Los clientes de Porsche, así como los empleados de Porsche de México, están aportando al cambio climático gracias a que se han unido a Porsche Impact, un programa ecológico que cuenta con una calculadora de emisiones que les permite determinar y compensar su huella de dióxido de carbono, en función del kilometraje, el modelo Porsche que conducen y las características de su vehículo. Desde que fue presentado en el país a finales de febrero de 2021, el programa ha compensado 40.3 toneladas de CO2, lo que ha ayudado a financiar varios proyectos ecológicas, entre ellos la planta Aura Solar, una de las iniciativas de energía fotovoltaica más grandes de América Latina y que se encuentra ubicada en el Golfo de California.

“Es muy satisfactorio para nosotros ver la respuesta que están dado los clientes mexicanos a esta iniciativa que busca entregar un mejor planeta a nuestros hijos”, dijo Camilo San Martín, director de Porsche de México. “Para seguir liderando esta iniciativa nos hemos propuesto que todos nuestros eventos con clientes y periodistas sean neutros de emisiones CO2 a partir de 2022”.

San Martín dio como ejemplo las emisiones que produce una actividad como el Sports Car Together Day. “Nuestro mayor evento con los clientes, en donde reunimos más de 100 autos en un día, genera unas cuatro toneladas de CO2, pero gracias al aporte de todos los participantes compensamos esa cifra y mucho más”.

Con Porsche Impact, el cliente utiliza su kilometraje anual para determinar el CO2 generado y el nivel de contribución económica necesario para apoyar un proyecto relacionado con el clima y neutralizar así esas emisiones que ha causado. El conductor de Porsche puede entonces elegir qué proyecto apoyar entre los internacionalmente certificados que están disponibles. Centrados en la energía hidráulica y solar, así como en la protección de los bosques y la diversidad de las especies, los proyectos están localizados en México, Australia, Canadá, China, Estados Unidos, Vietnam y Zimbabwe. Todos ellos son llevados a cabo en regiones donde la contribución al clima y el medio ambiente resulta especialmente impactante, lo que da a los clientes de Porsche la oportunidad de equilibrar la balanza cuando se trata de la neutralidad del gas carbónico.

“Para todos los empleados de Porsche es fundamental ser congruentes con la situación actual del planeta, y eso se ve reflejado en nuestra visión de marca a futuro y lo que implementamos en el presente para lograrlo: presentamos el Taycan ciento por ciento eléctrico, contamos con versiones híbridas enchufables del Cayenne y el Panamera, establecimos un sistema de producción neutro de carbono para vehículos eléctricos en Zuffenhausen, nuestras plantas funcionan con energía limpia, llamamos a nuestros proveedores a adoptar tecnologías verdes y aspiramos a contar con una cadena de valor completamente neutra para 2030 –desde los proveedores que nos abastecen hasta la vida útil de nuestros autos”, dijo San Martín.

A todo ello, el fabricante de autos deportivos ha sumado Porsche Impact. “En este aspecto, gracias a la labor continua de nuestra red de concesionarios Porsche y nuestros clientes, hemos logrado una sinergia enfocada en mejorar el panorama para todos en el futuro a largo plazo”, dijo San Martín. “Particularmente quiero agradecer al Porsche Centre Angelópolis por su apoyo en la canalización de los primeros fondos de Porsche de México para la financiación de proyectos ecológicos”, dijo San Martín.

Porsche Impact es un programa sin fines de lucro. Los conductores de Porsche transfieren sus aportes directamente al proyecto ecológico que elijan, conociendo y obteniendo de primera mano toda la información sobre los beneficios que traerán sus retribuciones. Para más información, por favor visite Porsche Impact.