Saltar al contenido.

SsangYong y el Dakar

La jornada de descanso es uno de los días más esperados en un Dakar, y así ha sido también en Riad, la capital saudí que este sábado ha marcado el paso del ecuador de la primera edición en Oriente Próximo de la carrera más dura del mundo. El momento ha sido de lo más oportuno para SsangYong Motorsport, unas horas muy valiosas para volver a dejar en perfecto orden de marcha tanto al Korando DKR como a sus tripulantes, Óscar Fuertes y Diego Vallejo, satisfechos y orgullosos con la 25ª posición que ocupa el Dragón mediado el rally.

De hecho, aunque el día se llame de descanso, los mecánicos de SsangYong se han dedicado a trabajar para preparar el Korando DKR para la segunda semana de competición, siguiendo las indicaciones del ex campeón de España de rallys y su copiloto gallego. Fuertes y Vallejo sólo habían hecho 300 kilómetros de tests previos (en Francia y Marruecos) con su nueva montura antes del Dakar, pero el balance tras seis etapas de faena ha sido “espectacularmente positivo”.

“No conocíamos mucho el coche y nos ha sorprendido gratamente, tanto por su comportamiento como por las prestaciones que es capaz de ofrecer”, valora el piloto madrileño. La competitividad del Korando DKR se ha hecho notar desde el principio. El SsangYong se metió entre los 30 primeros de la general ya en la segunda etapa del Dakar 2020, el pasado lunes, y a partir de ahí no dejó de ir ganando posiciones, hasta llegar a Riad en un magnífico 25º puesto absoluto, el mejor ocupado por la marca coreana en los últimos tres Dakares disputados, siempre con Fuertes y Vallejo.

Además, SsangYong acumula ya 30 etapas consecutivas terminadas en estas tres últimas ediciones, un historial impecable de fiabilidad que es una de las claves básicas en una carrera de resistencia extrema como el raid más famoso del mundo. Por si fuera poco, la pareja del Dragón es el tercer mejor equipo español en la clasificación, sólo por detrás de Carlos Sainz y Fernando Alonso.

“Antes de empezar, no nos podíamos imaginar que, llegados al ecuador del Dakar, ya ocuparíamos la 25ª posición. Vamos a intentar mantenerla e ir más para adelante”, aventura Óscar Fuertes, convencido de que, con las mejoras introducidas en Riad, la segunda semana de la prueba –con un gran porcentaje de espacios abiertos, arena y dunas en el recorrido– puede deparar todavía “mayores satisfacciones que la primera” para SsangYong Motorsport.

El piloto madrileño también ha aprovechado el día para poner a punto su propio ‘chasis’, después de haber tenido que echar mano de toda su fuerza de voluntad durante la sexta etapa, el pasado viernes, para superar el dolor en la rodilla izquierda recién operada. Gracias al trabajo con el fisioterapeuta de SsangYong, Fuertes ya puede volver a pensar sólo en pilotar en las próximas seis etapas.

Por su parte, el copiloto Diego Vallejo mantiene los pies en el suelo y asegura que, antes que nada, hay que ser “prudentes”. “Queda mucho rally todavía. Ante todo, hay que intentar acabar… y también disfrutar. Siempre se dice que hay un día malo en el Dakar. Esperemos que este año nos lo ahorremos… ¡o que sea el día después!”. El acierto en la navegación es otra de las claves del gran nivel demostrado por el Korando DKR. “Se ha notado todo el trabajo de navegación que hicimos en Marruecos. Cada vez entendemos más la filosofía del rally”, afirma el dúo español.

El día en Riad también ha servido para que SsangYong Motorsport recibiera la visita de los directivos saudíes de la marca coreana y entablara un contacto más estrecho con la cultura y las costumbres árabes, sin las apreturas de la competición diaria. Los anfitriones han ofrecido a todo el equipo español de SsangYong una comida tradicional árabe, que les ha permitido apreciar la hospitalidad local. “Aparte de un terreno de lo más selectivo para correr un Dakar, la cultura local está siendo todo un descubrimiento durante este rally. Arabia Saudí quiere abrirse al mundo, y estamos encantados con la hospitalidad y la amabilidad de sus gentes”, opina Óscar Fuertes.

Al caer de nuevo la noche en Riad, llega el momento de centrarse otra vez en la competición pura. Este domingo, la séptima etapa llevará a SsangYong Motorsport desde Riad hasta Wadi Al-Dawasir, con una especial de 546 kilómetros (741 totales, incluyendo los enlaces) que será la más larga de todo el rally, íntegramente sobre arena, dunas y algo de tierra, con muchos cruces que pondrán a prueba el pilotaje de Óscar Fuertes y el ejercicio de Diego Vallejo en el asiento de la derecha.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: