En el marco del primer podio para el equipo Nissan e.dams en la Fórmula E obtenido en la última ciudad sede del serial – Sanya, China – los pilotos Sébastien Buemi y Oliver Rowland aprovecharon para vivir una experiencia tradicional del lugar: aprender caligrafía china.

Los pilotos contaron con la ayuda de un mentor para realizar los jeroglíficos. Entre los materiales, utilizaron pinceles tradicionales y un pergamino amarillo.

El experto, realizaba la muestra y los pilotos proseguían a intentarlo. Una de las palabras que escribieron en esta peculiar caligrafía fue Nissan. “Tienes que ser preciso, es como conducir en la carrera entre los muros” expresó Buemi sobre su experiencia con la caligrafía China. Otra de las palabras que escribieron fueron, auto de carreras.

Además, aprendieron a decir algunas frases en chino como “La Formula E se celebró en Sanya” comentó Buemi, mientras que Oliver, con un poco de ayuda expresó: “Mi nombre es Oliver Rowland y quiero ser el mejor en la carrera”. Al final, los pilotos y su maestro cerraron con un fuerte grito: “Amamos China”.