Ayer con la presencia del gobernador del estado, Luis Miguel Barbosa, la marca LINK EV Electric Vehicles anunció que contempla establecer una planta ensambladora en Puebla con una inversión estimada de más de 5,300 millones de pesos (265 millones de dólares), generando 400 empleos directos y 1,250 indirectos a lo largo de cinco años.

Link EV Electric Vehicles forma parte de Citizens Resources, empresa norteamericana, con más de 40 años de legado en mercados internacionales de energía.  En 2017 Citizens adoptó un cambio de visión y un plan de negocio para reducir sus actividades en petróleo y gas para concentrarse en energías limpias, desarrollando nuevas líneas de negocio enfocadas en la transición energética.

Como parte de este nuevo enfoque se ha propuesto ofrecer una gama de soluciones eficientes para la movilidad sustentable, a través de la producción y distribución de vehículos comerciales eléctricos para mover personas y mercancías dentro de zonas metropolitanas, así como la creación de una red de distribuidores y servicio.

Para poder proveer los vehículos comerciales eléctricos ha establecido sociedades con EVDynamics, con base en Hong Kong, y QEV Tech, con sede en Barcelona. EVDynamics se encarga por ahora de la producción, cadena de suministro y tecnología desde los mercados de Asia, mientras que QEV contribuye con el servicio técnico, desarrollo tecnológico, soporte de homologaciones, logística y diseño.

Con sus socios, Link planea iniciar la fabricación en el continente americano y para ello ha seleccionado el estado de Puebla, pues es una entidad que goza de una industria automotriz y de autopartes robusta, con sofisticadas cadenas de suministro y personal calificado. El plan también contempla exportar a norte, centro y Sudamérica.

LINK considera que la adopción de vehículos comerciales eléctricos y de estaciones de carga rápida con tecnología Wireless Chargingconstituye un primer paso hacia la movilidad eléctrica.

Se estima que las operaciones inicien en la segunda mitad del 2022 con 4 líneas de producción que tendrán una capacidad nominal total de 1,200 unidades en su primera fase y en la que se fabricarán microbuses de 7 metros, furgonetas de carga y pasajeros de 7.5 metros, y autobuses urbanos de 8.5 metros. Link ya ofrece en México vehículos de importación y soluciones de carga.