Toyota Safety Sense, el conjunto de sistemas de seguridad y asistencia a la conducción de Toyota, está presente ya en más de 10 millones de vehículos del Grupo Toyota, tres años y medio después de su introducción, en marzo de 2015.

Toyota introdujo por primera vez Toyota Safety Sense en el Toyota Corolla, con la convicción de que la popularización de las tecnologías de seguridad es vital. Toyota Safety Sense se monta actualmente en alrededor del 90% de los vehículos en Japón, Estados Unidos y Europa. A finales de este año alcanzará los tres millones de vehículos en Japón, los cinco millones en Norteamérica y los dos millones en Europa.

Actualmente, el paquete de seguridad de Toyota cubre 68 países y regiones, incluidos China y otros países asiáticos seleccionados, Oriente Medio y Australia. El objetivo es que esté presente en alrededor de 100 países y regiones, también de Asia y Latinoamérica, desde 2020.

Toyota Safety Sense ayuda a evitar o mitigar los daños o las lesiones a raíz de accidentes de tráfico graves, a partir de datos de accidentes sucedidos en Japón, Estados Unidos y Europa. Comprende los tres aspectos siguientes:

  • Sistema de Seguridad Precolisión —Pre-Collision System (PCS)—: ayuda a prevenir y mitigar los daños provocados por colisiones traseras con vehículos y/o peatones.
  • Avisador de Cambio Involuntario de Carril —Lane Departure Alert (LDA)—: ayuda a evitar que los vehículos se desvíen de su carril y las colisiones frontales.
  • Control Inteligente de Luces de Carretera —Automatic High Beam (AHB)— contribuye a la detección temprana de peatones y a la reducción de accidentes nocturnos.

Las colisiones posteriores, el tipo de accidente más frecuente, en las que se han visto implicados vehículos equipados con Toyota Safety Sense se han reducido alrededor del 70%. Con la combinación de Toyota Safety Sense y el Sonar de Separación Inteligente —Intelligent Clearance Sonar (ICS)—, que cubre las colisiones a baja velocidad, los percances han disminuido alrededor del 90%.

Toyota Safety Sense continúa evolucionando, a partir de un planteamiento doble de reforzar su capacidad de adaptarse a los accidentes de tráfico con muertos o heridos, y de seguir popularizando el sistema, con vistas a eliminar totalmente las víctimas y heridos por accidentes de tráfico. Así, llegará a más de 100 países y regiones de todo el mundo en 2020.

La segunda generación de Toyota Safety Sense, lanzada en enero de 2018, introduce mejoras en términos de detección y resultados en comparación con la versión anterior, y permite que el sistema responda a accidentes nocturnos con peatones o bicicletas. El desarrollo actual se centra en ampliar la capacidad de adaptarse a accidentes de tráfico con víctimas o heridos, como es el caso de aquellos con peatones implicados y las colisiones frontales con vehículos en sentido contrario en cruces.

Así, la segunda generación de Toyota Safety Sense incluye mejoras en:

  • Sistema de Seguridad Precolisión —Pre-Collision System (PCS)— para ayudar a prevenir y mitigar las colisiones con vehículos que circulan de frente, con peatones de día y de noche y con ciclistas durante el día.
  • Control de Crucero Adaptativo —Adaptive Cruise Control (ACC)— para ayudar a mantener la distancia de seguridad con el automóvil precedente.
  • Avisador de Cambio Involuntario de Carril —Lane Departure Alert (LDA)— para ayudar a prevenir accidentes y colisiones por el abandono del carril por el que se circula.
  • Control Inteligente de Luces de Carretera —Automatic High Beam (AHB)— para ayudar a garantizar una excelente visibilidad durante la conducción nocturna.
  • Reconocimiento de Señales de Tráfico —Road Sign Assist (RSA)— para que los conductores tengan siempre la mejor información posible, incluso si han pasado por alto una señal de tráfico.

También está disponible un nuevo Control de Crucero Adaptativo Inteligente —intelligence Adaptive Cruise Control (iACC)— que vincula ACC y RSA: cuando el vehículo se desplaza a una velocidad constante de acuerdo con la velocidad preestablecida por el conductor y el sistema RSA reconoce una señal de límite de velocidad, el conductor puede reestablecer fácilmente la velocidad del vehículo de acuerdo con el nuevo límite usando los mandos del volante.

Además, el nuevo Sistema de Trazado de Trayectoria —Lane Tracing Assist (LTA)— ayuda al conductor a controlar la dirección para mantener el vehículo en el centro del carril, incluso en curvas suaves de carretera, interviniendo ligeramente en la dirección del vehículo.

Partiendo de la idea de ofrecer a todo el mundo una movilidad segura y fiable, Toyota considera el sistema Toyota Safety Sense como uno de los pilares de la fabricación de vehículos seguros. Toyota seguirá trabajando en tecnologías de seguridad desde una amplio abanico de perspectivas, incluidas actividades de sensibilización como ‘Support Toyota’, y apoyando el desarrollo de un entorno de tráfico que incorpore el uso de sistemas inteligentes de transporte —Intelligent Transport Systems (ITS)— y tecnologías conectadas.

Anuncios

Escrito por Luisdemen

Ingeniero Mecatrónico, vagabundo en el mundo, amante & geek de los autos, creador y fundador de CarManía, amante de la tecnología, moda, relojes y el buen comer. Soñador alegre e incansable alma en busca de aventuras... Me puedes seguir en: Facebook: www.facebook.com/luisdemen Twitter: @luisdemen Instagram: @luisdemen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.