Alpine Cars, Renault Sport Cars (RSC) y Renault Sport Racing (RSR) se asocian bajo la emblemática marca Alpine

Alpine acaba de anunciar sus proyectos de crecimiento a largo plazo como marca del Grupo Renault dedicada a los coches deportivos innovadores, auténticos y exclusivos.

Las actividades actuales de Alpine Cars, Renault Sport Cars y Renault Sport Racing se agruparán en una sola entidad bajo la marca Alpine. Alpine asociará la credibilidad de una marca auténtica, una producción especializada y un dominio de la ingeniería a la inmensa exposición mediática de la Fórmula 1. 

Así reunidas, estas actividades conducen a Alpine hacia una nueva dimensión y plantean las bases de una marca automovilística de estilo «Nouvelle Vague», creadora de valor y destinada a unos clientes exigentes y apasionados.

Fortalezas actuales y nuevas sinergias para nuevos retos

Alpine es sin duda la encarnación misma del automóvil francés; una marca de prestigio reconocido que se basa en una histórica herencia en competición y también en especialistas altamente cualificados que producen el A110 en la fábrica de Dieppe.

Renault Sport Cars cuenta con un equipo de 300 personas expertas en el desarrollo de coches deportivos. Han proporcionado al Grupo Renault unos productos emblemáticos como el R5 Turbo, el Clio V6, el Mégane RS Trophy o el nuevo Alpine A110.

Renault Sport Racing y su escudería de F1 reúnen a 1200 personas que desarrollan para el automovilismo el equivalente a «los mayores retos de tecnología en relojes de precisión», y son los mejores mecánicos, ingenieros del motor y especialistas en aerodinámica. La Fórmula 1 ofrece asimismo una inmensa plataforma de marketing con 500 millones de fans y representa así una oportunidad única de fortalecer la imagen de la marca Alpine a escala mundial.

Alpine se basará en el gran tamaño y los medios del Grupo Renault y de la Alianza RNM, que incluyen tecnologías como la plataforma EV de la Alianza, su presencia industrial mundial, su poderío en materia de compras a proveedores con el objetivo de garantizar una competitividad de costes óptima, una red mundial de distribución y los servicios de RCI. El objetivo es alcanzar el umbral de rentabilidad en 2025, incluyendo las inversiones en automovilismo deportivo.

Un plan producto Alpine 100 % eléctrico

La nueva organización, la intensificación de las sinergias con el Grupo Renault y la Alianza y la colaboración con socios seleccionados serán esenciales para respaldar el plan de producto Alpine:

  • Un deportivo compacto (Segmento B) 100 % eléctrico basado en la plataforma CMF-B EV de la Alianza;
  • un crossover deportivo (Segmento C) 100 % eléctrico basado en la plataforma CMF-EV de la Alianza;
  • un sustituto del A110 100 % eléctrico desarrollado con Lotus.

En el marco del desarrollo de la unidad de negocio Alpine, el Grupo Renault y el Grupo Lotus han firmado un protocolo de acuerdo para estudiar diversos ámbitos de cooperación, incluido el desarrollo conjunto de un coche deportivo eléctrico. Los equipos Alpine y Lotus llevarán a cabo un estudio de viabilidad completo para la ingeniería, el diseño y el desarrollo común de un modelo de estas características basándose en los recursos, la experiencia y las instalaciones de las entidades respectivas en Francia y en el Reino Unido.

Alpine estará a la vanguardia de la innovación del Grupo Renault tanto en términos de tecnología como de distribución, experiencia del cliente o cualquier otro ámbito que cree valor para la marca y sus clientes. Así pues, la próxima generación de productos Alpine se basará en las últimas innovaciones del Grupo Renault y se beneficiará de la tecnología y de la experiencia de la F1: gestión eficaz de la energía, sistemas de seguridad y soluciones de conectividad derivadas de las altas prestaciones de la F1 en materia de análisis y tratamiento de datos, que aportarán una ventaja competitiva significativa a los productos Alpine.

«La nueva entidad Alpine asocia tres marcas con ventajas y ámbitos de excelencia distintos, para convertirlas en una empresa única y autónoma. El saber hacer de nuestra fábrica de Dieppe y la excelencia de la ingeniería de nuestros equipos de Fórmula 1 y de Renault Sport brillarán a través de nuestra gama 100 % eléctrica y tecnológica, afianzando así el nombre Alpine en el futuro. Estaremos así en los circuitos y en las carreteras, de forma auténtica y high-tech, rompedores y apasionados». Laurent Rossi, director general de Alpine

Sigue la competición

Alpine y Renault cuentan con una larga historia en competición y se han impuesto en distintas categorías, tanto en Fórmula 1 como en Rallye o en Resistencia. La competición seguirá en el centro de los proyectos ambiciosos de Alpine puesto que la Fórmula 1 ocupa un lugar central en la estrategia deportiva de la marca.

A partir de 2021, el equipo F1 Alpine se enfrentará a los más prestigiosos nombres de la industria del automóvil al entrar en el muy exclusivo club de las escuderías de grandes constructores.

 «Dar una identidad fuerte y específica a la Fórmula 1, y también al conjunto del programa de competición de Alpine es una obviedad y una oportunidad. Al situar el automovilismo en el centro de nuestras actividades, la identidad gráfica es clave. La decoración que hoy presentamos es la primera evocación de la nueva identidad de la escudería Alpine F1 Team. Algunos elementos gráficos estructurantes se mantendrán en la decoración del monoplaza de carreras y otros van a evolucionar. El emblema Alpine “sobredimensionado” y su enfoque gráfico tricolor es el primer símbolo potente de la identidad de la marca en competición. El azul, el blanco y el rojo hacen referencia a los colores de las banderas francesa e inglesa, algo muy importante para nosotros. Están al llegar múltiples variantes en el conjunto de actividades de competición». Antony Villain, director de diseño Alpine

Una marca nacida de la competición para la competición

Alpine fue fundada en 1955 por Jean Rédélé, un joven apasionado del automovilismo cuyo terreno de juego preferido –los Alpes– le inspira el nombre de su marca.

La empresa empezó a destacar al aparecer el A110 original en 1962. En aquella época, Alpine y Renault colaboraban estrechamente, ya que los concesionarios Renault se encargaban de la venta y del mantenimiento de los Alpine. Al principio de los años 70, Alpine formaba parte de la élite de los rallyes. En 1971, Alpine monopolizaba el podio del célebre Rallye de Montecarlo y repetiría en 1973 al convertirse en el primer constructor consagrado como campeón del mundo de rallyes.

En paralelo, despegaban las ventas de los Alpine de serie. La marca decidió entonces construir en Dieppe una fábrica específica que entraría en servicio en 1969. En esta planta se produce el actual A110. En 1971 entró en escena el A310, dos años antes de que Alpine fuera recomprada por el Grupo Renault.

Alpine logró su mayor éxito en automovilismo en 1978 al ganar las 24 Horas de Le Mans. Dieppe siguió lanzando nuevos modelos innovadores a lo largo de los años 70 y 80 con, en particular, el A310 V6 y el GTA antes de que en 1995 se detuviera por completo la producción. En 2017, Alpine lanza el nuevo A110, un modelo fiel a los principios atemporales del A110 original que conoce un éxito inmediato entre los apasionados y que gana numerosos premios internacionales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: