Una de las grandes historias de éxito en el reciclado puede estar debajo de la capota de su auto.

En Estados Unidos se recicla el 99% de todas las baterías automotrices de plomo-ácido, esto las convierte en uno de los productos más reciclados que puedes comprar. Cuando tu batería se agota, la puedes vender fácilmente cuando adquieres una nueva; esa vieja batería se puede desmontar o fundir y sus materias primas se reutilizan.

La nueva generación de vehículos eléctricos aportará un aumento enorme en el número de baterías en circulación y esto ya genera algunas inquietudes acerca de la forma en que se reciclarán estas avanzadas baterías de iones de litio después de su vida útil de 10 o 15 años. Volkswagen planea construir un millón de vehículos eléctricos al año para 2025, incluso en la planta de Chattanooga, por lo cual ya trabaja en la forma de desarrollar una segunda vida para las baterías que los harán funcionar.

¿Por qué el reciclado genera tal inquietud? Comencemos con el costo: Las baterías de los vehículos eléctricos representan una de las partes más costosas de estos autos, debido a su complejidad y a los metales raros que requieren, tales como el cobalto y el manganeso. A medida que los vehículos eléctricos sean cada vez más comunes, recuperar estos metales de las baterías desechadas puede ser más económico que extraer los minerales de la Tierra.

Aún más importante: Ayudar a reducir el impacto del carbono del transporte, no sólo cuando se conducen los vehículos, sino durante toda su vida, desde las materias primas hasta el deshuesadero, requiere un estrecho control sobre la forma en que se reciclan las baterías. Para resolver este desafío, Volkswagen trabaja en dos enfoques: Cargadores portátiles y reciclado eficiente de la energía.

Recargar cuando se necesite

Una batería vieja de iones de litio que se ha utilizado en la conducción durante una década o más, quizá no sea adecuada para energizar a un vehículo, pero aún podría tener una capacidad de energía dimensionable. (El paquete de baterías en el Volkswagen e-Golf 2019 puede almacenar una cantidad de energía equivalente a la que se utiliza en un hogar común estadounidense en un día, quedando aún un residuo). Y los vehículos eléctricos pueden necesitar una recarga en muchos lugares donde posiblemente no haya cargadores o ni siquiera enchufes de energía disponibles.

Estos dos problemas tienen la misma solución. El Grupo Volkswagen planea producir esta estación de carga rápida portátil. Diseñada con una capacidad hasta de 360 kilowatt-hora de energía, la estación de carga rápida puede cargar hasta cuatro vehículos a la vez, con una salida de carga rápida máxima de 100 kW. Al igual que un cargador de teléfono celular portátil, el cargador del Grupo Volkswagen se puede utilizar hasta que se agota o se conecta a una fuente de energía para que se recargue. Y es suficientemente pequeño como para instalarlo en lugares donde la carga es difícil, tales como festivales de música.

El cargador se diseñó para que utilice los mismos paquetes de baterías que el chasis del vehículo eléctrico MEB de Volkswagen, por lo cual, cuando dichos paquetes lleguen al final de su vida útil, podrán tener un segundo uso como estación de recarga. Se prevé que el primero de estos cargadores rápidos portátiles del Grupo Volkswagen se instalará en Alemania el próximo año, además el Grupo Volkswagen espera comenzar la producción completa en 2020.

En algún momento, todas las baterías pierden la capacidad de conservar la energía. Y aquí es donde entra en juego un nuevo proyecto en la planta de componentes de Salzgitter del Grupo Volkswagen.

Se espera que Salzgitter se convierta en el primer centro de Volkswagen para el reciclado de baterías de vehículos eléctricos. El próximo año, el centro planea tener una capacidad inicial para reciclar alrededor de 1,200 toneladas de baterías de VE por año, cifra equivalente a las baterías de casi 3,000 vehículos.

Mediante el uso de un aparato triturador especial, las partes individuales de la batería se pueden pulverizar, el electrolito líquido se puede limpiar y los componentes se separan en “polvo negro”. Éste contiene las valiosas materias primas de cobalto, litio, manganeso y níquel las cuales, aunque requieren una separación física posterior, quedan listas para ser reutilizadas en nuevas baterías.

A largo plazo, Volkswagen desea reciclar casi el 97% de todas las materias primas en los paquetes de baterías. En la actualidad, apenas se recicla el 53%, pero la planta de Salzgitter espera elevar aún más esta cifra para alcanzar casi 72%. Volkswagen espera que la planta en Salzgitter sea un ejemplo a seguir en los próximos años por otras plantas de reciclado descentralizadas. Debido a la gran cantidad de vehículos eléctricos que Volkswagen planea vender, manejar el reciclado internamente será prioritario por razones de costo y ambientales, sin importar que deba transcurrir al menos una década antes de que las trituradoras de baterías tengan demasiado trabajo.

Anuncios

Escrito por Luisdemen

Ingeniero Mecatrónico, vagabundo en el mundo, amante & geek de los autos, creador y fundador de CarManía, amante de la tecnología, moda, relojes y el buen comer. Soñador alegre e incansable alma en busca de aventuras... Me puedes seguir en: Facebook: www.facebook.com/luisdemen Twitter: @luisdemen Instagram: @luisdemen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.