Mercedes-AMG SL es la nueva edición de un icono de la automoción

El nuevo Mercedes-AMG SL es la nueva edición de un icono de la automoción, y retorna a sus raíces con una capota clásica de lona y un carácter eminentemente deportivo. Al mismo tiempo, el lujoso roadster con 2+2 asientos resulta especialmente idóneo para la conducción diaria y por primera vez utiliza un sistema de tracción integral para convertir en prestaciones la potencia de sus motores. Una serie de componentes de alta tecnología acentúan el perfil deportivo. Entre ellos cabe destacar el tren de rodaje AMG ACTIVE RIDE CONTROL con estabilización activa del balanceo, la dirección del eje trasero, el sistema de frenos cerámicos de altas prestaciones AMG con discos compuestos disponible como opción o el sistema de iluminación DIGITAL LIGHT con función de proyección incorporado de serie. En combinación con el motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros, este elenco conduce a una vivencia de conducción al más alto nivel. Mercedes-AMG ha desarrollado el SL con total autonomía en su sede de Affalterbach como modelo Performance Luxury, completamente independiente de otras gamas. En la fecha de lanzamiento al mercado se introducen dos modelos con motor AMG V8.

Hace casi 70 años nació en Stuttgart un automóvil deportivo, llamado a convertirse en una leyenda desde su presentación. De la visión de un modelo capaz de ampliar el potencial de la marca Mercedes-Benz cosechando triunfos en el automovilismo deportivo nace el primer SL, un bólido de competición apto para la conducción por las vías públicas. Poco después de su debut en el año 1952, el 300 SL (con la denominación interna W 194) recibe sus primeros galardones en los circuitos de carreras de todo el mundo. En el año de su estreno, por mencionar solamente los triunfos más destacados, el vehículo logra un espectacular doblete en las legendarias 24 horas de Le Mans, y ocupa incluso los cuatro primeros puestos en el Gran Premio para automóviles deportivos celebrado con ocasión del aniversario del circuito Nürburgring. Estos laureles convierten al SL en un automóvil mítico en un tiempo récord.

En el año 1954 sale al mercado el sucesor del acreditado bólido. El vehículo deportivo de serie 300 SL (W 198) recibe la denominación «alas de gaviota» o «Gullwing» por la desacostumbrada forma de sus puertas. En el año 1999, un jurado formado por periodistas del ramo del motor le otorga el título de «vehículo deportivo del siglo XX». Otras etapas destacadas de la historia de este modelo son el «Pagoda» (W 113, 1963-1971), el incansable R 107, fabricado durante nada menos que 18 años (1971-1989) y su sucesor, el R 129, considerado por los especialistas una escultura de la automoción por su llamativa forma de cuña. La abreviatura «SL» ha sido siempre, y sigue siendo en nuestros días, sinónimo de uno de los pocos auténticos iconos de la automoción en todo el mundo.

El nuevo Mercedes-AMG SL sienta ahora un nuevo hito en esta historia de desarrollo de siete decenios y culmina su evolución de bólido de pura sangre a descapotable deportivo de lujo. El nuevo modelo combina el carácter deportivo del SL primigenio con el singular nivel de lujo y la excelencia tecnológica que distingue a los modernos modelos de Mercedes.

«El SL es un icono de la automoción. Desde hace casi 70 años, este llamativo deportivo entusiasma en todo el mundo a los clientes de Mercedes de cada generación. El nuevo SL de Mercedes-AMG, como reencarnación del roadster primitivo, simboliza más que nunca esta fascinación intemporal», destaca Britta Seeger, Miembro de la Junta Directiva de Daimler AG y Mercedes-Benz AG, responsable de ventas de Mercedes-Benz Cars.

