La producción local de la Plataforma Modular de Propulsión Eléctrica (MEB) ya está en marcha en las instalaciones del Grupo en Foshan y Anting

El Grupo Volkswagen ha entrado en una nueva era de movilidad eléctrica en China, con el estreno, hace apenas tres semanas, de los dos primeros modelos específicos para el mercado chino de la nueva familia totalmente eléctrica ID. – el ID.4¹ CROZZ de FAW-Volkswagen y el ID. 4 X¹ de SAIC VOLKSWAGEN –, fabricados sobre la innovadora plataforma MEB. Con el lanzamiento al mercado previsto para principios de 2021, la producción de estos dos modelos ya ha empezado en las plantas MEB de Foshan y Anting, que juntas disponen de una capacidad total anual combinada prevista en 600.000 unidades. Esto permitirá al Grupo ampliar la cuota de vehículos eléctricos en su porfolio en un 35% hasta 2025. Para 2023, Volkswagen ofrecerá ocho modelos de la familia ID. en China, el mayor mercado global de NEVs, que juega un papel crucial en la estrategia global de movilidad eléctrica del Grupo.

The MEB plant in Foshan.

“Nuestra familia ID., basada en la plataforma MEB, cambiará las reglas del juego de la industria y revolucionará el mercado NEV. La MEB proporciona una versatilidad única y es una plataforma para la producción de vehículos increíblemente flexible. Es decir, podemos ofrecer a los clientes una amplia gama de modelos eléctricos muy atractivos, desde coches urbanos compactos a espaciosos autobuses y SUV”, dijo el Dr. Stephan Wöllenstein, consejero delegado de Volkswagen Group China. “El inicio de la producción en las dos primeras plantas MEB de China es todo un hito que nos permitirá generalizar nuestra ofensiva de movilidad eléctrica, haciendo que los NEVs de calidad sean asequibles para muchas personas”.

Estandarización para un incremento eficiente de la producción

La planta MEB de Anting es la primera planta de nueva creación del Grupo Volkswagen 100% dedicada a la producción de vehículos eléctricos puros. A través de medidas de estandarización, la inversión en infraestructuras en la nueva planta de Anting se redujo en un 5% respecto a plantas automóviles anteriores, a pesar de unos costes de emplazamiento significativamente mayores debidos a los requisitos del lugar.

La planta de Foshan fue modernizada partiendo de las instalaciones productivas originales, convirtiéndose en una de las plantas más flexibles de la red de producción global. Permite producir, en la misma línea de producción, tanto modelos convencionales con motor de combustión interna basados en la plataforma MQB, como modelos totalmente eléctricos basados en la plataforma MEB. Esta configuración altamente flexible permite la coproducción de entre 6 y 9 productos MEB. Con más de 1.200 robots en el taller de soldadura y una ratio de automatización del taller de pintura de casi el 100%, Foshan es una de las plantas más productivas de China.

Ambos proyectos se lanzaron durante la segunda mitad de 2018 y se completaron en tan solo dos años, ya habilitados para la producción en serie.

The MEB plant in Anting.

La referencia en materia de producción ecológica de vehículos en China

La planta de Anting ha implementado 28 medidas ecológicas y de ahorro energético, incluyendo la generación de energía solar fotovoltaica, la mejora de los sistemas de intercambio de calor, los controles de luz inteligentes y la gestión de residuos, así como el reciclaje del agua de lluvia. Como resultado, el consumo de energía, el uso de agua, los residuos del dióxido de carbono, los compuestos orgánicos volátiles (COV) y los residuos generales se han reducido, cada uno, en un 20% respecto a otras plantas automóviles de tamaño similar.

En Foshan, todos los vehículos MEB se producirán con energía renovable, haciendo que el proceso de producción sea neutro en carbono. Además, se han instalado 200.000 metros cuadrados de paneles solares para suministrar la fábrica con 8,3 MW de energía y una potencia general de 9.000 MWh al año de energía renovable. Esto se traduce en un ahorro de 7.900 toneladas de CO2 anuales. Mediante un sistema de reciclaje del agua, se recicla el 44% del agua empleada en el proceso de producción. Desde 2018, la fábrica de Foshan ha recibido 9 premios nacionales medioambientales por sus métodos de producción verdes y de bajo consumo eléctrico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: