Una maqueta construida en Weissach ha servido para desarrollar un interior perfecto para el Taycan Cross turismo

En el luminoso y reservado entorno del taller PFM de Weissach, Klaus Bernhard se encarga de prever las futuras necesidades de los clientes en un coche que aún no existe. Las siglas PFM corresponden a “Package Functioning Model” (“Modelo Funcional de Proporciones”). Es un trabajo difícil pero vital. Bernhard y su equipo, en estrecha colaboración con diseñadores e ingenieros, crean habitáculos que cumplan los exigentes estándares de todos los futuros vehículos Porsche.

Hoy, el objeto de toda la atención de Bernhard es un modelo del Taycan Cross Turismo a escala real. Recreado con la mayor fidelidad posible al producto final, la “caja de asientos” interna del PFM permite a Bernhard representar todas las interacciones diarias que un cliente podría experimentar, desde la entrada y salida física del vehículo, hasta la comodidad de los asientos y la visibilidad mientras están dentro. Bernhard y su equipo son expertos en ergonomía. El hecho de hacer esto una y otra vez les permite determinar con precisión dónde unos últimos milímetros aquí o allá marcarán la diferencia en términos de confort de los pasajeros.

“Entrar en el coche, cómo te sientes dentro de él, volver a salir: lo evaluamos todo”, explica. “Son cosas que hay que experimentar realmente, porque solo unos milímetros pueden marcar la diferencia entre sentirse cómodo o no”.

Sin embargo, incluso en esta primera fase, el Taycan Cross Turismo hace más sencillo el trabajo de Bernhard. El nuevo Porsche totalmente eléctrico se ofrecerá con opciones de techo de cristal estándar o panorámico, ambas con un espacio para la cabeza significativamente mayor en las plazas traseras que la berlina deportiva Taycan, gracias a la línea de techo ampliada del nuevo modelo. Los pasajeros también se sentarán más arriba en el Cross Turismo, lo que facilitará el acceso y la salida.

El maletero del Taycan Cross Turismo

Otra consideración para Bernhard en esta variante más versátil del concepto original del Taycan es el espacio para el equipaje, cómo se va a utilizar y para qué. “Los requisitos de los clientes tienen prioridad, así que tenemos que considerar cuidadosamente el tamaño del maletero, pero también el acceso y la forma de cargarlo. Esto incluye qué objetos querrá el cliente meter en ese compartimento de carga”, continúa.

Bernhard y su equipo colaboran estrechamente con los diseñadores, que desean una forma determinada para el interior del maletero, y los técnicos, cuyos requisitos más allá de lo que está a la vista pueden ser muy diferentes. El volumen es esencial, pero también lo es el tamaño y la forma de los objetos que pueden introducirse. Se prueban innumerables variaciones, se consideran todas las permutaciones posibles. Y como en todo lo que hace Porsche, primero es la función y después debe seguir la forma. Tiene que funcionar perfectamente y tener buen un aspecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: