El balance de resultados de Audi superada ya la mitad de la carrera engloba un primer puesto, dos segundos y cuatro terceros al final de las primeras siete etapas disputadas

Siete posiciones de podio incluyendo una victoria en la primera mitad de la carrera, un sistema de propulsión que funciona de forma fiable, competitividad en su debut y fascinación por la movilidad eléctrica en el rally más duro del mundo: Audi está demostrando su potencial y su capacidad innovadora en el Dakar 2022. 

“Lo que he visto hasta ahora, una vez superada la mitad del Rally, me ha impresionado”, asegura Oliver Hoffmann, responsable de Desarrollo Técnico de Audi. “Nuestro equipo ha desarrollado el Audi RS Q e-tron en un tiempo récord. Tenemos un gran potencial: los pilotos, copilotos y todo el grupo está realizando un gran trabajo. Y nuestra innovadora tecnología cumple con las expectativas”. Carlos Sainz y Lucas Cruz fueron los causantes de una gran alegría y también de una enorme atención mediática el cuarto día de competición, haciendo historia en el Rally Dakar al conseguir la primera victoria de etapa con un vehículo electrificado en los 338 kilómetros de especial cronometrada celebrada entre Al Artawiya y Al Qaisumah. En esta etapa, a los mandos del Audi RS Q e-tron los dos españoles lograron una velocidad media de 138 km/h, una cifra espectacular en una pista sin asfaltar. El equipo Audi Sport al completo recibió a los vencedores con una gran ovación en el campamento.

El balance de resultados de Audi superada ya la mitad de la carrera engloba un primer puesto, dos segundos y cuatro terceros al final de las primeras siete etapas disputadas. Además de Sainz y Cruz, el catorce veces campeón del Dakar, Stéphane Peterhansel, junto a su copiloto Edouard Boulanger, así como la dupla Mattias Ekström/ Emil Bergkvist, que disputan su segundo Dakar, han contribuido a lograr estos registros.

“El espíritu que prevalece en el equipo me hace sentir orgulloso”, afirma Julius Seebach, Director de Audi Sport GmbH y responsable de Motorsport en Audi. “La compenetración a lo largo de la primera mitad del rally muestra lo rápido que este joven equipo ha crecido y logrado trabajar unido. Incluso la fase de preparación fue muy intensa para conseguir estar listos para tomar la salida. Solo hemos tenido un año para desarrollar el vehículo más sofisticado en la historia de Audi Motorsport, desde que comenzamos a trabajar en una hoja en blanco hasta que llegamos al desierto. Para mí, la cohesión con la que trabaja el equipo ha sido crucial para lograr lo que ya hemos conseguido, que supera lo que los recién llegados a esta carrera pueden esperar en su primer Dakar”.

La complejidad de los tres prototipos es muy elevada: por primera vez, el concepto de propulsión alternativa combina un sistema de propulsión eléctrico con una batería de alto voltaje y un convertidor de energía muy eficiente. Aunque la fase de pruebas previa a la carrera fue muy corta, los tres sistemas de propulsión han funcionado sin problemas en las duras condiciones a las que se enfrentan cada día en el desierto.

A pesar de los éxitos logrados durante esta primera mitad de la carrera, Audi también ha tenido que enfrentarse a los desafíos del Dakar en los más de 5.000 kilómetros recorridos hasta el momento. Además de las dificultades con la navegación en el segundo día, los problemas con la suspensión han privado al equipo de mejores resultados. Stéphane Peterhansel dañó una llanta y la horquilla inferior de la suspensión trasera izquierda al chocar contra una roca. El francés tuvo que esperar al camión de asistencia para reparar su vehículo, y posteriormente, dirigirse hacia el bivouac, como es habitual en estos casos, por lo que recibió una penalización de 16 horas al no pasar por los puntos de control marcados en el recorrido. En las jornadas posteriores, ya sin opciones de victoria, los vigentes campeones del Dakar (Peterhansel/Boulanger) se pusieron al servicio del equipo y ayudaron en varias ocasiones a Carlos Sainz a cambiar sus amortiguadores, dañados en la sexta y séptima etapa. “Fue un acto que muestra la calidad y el espíritu de equipo de nuestros pilotos”, declara Julius Seebach.

Mientras se desarrolla la competición, el equipo ya está incorporando mejoras en muchas áreas del coche ‘in situ’, aplicando todos los conocimientos recogidos durante estos primeros miles de kilómetros. Stefan Dreyer, Director de Desarrollo de Audi Sport, tiene una lista de puntos de mejora y optimización que se deben acometer a medio y largo plazo. “Nos ha sorprendido que los únicos obstáculos con los que nos hemos encontrado hasta ahora están en áreas convencionales como la suspensión. Es impresionante que nuestro innovador concepto de propulsión, que trabaja siempre a pleno rendimiento, haya funcionado sin problemas hasta ahora y que las prestaciones del vehículo también sean las adecuadas”, afirma Dreyer. “Al mismo tiempo, sabemos que el rally todavía tiene mucho camino por recorrer. Nuestro objetivo sigue siendo llegar a Jeddah dentro de una semana con los tres coches”. Después de más de 8.000 kilómetros, los participantes llegarán a meta en la ciudad portuaria del Mar Rojo el 14 de enero.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: