Fue la sorpresa del Salón Internacional del Automóvil IAA de Múnich. CUPRA presentó su nueva visión de diseño con un showcar, inspirado en el mundo de la competencia, el cual, sentó las bases de su futuro vehículo urbano 100% eléctrico. Pero, CUPRA UrbanRebel Concept no es sólo un auto de exposición. Por primera vez, salió a las pistas de prueba, con el Dr. Werner Tietz, vicepresidente de I+D de CUPRA, al volante.

-Del salón a las pistas. El nuevo prototipo de CUPRA se convirtió en la interpretación más radical de la marca después de su presentación; un vehículo en el que la electrificación se une a la sustentabilidad y la velocidad. Y para demostrarlo, nada mejor que trasladarlo de los stands a las pistas y ver su alma de competencia.

-De 0 a 100 km/h en 3.2 segundos. En poco más de 3 segundos, el auto alcanza los 100 kilómetros por hora. La clave está en los dos motores que le otorgan toda la potencia, unida a la emoción de conducir un vehículo 100% eléctrico. “CUPRA UrbanRebel representa la declaración de la marca de que la electrificación y la velocidad son una combinación perfecta”, afirmó el vicepresidente de I+D de CUPRA. “El vehículo tiene una potencia constante de 250 kW y 320 kW de máxima potencia para sacar todo su rendimiento. Es realmente divertido conducirlo”, añadió Tietz.

Aerodinámica sobre la pista. CUPRA UrbanRebel Concept fue diseñado para minimizar la resistencia con grandes entradas y salidas de aire y un spoiler de gran tamaño. Este diseño, en el que la aerodinámica se enfatizó al máximo le permite, aunque se trata de un auto de una longitud de 4 metros y una altura de 1.444 m, correr con mucho agarre pegado al asfalto y realizar trazos en curva sin perder ni un ápice de estabilidad. “Con los ajustes únicos de CUPRA en el chasis y en la dirección, su conducción es muy precisa y es la inspiración de la producción en serie”, concluyó Tietz.