nuestros clientes”, comenta Michal Szaniecki, Director de Mercadotecnia del importador polaco de Volkswagen.

“Otro factor clave es que Golf, T-Roc y sus hermanos son accesibles para muchos compradores, gracias a los nuevos instrumentos de crédito y financiamiento”.

Volkswagen aprovecha el auge general que está teniendo la venta de autos en Polonia: En los últimos seis años, el número de autos nuevos se incrementó en más de 11% anual en promedio – mucho más rápido que en cualquier otro país europeo. En 2017, incluso llegó a 16.9%. Los autos son una parte importante de la vida en Polonia. “El sector automotriz es uno de los sectores industriales más importantes en Polonia”, explica Jakub Farys, presidente de la Asociación de la Industria Automotriz Polaca. Cerca de un millón de personas están empleadas en empresas que trabajan directa o indirectamente para los fabricantes de autos.

Los polacos piden la tracción en las cuatro ruedas.

El Grupo Volkswagen constantemente está fortaleciendo su ya de por sí sólida posición. Con sus cinco marcas: Audi, Porsche, SEAT, Skoda y Volkswagen, el Grupo fabrica cerca del 28% de todos los vehículos nuevos registrados en Polonia.

“La marca Volkswagen ofrece una gama muy amplia, hay algo para cada cliente”, dice Wojciech Drzewiecki, Presidente del Instituto de Investigación de Mercado Automotriz en Varsovia. Al igual que en otros países, los compradores están entusiasmados con los autos que tienen tracción en las 4 ruedas, incluso si no es un T-Roc: “La variedad de modelos incluye SUVs y crossovers: Este segmento creció casi el 30% en Polonia en 2017”, comenta Drzewiecki.

Volkswagen la Marca más buscada en línea.

Los propietarios de autos polacos son extremadamente conscientes de los precios y valoran la fiabilidad y los menores costos de manejo de los vehículos. “Su depreciación es menor que la de los modelos rivales”, explica Ryszard Augustyniak, propietario de un taller en Pruszkow. “También son fáciles de vender en el mercado de autos usados”.

En la plataforma de autos en línea más importante de Polonia, Otomoto, Volkswagen es la Marca que más buscada, con cerca de 200 millones de búsquedas en 2017. Esto probablemente se deba a los menores costos de manejo favorables: El servicio sólo se requiere cada 30,000 kilómetros. Durante los primeros cuatro meses de 2018, el número de vehículos usados importados aumentó en casi 11 por ciento. Este desarrollo es especialmente bienvenido por los vendedores alemanes: casi la mitad de los vehículos usados que se importan en Polonia provienen de Alemania.

Los administradores de flotillas creen en el diésel.

El crecimiento del mercado de autos nuevos en Polonia está particularmente impulsado por clientes institucionales. Ellos son responsables de alrededor el 70% de los nuevos registros en Polonia. Las compañías y las autoridades ofrecen a sus empleados autos institucionales.

Usan los vehículos muy intensamente y ponen especial atención a los costos totales de manejo, por lo que con frecuencia prefieren vehículos a diésel. “Si conducen entre 40,000 a 60,000 kilómetros al año, prácticamente no tienen alternativa al diésel en términos de costos de manejo”, indica Lukasz Zadworny, director de administración de Volkswagen Polonia. “Esto también aplica respecto al medio ambiente”.

Aún cuando algunos políticos occidentales han anunciado el final de los autos de diésel, los administradores de flotillas en Polonia creen en su futuro. De los cinco principales vehículos a diésel registrados, tres pertenecen a la tecnología TDI de Volkswagen: Skoda Octavia, Skoda Superb y Volkswagen Passat.

“Volkswagen ofrece vehículos con motores a gasolina, diésel, híbridos y eléctricos; además los sistemas de tracción en las 4 ruedas se están desarrollando cada vez más”, comenta Lukasz Zadworny.

“Los clientes deciden y seguirán pudiendo decidir en el futuro, qué tipo de sistema de tracción se encuentra debajo del capó de su vehículo. Y están seguros en el conocimiento de que el motor que eligieron es extremadamente económico y amigable con el entorno”.

Los autos eléctricos pueden usar el carril del autobús.

Los polacos también saben que a la larga, el futuro es de los vehículos eléctricos. En 2017 se registraron 1,030 vehículos eléctricos e híbridos enchufables, un número muy pequeño. No es de extrañar: El país casi no cuenta con infraestructura para los vehículos eléctricos. El gobierno quiere modificar esto. En enero de 2018, adoptó un paquete legislativo que ofrece una variedad de concesiones a los dueños de vehículos con sistemas de motores alternativos, incluyendo concesiones fiscales. Ahora pueden estacionarse en cualquier sitio sin cargo y usar los carriles del autobús. En los próximos tres años, el gobierno también quiere construir 6,000 estaciones de carga en todo el país.

Volkswagen también se está preparando para el futuro de los autos eléctricos, por supuesto. En el motor show de este año en Poznan, la compañía de Wolfsburg presentó el modelo I.D. BUZZ.Dicho vehículo recibió una excelente aceptación tanto de los medios especializados como del público.

Poznan ha sido el hogar del Grupo durante muchos años. Volkswagen ha fabricado el Transporter y el Caddy aquí desde 1993. En 2016, el Grupo Volkswagen construyó una nueva fábrica en el distrito de Wrzesnia a 50 kilómetros de Poznan, con un costo de 800 millones de Euros. El Volkswagen Crafter se fabrica en esta planta, con una producción de 100,000 vehículos por año. Esto convierte a Polonia en la tercera sede de producción más importante del Grupo Volkswagen, después de Alemania y China.

Así pues, es muy probable que el piso de ventas de Zasada en Varsovia siga siendo un lugar muy concurrido en los próximos años, gracias a la extensa oferta de vehículos que se adaptan a los gustos y necesidades de los clientes.

CM

Anuncios

Escrito por Luisdemen

Ingeniero Mecatrónico, vagabundo en el mundo, amante & geek de los autos, creador y fundador de CarManía, amante de la tecnología, moda, relojes y el buen comer. Soñador alegre e incansable alma en busca de aventuras... Me puedes seguir en: Facebook: www.facebook.com/luisdemen Twitter: @luisdemen Instagram: @luisdemen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.