«El nuevo SL conjuga los genes deportivos del SL original con la Driving Performance característica de AMG. Al mismo tiempo, brinda a sus ocupantes lujo y confort a un nivel insuperable. Esta combinación no tiene parangón en el segmento de los automóviles deportivos y se refleja asimismo en el habitáculo, que combina máximo confort y calidad con la dosis adecuada de deportividad. La fusión del mundo analógico con los equipos digitales más avanzados disponibles a un nivel cualitativo muy alto revela que el nuevo SL es la reencarnación de un icono en una nueva era», comenta Philipp Schiemer, presidente de la gerencia de Mercedes-AMG GmbH.

«El lanzamiento del nuevo SL supone un nuevo posicionamiento del emblemático diseño del SL. Las formas exteriores, modeladas con expresividad, transmiten una impresión liviana y purista, que concierta a la perfección belleza sensual con un diseño extravagante», subraya Gorden Wagener, Chief Design Officer Daimler Group.

«En Mercedes-AMG consideramos todo un honor haber podido desarrollar con autonomía la nueva edición de este icono de los automóviles deportivos. El encargo de desarrollo del nuevo SL implicaba un comienzo absolutamente radical, partiendo de cero, sin asumir una estructura previa. Estamos orgullosos del resultado, que demuestra una vez más la alta competencia de desarrollo del equipo de especialistas de Affalterbach. El nuevo concepto con 2+2 asientos conjuga un dinamismo ágil con un confort elevado y una idoneidad plena para la conducción cotidiana», recalca Jochen Hermann, Chief Technical Officer de Mercedes-AMG GmbH.

El nuevo Mercedes-AMG SL establece un nuevo referente en el segmento de los automóviles deportivos de lujo con su sugestivo diseño, la técnica más moderna disponible y propiedades sobresalientes de conducción. El diseño exterior fascina por un acorde perfecto de tres notas, combinando la moderna filosofía de diseño de Mercedes-Benz, expresada por el término claridad sensual, con los genes deportivos de AMG, y añadiendo detalles característicos que rememoran con respeto la tradición de casi 70 años de historia del SL. Los dos resaltes longitudinales sobre el capó son solo una de las numerosas reminiscencias a la primera generación del SL. El juego de luces y sombras resultante confiere a la vista general un aspecto liviano y bajo. Esto revela a primera vista el retorno del nuevo SL a sus raíces deportivas.

Diseño exterior: formas equilibradas con genes deportivos

Entre los atributos característicos del diseño de la carrocería cabe mencionar la batalla larga, los voladizos cortos, el capó largo y el habitáculo situado en una posición atrasada, con un parabrisas muy tendido, y la rotunda zaga. De aquí resultan las proporciones típicas del SL, que confieren al roadster su porte dinámico y poderoso en combinación con las voluminosas cajas pasarruedas y las llantas de aleación de formato grande, enrasadas con la chapa exterior de la carrocería. En su posición cerrada, la capota de lona integrada sin solución de continuidad subraya la impresión purista y deportiva del diseño.

La calandra del radiador específica de AMG acentúa la anchura del frontal. Sus 14 lamas verticales recuerdan al arquetipo de todos los modelos SL, el legendario bólido de competición 300 SL del año 1952. Otros elementos característicos del diseño son los faros planos LED de contorno nítido con técnica DIGITAL LIGHT y las luces traseras, también planas, formadas por diodos luminosos.

Diseño interior: Performance Luxury y un puesto de conducción «hiperanalógico»

El espacio interior del nuevo Mercedes-AMG SL vierte la emblemática tradición del primer 300 SL Roadster en un lenguaje moderno. La nueva edición conjuga a la perfección atributos deportivos con lujo. Los materiales nobles y un acabado perfecto subrayan el nivel insuperable de confort. La configuración del puesto de conducción, incluyendo el visualizador central ajustable en la consola central, se centra en la persona del conductor. Al mismo tiempo, el canon de dimensiones completamente nuevo con 2+2 asientos brinda mayor funcionalidad y más espacio en el habitáculo. Las plazas traseras aumentan la idoneidad del vehículo para el uso a diario y permiten viajar cómodamente a personas de hasta 1,50 metros de estatura.

Los diseñadores han asumido el habitáculo minimalista del 300 SL Roadster y sus materiales de alta calidad como inspiración para la configuración interior del nuevo modelo. El resultado es una sugestiva combinación de geometría analógica y mundo digital. De ahí la denominación «hiperanalógica». Un ejemplo de esta concepción es el cuadro de instrumentos completamente digital, integrado en un visor tridimensional. Para el sistema de infoentretenimiento MBUX incorporado de serie puede elegirse entre varios estilos específicos de visualizado y distintos modos.

Uno de los numerosos elementos destacados del espacio interior del nuevo SL es el diseño escultural de los asientos deportivos AMG con ajuste eléctrico que se incorporan de serie. El reposacabezas está integrado en el respaldo del asiento y subraya así su carácter deportivo. También forma parte del equipamiento la calefacción integrada en el reposacabezas AIRSCARF. El aire caliente emitido a través de difusores en los reposacabezas penetra en el habitáculo y envuelve como una bufanda invisible el cuello y la nuca del conductor y el acompañante. El diseño se completa con una ergonomía perfecta y atractivos patrones en las costuras y las divisiones de los módulos del acolchado, dando como resultado una simbiosis perfecta de alta tecnología, prestaciones y lujo. Como opción pueden sustituirse los asientos de serie por la versión AMG Performance.

La generación más reciente de MBUX (Mercedes-Benz User Experience) asegura un manejo intuitivo y es capaz de aprender. Este equipo pone a disposición de los ocupantes numerosos contenidos y funciones, así como la estructura de manejo del sistema MBUX de segunda generación, que ha celebrado su estreno en la nueva Clase S de Mercedes-Benz. En el SL se añaden a este equipo numerosos contenidos específicos de AMG en cinco estilos de visualizado. Algunas opciones exclusivas de menú, como «AMG Performance» o «AMG TRACK PACE», acentúan asimismo el cariz deportivo del vehículo.

Carrocería bruta: nueva arquitectura de roadster con estructura compuesta de aluminio

El SL del año 2021 se basa en una arquitectura de 2+2 asientos, desarrollada partiendo de cero por los especialistas de Mercedes-AMG. El chasis del vehículo, formado por una estructura ligera compuesta de aluminio, consta de un Spaceframe de aluminio con una estructura autoportante. Este concepto constructivo garantiza máxima rigidez y, por consiguiente, constituye una base perfecta para un dinamismo preciso de conducción, elevado confort, una disposición perfecta de los componentes en el interior y proporciones deportivas de la carrocería. La nueva carrocería en bruto surgió —al igual que sucedió con el primer SL en 1952— a partir de la proverbial hoja en blanco en la mesa de diseño. No se ha asumido ningún componente del anterior SL ni de ningún otro modelo, como por ejemplo el AMG GT Roadster.

El objetivo perseguido con la arquitectura de la carrocería bruta era favorecer el alto nivel de Driving Performance típico de AMG y, en especial, un alto dinamismo longitudinal y transversal, unido al elevado nivel de confort y seguridad que esperan los clientes. La mezcla inteligente de materiales utilizada en el nuevo SL hace posible conjugar máxima rigidez con un peso bajo. Elementos de sección optimizada y una conformación sofisticada y precisa de los componentes crean el espacio necesario para alojar el amplio equipamiento de confort y de seguridad, así como la capota de lona. Entre los materiales utilizados se cuentan el aluminio, el magnesio, materiales reforzados con fibras y el acero. Este último se emplea, por ejemplo, para fabricar el marco del parabrisas. Este componente sirve de protección en caso de vuelco en combinación con el sistema de estribos situados detrás de los asientos traseros, que se extienden en fracciones de segundo en situaciones de emergencia.

En comparación con la serie precedente, la rigidez a la torsión de la estructura básica del SL ha aumentado en un 18%. La rigidez transversal es 50% mayor que la del AMG GT Roadster, conocido ya por el excelente valor en este parámetro. La rigidez longitudinal es 40% mayor. El peso de la carrocería en bruto es de unos 270 kilogramos. Junto con un centro de gravedad bajo, la construcción ligera de la carrocería es la base de un dinamismo sobresaliente de conducción.

Elementos aerodinámicos activos para un equilibrio perfecto y alta eficiencia

Un capítulo esencial en el desarrollo del nuevo SL tenía como objetivo lograr una elevada eficiencia aerodinámica. En concreto, se trataba de alcanzar una relación perfectamente equilibrada entre baja resistencia aerodinámica y fuerzas ascensionales reducidas. El lujoso roadster se beneficia aquí de la extensa experiencia de Mercedes-AMG en la competición automovilística y de numerosos elementos aerodinámicos activos en el frontal y en la zaga. Todos los elementos que optimizan el flujo de aire están perfectamente integrados en el diseño del exterior. Otros detalles y medidas contribuyen asimismo a la reducción del coeficiente de resistencia aerodinámica hasta una cota mínima de cx 0,31, un valor excelente para un deportivo descapotable.

El diseño aerodinámico del SL satisface las complejas exigencias a la estabilidad de marcha, la resistencia aerodinámica, la refrigeración de los componentes y el ruido aerodinámico. El carácter del vehículo y sus propiedades de conducción permanecen invariadas, tanto si la capota está abierta como si está cerrada. Un dimensionamiento aerodinámico adecuado ayuda a aliviar situaciones críticas de conducción, por ejemplo, durante una maniobra repentina de esquiva a alta velocidad.

Sistema de regulación del aire AIRPANEL, por primera vez en dos piezas

Un equipo técnico destacado del desarrollo aerodinámico es el sistema activo de regulación del aire AIRPANEL, formado por dos componentes. El primer elemento utiliza lamas verticales, ocultas detrás de la toma inferior de aire en el faldón delantero. El segundo componente, situado detrás de la toma superior de aire, consta de lamas horizontales. En su posición básica, todas las lamas están cerradas. En esta posición reducen la resistencia aerodinámica y permiten dirigir el aire de forma precisa hacia los bajos del vehículo. Con ello disminuyen aún más las fuerzas ascensionales en la sección delantera. Una vez que se ha alcanzado una temperatura determinada en componentes definidos, y si la demanda de aire de refrigeración es especialmente elevada, se abren las lamas (en el segundo sistema más tarde, al alcanzarse una velocidad de 180 km/h) y dejan pasar el caudal máximo de aire de refrigeración hacia los intercambiadores de calor.

Otro elemento activo es el spoiler trasero extensible, integrado sin solución de continuidad en la tapa del maletero. La posición de este componente varía en función de la situación de conducción. El software de control tiene en cuenta para ello numerosos parámetros. Por ejemplo, la velocidad de marcha, la aceleración longitudinal y transversal y la velocidad de giro de la dirección. A partir de una velocidad de 80 km/h, el spoiler puede asumir posiciones con cinco ángulos diferentes para desempeñar distintas tareas, desde optimizar la estabilidad de marcha hasta reducir la resistencia aerodinámica.

También contribuye a mejorar el comportamiento dinámico del vehículo un elemento aerodinámico activo oculto en los bajos del vehículo, por delante del motor. Este perfil de fibra de carbono de unos dos kilogramos de peso reacciona a la posición del selector de programas de conducción AMG y se desplaza automáticamente unos 40 milímetros hacia abajo al alcanzarse una velocidad de 80 km/h. Con ello se genera el llamado efecto Venturi, que hace que el vehículo se adhiera adicionalmente a la calzada, reduciendo así las fuerzas ascensionales en el eje delantero. El conductor experimenta este efecto positivo en la dirección. En concreto, resulta más fácil guiar con precisión el SL en curvas, y también mejora la estabilidad direccional en rectas.

Con el SL se ofrecen numerosas llantas de aleación con propiedades aerodinámicas optimizadas en formato de 19, 20 o 21 pulgadas de diámetro. Estas llantas provocan menos turbulencias, con lo que disminuye la resistencia aerodinámica. Cabe destacar especialmente las llantas de 20 pulgadas con anillos de plástico de acción aerodinámica, que contribuyen además a reducir el peso total.

La capota: menos peso y un centro de gravedad más bajo

El posicionamiento más deportivo del nuevo SL fue un argumento importante a la hora de optar por una capota de lona con accionamiento eléctrico en lugar del techo retráctil de metal del modelo antecesor. La disminución del peso en 21 kilogramos y la posición más baja resultante del centro de gravedad repercuten positivamente en el dinamismo de conducción y en la maniobrabilidad del roadster. El plegado en Z ayuda a ahorrar espacio y peso, y permite renunciar a una tapa convencional para el compartimento de la capota. La tapa delantera del techo asegura que la capota abierta queda enrasada con la superficie de la carrocería en su posición final. Otro cometido asignado a los encargados del desarrollo era conservar la elevada idoneidad para el uso cotidiano del vehículo y su ejemplar confort acústico. La ejecución en tres capas consta de una cubierta exterior tersa, un techo interior acabado con precisión y, entre ambos, una esterilla insonorizante formada por material de alta calidad de 450 g/m² de peso.

La operación de apertura y de cierre se completa en solo 15 segundos y puede ejecutarse durante la marcha, hasta una velocidad de 60 km/h. Para manejar la capota se pueden utilizar tanto la regleta de interruptores en la consola central como la pantalla táctil multimedia, en la que una secuencia animada muestra el avance del proceso.

Motor, cambio y tracción integral: mayor diversidad y más posibilidades de elección que nunca

En la fecha de lanzamiento al mercado, el nuevo SL estará disponible con un motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros en dos niveles de potencia. Ambos propulsores se montan exclusivamente a mano de acuerdo con el principio «One Man, One Engine» en la planta de la empresa situada en Affalterbach, Alemania. El propulsor incorporado en el modelo tope de gama SL 63 4MATIC+ (consumo de combustible en el ciclo mixto
12,7-11, 8 l/100 km, emisiones de CO2 en el ciclo mixto 288-268 g/km)[1] desarrolla una potencia de 430 kW (585 CV) y pone a disposición un par máximo de 800 Nm en una amplia gama de revoluciones, de 2.500 a 4.500 rpm. La aceleración de 0 a 100 km/h no dura más de 3,6 segundos, y la velocidad máxima asciende a 315 km/h. En el SL 55 4MATIC+ (consumo de combustible en el ciclo mixto 12,7-11,8 l/100 km, emisiones de CO2 en el ciclo mixto 288-268 g/km), el grupo V8 desarrolla 350 kW (476 CV) de potencia y un par máximo de 700 Nm. El sprint de 0 a 100 km/h acaba a los 3,9 segundos, y la velocidad máxima se alcanza a los 295 km/h.

Para su incorporación en el SL se ha dotado al propulsor de un nuevo cárter de aceite, un intercooler en una nueva posición y una ventilación activa del bloque motor. Los canales de admisión y de escape han sido optimizados para un flujo más efectivo de los gases, y se ha ampliado la conducción de gases de escape para la caja de catalizadores y el filtro de partículas para motores de gasolina. El aumento de potencia del SL 63 4MATIC+ se debe en primera línea a una mayor presión de sobrealimentación, unida a un mayor caudal de aire de admisión, así como modificaciones en el software del motor. Como suma de todas estas mejoras, el motor de ocho cilindros entusiasma por su extraordinario despliegue de potencia, con un poderoso empuje en el margen completo de número de revoluciones y máxima eficiencia para reducir las cotas de consumo y emisiones.

Modelos híbridos de altas prestaciones en fase de desarrollo

Más adelante ofreceremos el SL también con una potente propulsión híbrida de altas prestaciones. El principio rector de la estrategia de propulsión AMG E PERFORMANCE es ofrecer una cadena cinemática electrificada que incremente una vez más el dinamismo de conducción, sin dejar por ello de ser altamente eficiente.

Embrague húmedo para el arranque en el cambio

El cambio AMG SPEEDSHIFT MCT 9G conjuga una sugestiva vivencia de transmisión con tiempos de reacción cortos, y está optimizado para las condiciones de trabajo de la cadena cinemática del nuevo SL. Un embrague húmedo para el arranque sustituye al convertidor de par. Este componente contribuye a reducir el peso y mejora con su menor inercia de masas la respuesta a las órdenes transmitidas mediante el pedal acelerador, especialmente al acelerar con rapidez y en los cambios de carga.

Más tracción y más estabilidad de marcha: tracción integral completamente variable AMG Performance 4MATIC+

En sus casi 70 años de historia del SL, es la primera vez que se equipa con un sistema de tracción a las cuatro ruedas. Los dos modelos V8 están equipados de serie con la tecnología de propulsión integral AMG Performance 4MATIC+. Este sistema inteligente conjuga las ventajas de distintos conceptos de propulsión. La distribución de par completamente variable entre el eje delantero y el eje trasero garantiza, por un lado, una tracción ideal en el margen límite de la conducción. Al mismo tiempo, el conductor puede confiar en una gran estabilidad de marcha y seguridad de conducción bajo todas las condiciones imaginables.

Tren de rodaje y frenos: eje delantero multibrazo, estabilización activa del balanceo y una deceleración ideal

El SL 55 4MATIC+ equipa de serie un nuevo tren de rodaje mecánico AMG RIDE CONTROL con amortiguadores de aluminio de alto rendimiento y muelles helicoidales de construcción ligera. Por primera vez se equipa un vehículo de serie de Mercedes-AMG con un eje delantero multibrazo, formado por cinco brazos alojados completamente dentro de la llanta. Esta disposición mejora claramente las condiciones cinemáticas. En el eje trasero asume igualmente la función de guiar las ruedas una estructura de 5 brazos en disposición tridimensional.

En el SL 63 4MATIC+ celebra su estreno el innovador tren de rodaje AMG ACTIVE RIDE CONTROL con estabilización hidráulica activa del balanceo. La novedad más importante son los elementos hidráulicos activos que sustituyen a los estabilizadores transversales mecánicos convencionales, encargados de compensar en fracciones de segundo los movimientos de balanceo del nuevo SL. El sistema hace posible una reacción óptima a las fuerzas direccionales y a los cambios de carga, y confiere al tren de rodaje las características típicas de AMG en cuanto al comportamiento dinámico, la precisión y la respuesta perceptible por el conductor. Al mismo tiempo, aumenta el confort de conducción en rectas y al sobrepasar irregularidades en la calzada.

El nuevo sistema de frenos AMG de alto rendimiento con discos compuestos es garantía de cotas excelentes de deceleración y de una dosificación precisa de la fuerza de frenado. Los frenos convencen por una distancia de frenado corta, una respuesta sensible y alta estabilidad, incluso bajo esfuerzos extremos. Los nuevos discos de freno compuestos son más ligeros que hasta ahora y requieren menos espacio, por lo que es posible mejorar la refrigeración de los frenos. Otra novedad son los taladros en los discos, optimizados para un sentido de giro determinado de la rueda. Además del ahorro adicional de peso y la disipación mejorada del calor, esta solución destaca por la respuesta más rápida al conducir sobre calzadas húmedas y por un mejor efecto de limpiado de los forros tras el proceso de frenado.

La dirección activa del eje trasero conjuga agilidad y estabilidad

Por primera vez en su larga historia se equipa el SL de serie con una dirección activa del eje trasero (HAL). En función de la velocidad de marcha, las ruedas traseras giran en sentido antagonista al de las ruedas delanteras (hasta los 100 km /h) o en el mismo sentido (por encima de los 100 km/h). Con ello, el sistema permite un comportamiento de marcha ágil y al mismo tiempo estable, propiedades incompatibles en un vehículo sin dirección del eje trasero. Otras ventajas son el control mejorado del vehículo en el margen límite y las menores fuerzas en la dirección, pues la desmultiplicación de la dirección en el eje delantero es más directa.

Seis programas de conducción y AMG DYNAMICS: desde confortable hasta dinámico

Los seis programas de conducción de AMG DYNAMIC SELECT —«Calzada resbaladiza», «Comfort», «Sport», «Sport +», «Individual» y «RACE» (de serie en el SL 63 4MATIC+, incluidos en el paquete opcional AMG DYNAMIC PLUS en el SL 55 4MATIC+)— brindan mayores posibilidades a la hora de personalizar la característica del vehículo, entre confortable y dinámica. Los distintos programas ofrecen una vivencia individual al volante, a medida de las diferentes condiciones de conducción. Los modelos SL disponen asimismo de AMG DYNAMICS, una función adicional vinculada a los programas de conducción AMG DYNAMIC SELECT. Este sistema integrado de control de la estabilidad amplía la acción estabilizante del ESP® con intervenciones en la regulación de la tracción integral, en la curva característica de la dirección y en el ESP®, destinadas a agilizar el comportamiento. Al tomar curvas con dinamismo, por ejemplo, el sistema interviene brevemente en el freno de la rueda trasera del lado interior de la curva y origina así un momento de guiñada definido en torno al eje vertical que favorece un cambio de dirección espontáneo y preciso. El margen abarca desde un enfoque extremadamente estable hasta un alto dinamismo.

Programa de equipos del SL: gran diversidad para una presencia individual

Los detalles del equipamiento y las numerosas opciones se traducen en amplias posibilidades de personalización de acuerdo con las preferencias de cada cliente, desde un cariz deportivo-dinámico hasta otro lujoso y elegante. Doce colores para la carrocería, incluyendo las dos tonalidades exclusivas para el SL hiperazul metalizado y MANUFAKTUR gris Monza magno, tres colores para la capota y numerosos diseños nuevos de las llantas permiten disfrutar con la elección. Quien desee optimizar el aspecto del vehículo, subrayando la elegancia o el dinamismo, pueden elegir entre tres paquetes de diseño exterior. El SL 55 4MATIC+ calza de serie llantas de aleación AMG de 19 pulgadas en diseño multirradio, en color plata o negro mate, a elección. El SL 63 4MATIC+ monta llantas de aleación AMG de 20 pulgadas y 5 radios dobles. La oferta de ruedas comprende en total nueve variantes diferentes. Entre ellas se cuentan dos modelos de 20 pulgadas con propiedades aerodinámicas optimizadas, con 5 radios dobles o en diseño multirradio. El elenco se completa con llantas de aleación AMG de 21 pulgadas y 10 radios y llantas forjadas AMG de 21 pulgadas y 5 radios dobles, en ambos casos en dos colores diferentes de acabado.

Sistemas de asistencia a la conducción y MBUX: ayudantes discretos e inteligentes

Los sistemas de asistencia a la conducción utilizan numerosos sensores, cámaras y equipos de radar para observar el tráfico y el entorno del nuevo roadster. Siempre que es necesario, estos ayudantes inteligentes pueden intervenir en fracciones de segundo. Al igual que sucede en las actuales generaciones de la Clase C y la Clase S de Mercedes, el conductor tiene a disposición numerosos sistemas, nuevos o ampliados, que le asisten en situaciones cotidianas, por ejemplo, adaptando la velocidad, manteniendo una separación suficiente respecto a otros vehículos o facilitando el guiado en curvas o en maniobras de cambio de carril. Si se reconoce un peligro, numerosos sistemas le ayudan a reaccionar correctamente ante una colisión inminente. Un nuevo concepto de visualizado en el cuadro de instrumentos facilita la percepción del funcionamiento de los sistemas.

La nueva representación de los sistemas de asistencia en el cuadro de instrumentos muestra de forma comprensible y transparente en una imagen maximizada el funcionamiento de dichos sistemas. El conductor reconoce aquí en una abstracción tridimensional su vehículo, la ruta que sigue, las líneas delimitadoras del carril y la presencia de otros usuarios de la vía, como turismos, camiones, motocicletas y ciclistas. Sobre la base de esta representación del entorno se visualizan el estado del sistema y el funcionamiento de los asistentes. La nueva representación animada del funcionamiento de los sistemas de asistencia a la conducción se basa en una escena virtual en 3D, generada en tiempo real. Esta representación dinámica de alta calidad contribuye a hacer transparente el funcionamiento de los sistemas de asistencia a la conducción en una vivencia de conducción con elementos de realidad aumentada.

Numerosos servicios de conectividad disponibles

El sistema de infoentretenimiento MBUX (Mercedes-Benz User Experience) abre numerosas posibilidades de manejo intuitivo y permite hacer uso de un gran número de servicios digitales de Mercedes me connect. Entre las ventajas para el conductor destacan el concepto intuitivo de manejo mediante pantalla táctil o botones Touch Control en el volante, la integración del smartphone con ayuda de Apple CarPlay y Android Auto, el sistema manos libres integrado mediante Bluetooth y la radio digital (DAB y DAB+). En combinación con MBUX, los clientes tienen ya acceso a prácticos servicios de conectividad, como Live Traffic Information. Con Mercedes me connect, el nuevo SL es más inteligente todavía. El conductor puede hacer uso de numerosas funciones, tanto antes y después del desplazamiento como durante la marcha. Para ello es suficiente con vincular el roadster a una cuenta Mercedes me en el Portal Mercedes me y aceptar las condiciones de uso de estos servicios. Gracias a la navegación con Live Traffic Information y comunicación vehicular, el cliente se beneficia de datos sobre el tráfico en tiempo real. De ese modo es posible evitar retenciones con eficiencia y ahorrar un valioso tiempo. Gracias a la comunicación vehicular, los vehículos conectados en red intercambian información acerca de eventos en el tráfico.

Cifras, datos y hechos de interés

El nuevo Mercedes-AMG SL, en pocas palabras

El nuevo canon de dimensiones con 2+2 asientos permite implementar proporciones musculosas y mejorar la idoneidad para el uso a diario del vehículo.

El nuevo SL se basa en una arquitectura de roadster completamente nueva con estructura compuesta de aluminio. No se asumido del antecesor ni de otras series de modelos ningún componente de la estructura bruta de la carrocería.

Por primera vez en sus 70 años de historia, es posible adquirir el SL con tracción integral. AMG Performance 4MATIC+ distribuye la fuerza de propulsión de forma completamente variable entre las ruedas delanteras y las ruedas traseras.

La estabilización activa del balanceo AMG ACTIVE RIDE CONTROL funciona sin necesidad de estabilizadores transversales, y aporta ventajas importantes en el capítulo del dinamismo de conducción y el confort.

La dirección del eje trasero conjuga agilidad con estabilidad, y forma también por primera vez parte del equipamiento de un SL.

En la fecha de lanzamiento se introducen dos motores AMG V8. Más adelante les seguirán otros propulsores, incluyendo una potente versión híbrida E PERFORMANCE.

La capota de lona con accionamiento electrohidráulico se abre y se cierra de forma completamente automática en unos 15 segundos, incluso durante la marcha, hasta una velocidad de 60 km/h.

La inclinación de la pantalla táctil multimedia puede ajustarse por vía eléctrica entre 12 y 32 grados.

El sistema «Hey Mercedes», un asistente de voz inteligente, entiende hasta 28 idiomas.

En la fecha de lanzamiento es posible encargar el nuevo SL en doce pinturas diferentes, incluyendo cinco pinturas metalizadas y seis tonalidades MANUFAKTUR, así como tres colores diferentes para la capota.

Digitalización – Unidad central de telemática con ocho diseños de la pantalla.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: