Saltar al contenido.

Los ingenieros de Ford diseñan y crean sonidos para Mustang que apelen a los deseos de poder, emoción y adrenalina

Alguna vez te has preguntado ¿por qué sientes una descarga de adrenalina cuando escuchas el rugir del motor de Mustang? Se debe al fenómeno llamado, Respuesta Automática, que se remonta a nuestros antepasados quienes aprendieron a reaccionar rápidamente a los sonidos fuertes como el rugido de un león o el desplome de un árbol. Con el tiempo esta respuesta de alerta se transmitió a través de nuestro ADN y se integró en nuestros cuerpos para estar alertas.

Mil millones de años más tarde, esa conexión entre los sonidos y nuestras reacciones emocionales, llamó la atención de un crítico de música del siglo XVIII llamado Friedrich Marpurg, quien fue uno de los primeros en documentar diferentes sonidos y las respuestas emocionales que provocan. Actualmente los ingenieros de audio aprovechan esos mismos conceptos para crear sonidos para todo, películas, música, celulares y hasta para autos.

“Nuestra conexión con el sonido comienza en el vientre de nuestra madre mucho antes que otros sentidos”, comentó Steve Venezia, ingeniero de producción de televisión en Los Ángeles. “Y más adelante, el sonido se convierte en uno de los sentidos más poderosos que crea recuerdos duraderos, como una canción que te remonta a un momento feliz en tu vida”.

Más allá de los conceptos básicos del sonido (ruidoso, silencioso, tonos, estructuras armónicas simples o complejas), Steve afirma que el truco para crear experiencias de sonido emocionalmente atractivas es comenzar con un sonido base auténtico, luego agregar capas sobre él para intensificar las emociones que se generan a partir de ese sonido. El “ring-ring” que emite tu teléfono celular no es un accidente, está cuidadosamente diseñado para que en cuanto lo escuches te sientas alerta de acuerdo con la teoría de Marpurg.

El ADN en el sonido de un Mustang

En Ford los ingenieros diseñan y crean estos sonidos para Mustang. Se busca apelar a los deseos de poder, emoción y adrenalina, los cuales excitan los sentidos a través de notas acústicas en cada acelere. Así mismo, los ingenieros de audio trabajan para identificar el ADN de sonido distintivo que conecta a los conductores con la expectativa emocional que tienen para un automóvil específico. Estos ingenieros, realizan un análisis computacional para diseñar, por ejemplo, un sistema de escape activo controlado por computadora que abre válvulas con el sonido casi como el de un saxofón o el de un gran piano, con la finalidad de cambiar el sonido del automóvil según el estado de ánimo del conductor.

El rendimiento viene en todos los tamaños. Cuando pisas el acelerador de un Mustang, el rugir gutural del escape hace que el vello en tu piel se levante. Con un solo clic en la consola, el sonido cambia instantáneamente para adaptarse a tu estado de ánimo dependiendo de la configuración, ya sea en modo normal, ruidoso, deportivo y de pista, más fuerte y más agresivo, simplemente en modo silencioso o “Modo Buen Vecino”, que permitirá a los conductores de Mustang, gestionar el ruido que emite el coche en cada momento, incluso en tiempos programados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: