9 claves del nuevo Volkswagen ID.4

Volkswagen ya tiene en su gama el nuevo ID.4, a medio camino entre la berlina y el SUV, construido sobre la plataforma MEB, muy amplio, robusto y 100% eléctrico. Ya se puede comprar con diferentes opciones y acabados y dos versiones de lanzamiento, el 1st y 1st Max, con un precio que arranca en los 36.000 euros.

Volkswagen ID.4 1ST Max

Los eléctricos de Volkswagen no dejan frio a nadie y poco a poco comienzan a ser parte del paisaje urbano porque a nivel global la marca entregó más de 212.000 coches eléctricos e híbridos enchufables en 2020. En el mercado español, Volkswagen sólo en el mercado de eléctricos puros matriculó más de 2.200 unidades y más de 1.000 fueron ID.3 en sólo cuatro meses que estuvo activo en el mercado. Los ID llaman poderosamente la atención por su diseño y por infinidad de soluciones técnicas que sitúan a Volkswagen en la vanguardia de una tecnología que con cada nueva llegada sigue avanzado. Tras la excelente acogida del ID.3, que se ha posicionado como uno de los eléctricos más vendidos en 2020 llega el ID.4 con infinidad de nuevas e interesantes soluciones y con el sello de calidad y robustez de Volkswagen. El futuro es eléctrico con los ID de Volkswagen y el ID.4 es el segundo modelo eléctrico, al igual que el anterior está previsto que se fabrique y venda en Europa, también en China e incluso en EEUU. Esto forma parte de la estrategia “Transform 2025+” que implica un gran esfuerzo e inversión por parte de la marca, que invertirá 11.000 millones de euros en movilidad eléctrica hasta 2024 y hasta 2029 lanzará al mercado hasta 75 modelos eléctricos y espera vender en este tiempo 26 millones de vehículos eléctricos. Es mucha información, por eso el objetivo es extraer las diez claves o elementos que hacen más especial a este coche, los diez argumentos que lo hacen especialmente interesante tanto como para ser el eléctrico a comprar. A fin de cuentas, de momento es el buque insignia de ese ambicioso “Way to Zero” que tiene en marcha la compañía alemana para ser neutral en emisiones de CO2 en 2050. El nuevo ID.4 impulsa la ofensiva eléctrica de la marca en todo el mundo. Un coche global.

Volkswagen ID.4 1ST Max
  1. Carrocería, diseño: El ID.4 es el primer SUV totalmente eléctrico de Volkswagen y el primer vehículo eléctrico global de la marca. Realmente es menos SUV, casi una berlina elevada, pero para gustos los colores, en este caso los formatos y si ahora lo que se vende es el SUV compacto, pues que sea SUV compacto. Pero al ID.4 lo que le caracteriza es una imagen futurista con un excelente coeficiente aerodinámico de 0,28 cx y un interior bautizado como Concepto Open Space que abusa del espacio real para los pasajeros gracias a la larga batalla y un habitáculo carente de túneles de transmisión, etc. El color es importante y el ID.4 se lanza con seis colores: Azul, blanco, amarillo, gris, gris piedra de Luna y plata todo ellos metalizados mientras que el techo y el spoiler son negros y las barras longitudinales del techo son plateadas.
  2. Motor trasero y tracción trasera. Como si de un histórico Escarabajo se tratara, la ingeniería de la plataforma modular de propulsión eléctrica de Volkswagen sitúa el motor y la tracción en la parte trasera. El motor eléctrico se sitúa por delante de las ruedas del eje trasero y envía el par a una caja de cambios de una marcha con diferencial. Tracción trasera para mayor agilidad, capacidad de tracción, mejor radio de giro y también mejor acústica. La eficiencia del motor síncrono es superior al 90 % en la mayoría de situaciones. El motor eléctrico, la caja de cambios y el módulo electrónico de potencia y control pesan unos 90 kg y cabe en una bolsa de deporte.
  3. Vida a bordo: Ponerse al volante del ID.4 es un ejercicio de inmersión a un nuevo concepto de conducción gracias a todos los recursos que pone la tecnología y que simplifican y magnifican su uso. La pantalla táctil de hasta 12 pulgadas da acceso a todas las funciones y el coche responde al control por voz “Hola, ID.”, con conexión online, el Head-up-Display opera a modo de cuadro virtual con realidad aumentada para fusionar las pantallas de información o funciones seleccionadas, como el sistema de navegación “Discover Pro” o los servicios móviles de We Connect. El software y el hardware del ID.4 están diseñados con una arquitectura completamente nueva y el cliente puede descargarse actualizaciones para el coche tras la compra.
  4. Facilidad de carga: Debe ser una operación sencilla con We Charge, un sistema ecológico para la carga de vehículos eléctricos que el usuario reciben de un único proveedor. We Charge es el sistema completo para la carga sostenible de coches eléctricos diseñado por VW y opera en todo los escenarios, en casa, durante el viaje y en recorridos de larga distancia. El cliente controla el proceso de carga en su smartphone. La carga doméstica se realiza con el cargador ID. Charger, el Wallbox de Volkswagen, (disponible a partir de 479 euros). Durante el viaje con el cable de modo 3 en más de 150.000 puntos de carga públicos en Europa accesibles mediante la aplicación We Connect ID., con la que la estación de carga se activa con el mapa de We Charge o con un smartphone Android. En la autopista, para largas distancias, dispone de la red de carga rápida IONITY y para 2025 Volkswagen y sus socios comerciales, tienen previsto instalar cerca de 35.000 puntos de carga en Europa.
  5. Capacidad de maletero. Concepto SUV compacto con las ventajas de una carrocería de corte familiar, el ID.4 usa la plataforma modular de propulsión eléctrica (MEB) de Volkswagen con gran batalla y un suelo muy plano que hace que sea aprovechable hasta el último centímetro, para empezar con un maletero de 543 litros que con los respaldos de los asientos traseros plegados alcanza los 1.575 litros cargado hasta el techo.
  6. Aerodinámica y chasis. Todo está cuidado y desarrollado para optimizar la aerodinámica y optimizar el peso. El diseño de las manillas de la puerta integradas, las llantas con su diseño superficial, la persiana del radiador de accionamiento eléctrico en el frontal que solo se abre cuando el necesita aire frío e incluso los bajos completamente carenados. La batería de alto voltaje forma un bloque plano debajo del habitáculo lo que garantiza un centro de gravedad bajo y una distribución equilibrada de las cargas de los ejes y tanto el motor como la caja de cambios están colocados en el eje trasero ocupando poco espacio. Para optimizar el peso los faldones laterales son de aluminio y acero ultrarresistente. Por último, sus grandes ruedas de hasta 21 pulgadas de diámetro y los 16 centímetros de distancia al suelo consiguen un aspecto robusto y la altura necesaria para dominar la carretera.
  7. Sostenibilidad. La fabricación de los ID con un balance neutro en emisiones de CO2 es el objetivo en Europa. De hecho, el exigente TÜV Nord confirma que el ID.4 es un producto con un balance de emisiones neutro desde el punto de vista climático. Entre las medidas para la reducción de las emisiones está el uso de electricidad verde en la fabricación de la batería y de la planta de Zwickau, donde se fabrica el ID.4, teniendo en cuenta todas las emisiones de CO2 de toda la cadena de suministro y la producción, el transporte y la primera carga de batería. Además, al final de su fase de uso la batería del ID.4 se podrá reutilizar o se reciclará.
  8. Gama, batería y autonomía: Hay mucho donde elegir tanto por mecánica como por autonomía y acabados, pero la marca ha ideado un sistema para simplificar la tarea al comprador. Hay siete modelos preconfigurados junto las versiones de lanzamiento, los ID.4 1ST y ID.4 1ST Max. Son los Pure Performance, City, Style, Pro Performance, Life, Business y Max. Tanto el ID.4 1st y el ID.4 1st Max (más lujoso) reciben la batería de 77 kWh para una autonomía de hasta 522 km en ciclo WLTP, con un motor de 150 kW que equivale a 204 CV con una velocidad de 160 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos. Para las siete versiones preconfiguradas hay dos tipos de batería: la de 52 kWh con una autonomía de 340 km que se ofrece con tres acabados: Pure Perfomance, City y Style. Y la de 77 kWh con una autonomía de 522 km que se ofrece con los acabados Pro Perfomance, Life, Business y Max. 
    A medio plazo completarán la gama la versión de acceso, denominada “Pure” con batería de 52 kWh y una potencia de 109 kW (148 CV), y la variante GTX, más deportiva, con la batería de 77 kWh, tracción total y 225 kW de potencia en conjunto, porque tendrá dos motores, uno más pequeño para el eje delantero.
  9. Conectividad: Lo que llamamos conectividad inteligente gestionado por medio del sistema de navegación “Discover Pro” y los servicios móviles online de “We Connect Start”, ambos se incluyen de serie en la compra del coche. También incluye la interfaz de teléfono “Confort” para conectar el smartphone con la electrónica del coche, también con función de streaming multimedia y conexión vía de Android Auto, Apple Car Play y Mirror Link. Los servicios online We Connect Start conectan el ID.4 con el smartphone del usuario y la infraestructura de tráfico para servicios de navegación, información del tráfico online y actualización de mapas. En trayectos largos planifica las paradas de recarga de la forma más rápida posible con información sobre ocupación y precio. Mediante la misma aplicación se puede controlar la carga y climatización de forma remota o consultar la autonomía del vehículo, etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: