Saltar al contenido.

Vehículos eléctricos pueden ayudar a las comunidades a recuperarse después de un desastre natural

Cuando Nissan LEAF salió a la venta por primera vez en 2010, una de las principales preocupaciones sobre los autos eléctricos era dónde cargarlos. Hoy en día, las estaciones de recarga son mucho más comunes, la capacidad de la batería ha aumentado y la gama de vehículos eléctricos se ha ampliado considerablemente.

Un nuevo uso para los autos eléctricos ha surgido en los últimos años. Además de ser un medio de transporte eficiente, confiable y cero emisiones, también han demostrado ser especialmente adecuados para proporcionar ayuda en tiempos de desastres naturales.

En Japón, un país que experimenta tifones frecuentes además del 10 por ciento de los terremotos del mundo, los vehículos eléctricos han demostrado ser herramientas poderosas para la resiliencia comunitaria ante estos fenómenos naturales.

“En 2011, Japón se vio afectado por un terremoto y tsunami, en donde 4.8 millones de hogares se quedaron sin electricidad y Nissan proporcionó 66 LEAF al área afectada por el desastre para proveer electricidad”, afirmó Ryusuke Hayashi, gerente senior de operaciones de vehículos eléctricos de Nissan.

“Los profesionales médicos de un centro de evacuación fueron los primeros en abordarnos acerca de la posibilidad de usarlos como baterías de respaldo. Esa experiencia hizo que Nissan acelerara el desarrollo de tecnología que permite a los vehículos eléctricos compartir la energía almacenada en sus baterías con hogares, edificios y comunidades”, agregó Hayashi.

Nissan LEAF e+ puede proporcionar suficiente electricidad para alimentar un hogar japonés promedio, durante cuatro días. O bien, podría cargar 6,200 teléfonos inteligentes, incluso alimentar más de 100 viajes de ida y vuelta en ascensor en un edificio de apartamentos de 43 pisos.

Con eso en mente, Nissan ha establecido asociaciones con un número creciente de municipios en Japón en los últimos años, haciendo de los vehículos eléctricos Nissan sus vehículos oficiales. Además de ofrecer asistencia durante emergencias, los vehículos también pueden proporcionar transporte diario libre de emisiones.

Bajo otra asociación que Nissan estableció en Japón, una cadena de tiendas de conveniencia está utilizando Nissan LEAF para restaurar la energía durante emergencias. Esto permite a los residentes comprar bienes esenciales, desde alimentos y bebidas hasta pañales y artículos de tocador, cuando la mayoría de los otros negocios aún están cerrados.

Japón no es la única área que experimenta desastres naturales recurrentes. El sudeste asiático tiene una intensa temporada de monzones, mientras que el Caribe y los Estados Unidos tienen una temporada de huracanes que promedia uno o dos al año tan solo en el estado de Florida.

“Cuando las personas adquieren un vehículo eléctrico, comienzan a ver el mundo de manera diferente”, comentó Hayashi. “Conozco a alguien que se hizo más consciente del medio ambiente e incluso comenzó a cultivar sus propios alimentos. Eso hace que la idea de usar su vehículo eléctrico para proveer el hogar de electricidad sea el siguiente paso natural. La movilidad influye en la forma en que vivimos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: