Saltar al contenido.

La familia 718 da la bienvenida a dos nuevos miembros, el 718 Spyder y el 718 Cayman GT4

La familia 718 da la bienvenida a dos nuevos miembros, el 718 Spyder y el 718 Cayman GT4. Con ellos, Porsche presenta dos modelos especialmente potentes y emocionales que se colocan en la cima de esta gama. Su carácter puro esta destinado a los entusiastas de automóviles deportivos que buscan experiencias de conducción únicas. Esto es lo que ofrece el perfecto equilibrio proporcionado por el concepto de motor central. Por primera vez, el 718 Spyder y el 718 Cayman GT4 comparten la base técnica. Ahí se incluye el propulsor atmosférico de seis cilindros y cuatro litros de nuevo desarrollo, junto a la caja de cambios manual de seis velocidades. Este motor bóxer proporciona 420 caballos de potencia (309 kW) en ambos modelos. Mientras que el GT4 representa el nivel de entrada a los Porsche GT de carretera, el Spyder se convierte en el vehículo ideal para enfrentarse a todo tipo de curvas. Los dos disponen de una gran eficiencia aerodinámica, de un chasis GT y de eficaces frenos.

Motor atmosférico emocional y de altas revoluciones

En el corazón de estos modelos encontramos un nuevo motor bóxer de seis cilindros y cuatro litros. Esta mecánica atmosférica está basada en la misma familia de propulsores que los motores turbo del actual 911 Carrera. La nueva joya de altas revoluciones tiene 420 caballos (309 kW), es decir, 35 más que el GT4 anterior. En el caso de la tercera generación del Spyder ese aumento supone 45 caballos más. En cuanto a par máximo, este motor consigue 420 Nm entre las 5.000 y las 6.800 revoluciones. Con su transmisión manual, los dos deportivos superan la barrera de los 300 km/h: el 718 Spyder tiene una punta de 301 km/h, mientras que el 718 Cayman GT4 puede alcanzar 304 km/h. Ambos aceleran de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos. El consumo combinado de combustible de estos vehículos con motor central es de 10,9 l/100 km. El carácter fascinante de este propulsor atmosférico combina un moderno filtro de partículas de gasolina para controlar las emisiones con una entrega de potencia lineal y de respuesta inmediata. El régimen máximo del motor es de 8.000 revoluciones y el incomparable sonido bóxer se mantiene sin adulterar. Entre las novedades técnicas más destacadas se incluye el control de cilindros adaptativo que, cuando el propulsor funciona con carga parcial, interrumpe temporalmente el proceso de inyección en una de las dos bancadas para reducir el consumo de combustible.

Por primera vez en un motor de altas revoluciones, se utilizan inyectores piezoeléctricos para la inyección directa de gasolina. Estos dividen cada proceso de inyección en hasta cinco inyecciones individuales. Así se mejora la combustión y, en consecuencia, las emisiones. Un sistema de admisión variable, con dos válvulas de resonancia, optimiza el intercambio de gases en los cilindros.

Eficiencia aerodinámica: más carga aerodinámica, la misma resistencia al viento

Entre las características más relevantes del nuevo 718 Cayman GT4 está la importante mejora del concepto aerodinámico. Con él, se logra un 50% más de carga aerodinámica sin que ello afecte al drag o índice de resistencia al viento, lo que demuestra su extraordinaria eficiencia. La aerodinámica de ambos modelos se beneficia de forma considerable del nuevo diseño del arco para el silenciador trasero de una sola cámara, que crea espacio para un difusor funcional responsable de un 30% de la carga aerodinámica en el eje posterior del 718 Cayman GT4. El alerón trasero fijo también tiene gran eficiencia, pues produce alrededor de un 20% más de carga aerodinámica en comparación con su antecesor. Esa cantidad corresponde a una carga aerodinámica adicional de doce kilogramos a 200 km/h. La sección frontal, optimizada en un estilo GT, mantiene el equilibrio aerodinámico con un gran labio del spoiler y las llamadas cortinas de aire. Estas últimas suavizan el flujo de aire que va hacia las ruedas delanteras.

Porsche 718 Spyder: un cabrio deportivo de carretera con capota ligera

El nuevo 718 Spyder es una máquina pura de proporcionar placer de conducción, con una capota ligera que permite lograr la máxima velocidad. Este modelo continúa la historia de aquellos famosos roadsters como el Porsche 550 Spyder y el 718 RS 60 Spyder. Abierto o cerrado, entusiasma con su cautivadora silueta. La capota es perfecta para el uso diario y se puede plegar de forma sencilla bajo la cubierta posterior. A diferencia del GT4, el 718 Spyder tiene un spoiler trasero que se despliega automáticamente a 120 km/h. Gracias al difusor funcional, es el primer modelo de la familia Boxster que genera carga aerodinámica en el eje posterior.

Chasis GT de alto rendimiento: optimizado para el mejor dinamismo

Por primera vez, el 718 Spyder se beneficia del chasis GT de alto rendimiento del 718 Cayman GT4. Con su extraordinaria estabilidad en curva, proporciona una experiencia de conducción apasionante. La refinada estructura ligera de suspensión, tanto en el eje delantero como en el trasero, utiliza tecnología procedente de la competición. La conexión directa con el chasis se hace parcialmente mediante rótulas. El sistema de amortiguación Porsche Active Suspension Management rebaja 30 milímetros la altura de carrocería y, con ello, el centro de gravedad para mejorar el potencial dinámico lateral. Está específicamente diseñado para su utilización en pista y afina el comportamiento de los 718 Cayman GT4 y 718 Spyder. El Porsche Stability Management (PSM) funciona con mayor sensibilidad y precisión, pero también se puede desactivar en dos fases. El Porsche Torque Vectoring (PTV) con autoblocante mecánico trasero realza la dinámica lateral y longitudinal, el rendimiento en curvas y el placer de conducción. El GT4 también lleva la opción de un paquete Clubsport. Éste incluye una barra de refuerzo trasera, un extintor de mano y un cinturón de seis puntos para el conductor.

Agarre: potentes frenos, neumáticos de altísimas prestaciones

El sistema de frenos de alto rendimiento que llevan los 718 Spyder y 718 Cayman GT4 proporciona una frenada lo suficientemente consistente para conducir en circuito, gracias a grandes pinzas fijas monobloque de aluminio. Los frenos cerámicos Porsche Ceramic Composite Brake (PCCB) están disponibles como opción. Otra característica nueva en el 718 Spyder es que ahora lleva unos neumáticos de altísimas prestaciones (ultra-high-performance, UHP) especialmente adaptados por Porsche. Forman parte del conjunto que permite volar al 718 Cayman GT4 en la pista de Nürburgring “Nordschleife”: el tiempo por vuelta en este trazado clásico de 20,6 kilómetros es más de diez segundos más rápido que el de su antecesor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: