Paseo en trineo con un MINI John Cooper Works Clubman

La nieve está garantizada en un viaje por carretera a través del norte de Finlandia en invierno. Con un poco de suerte, se puede ver la aurora boreal en el cielo nocturno. Durante el día, los interminables caminos rurales, generalmente sin rastro de gente, son un lugar ideal para probar el rendimiento de este atleta con tracción a las cuatro ruedas mientras sigue las pistas de los legendarios “Finlandeses voladores “.

Las condiciones de entrenamiento de Finlandia deben de tener algo que ver para haber dado origen a dos de los mejores pilotos que se han puesto al volante en las pistas de rally de este mundo. Timo Mäkinen y Rauno Aaltonen, ambos de este país, adquirieron ese toque sensible en manos y pies conduciendo a través de Laponia por carreteras desiertas que normalmente ya estaban cubiertas de nieve a finales de otoño, y a veces también en lagos congelados. Más tarde, los pilotos de rally se beneficiaron de esta experiencia cuando luchaban por segundos durante las competiciones. En 1965 y 1967 respectivamente, Mäkinen y Aaltonen consiguieron la segunda y tercera victoria en la general con el clásico MINI Cooper S en el Rally de Montecarlo.

Desde el principio, se siente que la conducción deportiva en Laponia requiere un conjunto de habilidades especiales, incluso cuando se hace un viaje invernal por carretera con un modelo moderno de la marca premium británica como en el MINI John Cooper Works Clubman (consumo de combustible combinado: 7,4 – 7,1 l/100 km; emisiones de CO2 combinadas: 169 – 161 g/km). La potencia de 225 kW/306 CV bajo el capó exige un uso sensible del pedal del acelerador, mientras que la tracción a las cuatro ruedas del ALL4 se encarga de distribuir con gran precisión el potente par de tracción entre las ruedas delanteras y traseras. Y si el ánimo se eleva, siempre hay un Control Dinámico de Estabilidad (DSC) para calmarse.

La potencia a este nivel, las cuatro ruedas motrices y los asistentes electrónicos aún no estaban disponibles en la edad de oro de Mäkinen y Aaltonen. Realizaron sus espectaculares maniobras de conducción con medios mucho más modestos. En 2010, fueron los primeros conductores en ser homenajeados en el recién establecido “Salón de la Fama de los Rallyes”, junto con Paddy Hopkirk de Irlanda del Norte, que ya había conseguido la primera victoria general del “Monte” conduciendo el clásico Mini en 1964. Es poco probable que sea una coincidencia que el Salón de la Fama del Rally se encuentre en Finlandia. Los grandes de esta disciplina son saludados en el museo del automóvil Mobilia en Tampere. A lo largo de los años, muchos otros pilotos de rally de la Tierra de los Mil Lagos se han ganado el epíteto de “Finlandés Volador”. No menos de once de los actuales 26 miembros del “Salón de la Fama del Rally” son finlandeses. Por lo tanto, una visita al museo es la plataforma de lanzamiento ideal para un viaje por carretera tras las huellas de las leyendas del rally. La expectación crece espontáneamente ante la perspectiva de probar el rendimiento del MINI John Cooper Works Clubman sobre hielo y nieve.

Cualquiera que salga de Tampere hacia Laponia tiene la opción de viajar al norte cientos de kilómetros a lo largo de la costa occidental de Finlandia para poder aclimatarse gradualmente a las temperaturas árticas de la región. En Laponia, el invierno se manifiesta en su forma pura: frío glacial y con mucha nieve. Es importante estar bien abrigado. El MINI John Cooper Works Clubman ofrece un generoso espacio para la ropa apropiada en su maletero de 360 litros detrás de las puertas traseras de dos bisagras estilo granero. Después de abatir el respaldo del asiento trasero, el volumen de espacio de almacenamiento incluso aumenta a 1.250 litros. Y hay espacio adicional disponible en la caja del techo del MINI para acomodar chaquetas cortavientos, ropa interior de esquí y calcetines de lana. Ofrece una capacidad de 320 litros y se puede fijar de forma segura a los rieles de techo opcionales del MINI John Cooper Works Clubman y al portaequipajes suministrado en la gama de accesorios originales de MINI en unos pocos pasos.

Después de una parada en la capital de Laponia, Rovaniemi, es un viaje corto para cruzar el Círculo Polar Ártico en el norte. La inmensidad del paisaje es una invitación a seguir simplemente el camino en un viaje a través de densos bosques de pinos y pasando por numerosos lagos. El MINI John Cooper Works Clubman cruza imperturbable la nieve. Lejos de las señales de stop y de los semáforos, las superficies heladas presentan una invitación a perfeccionar el arte de tomar las curvas.

La región de Laponia se extiende por todo el norte de los países de Suecia, Noruega, Finlandia y Rusia. Abarca el área de asentamiento del pueblo indígena Sami, cuya cultura e historia están documentadas en un museo en el pueblo de Inari. Cualquiera que haya llegado hasta aquí, puede estar pensando en continuar su viaje hasta el Cabo Norte en la isla noruega de Magerøya. Después de todo, son sólo otros 400 kilómetros.

Muchos lugares de Laponia ofrecen la oportunidad de hacer una excursión con raquetas de nieve o un paseo en trineo tirado por perros para descubrir los zorros árticos, los búhos y otros animales en su entorno natural. Además, turistas de todo el mundo llegan al lejano norte para ver la aurora boreal durante una larga noche de invierno. Hay que ser rápido cuando las temperaturas y las condiciones de visibilidad son las adecuadas para este fenómeno natural para llegar a un buen punto de observación en el momento adecuado. El MINI John Cooper Works Clubman no decepciona y este viaje adicional proporciona otro regalo. Durante el “paseo en trineo” nocturno con 306 caballos de potencia, los faros LED adaptables opcionales con función matriz para la luz de carretera iluminan la ruta que conduce a uno de los puntos de observación que ofrecen una vista particularmente buena de la brillante y espectacular exhibición celestial.

El parque natural Ranua Wildlife Park ofrece una impresionante introducción al mundo animal del Ártico. Está situado a las afueras de la pequeña ciudad de Ranua, a unos 80 kilómetros al sur de Rovaniemi, y los visitantes del zoológico tienen la oportunidad de ver de cerca alces, renos, osos pardos y polares, lobos, zorros árticos y muchos otros animales autóctonos del norte de Escandinavia. Las pistas y puentes de madera se abren paso a través de los espaciosos recintos. El Ranua Wildlife Park se inauguró en 1983 y es la atracción turística más popular del norte de Finlandia.

Los apartamentos e iglúes Artic Fox proporcionan alojamiento para una estancia más larga en el parque natural. Estos servicios están situados directamente a las orillas del lago Ranuanjärvi. Tienen su propia sauna y un dormitorio con ventana panorámica que mira hacia el norte para proporcionar un punto de vista excepcional. Prácticamente no hay ningún otro lugar en Laponia donde se puedan ver las famosas auroras boreales en un entorno más cómodo o más cálido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: