Buena clasificación, pero resultado decepcionante en carrera. El inicio de la octava temporada del Campeonato Mundial de Fórmula E ABB de la FIA no terminó de forma satisfactoria para el equipo TAG Heuer Porsche. Con el undécimo puesto conseguido por el alemán Pascal Wehrlein y su Porsche 99X Electric número 94 en el E-Prix de Diriyah (Arabia Saudí) se escaparon por muy poco los primeros puntos. Su compañero, el también alemán André Lotterer, cruzó la meta en decimotercer lugar al volante del monoplaza número 36.

Carrera 1
Después de una buena clasificación, André Lotterer se situó cuarto en la parrilla de salida para afrontar la carrera nocturna en el circuito de dos kilómetros y 495 metros situado en las inmediaciones de la capital saudí, Riad. La lucha por la pole position se disputó por primera vez en un nuevo formato, con apasionantes duelos uno contra uno. Al volante de su Porsche 99X Electric, Lotterer llegó a semifinales. En la carrera, donde el Porsche Taycan Turbo S hizo su debut como nuevo auto de seguridad de la Fórmula E, André mantuvo el ritmo de los pilotos de punta durante casi todo el tiempo. Con el extra de potencia de su segundo Modo Ataque, se colocó en el tercer lugar. Pero en la fase final de la carrera, perdió el contacto con sus rivales y se quedó atrás. Por su parte, Pascal Wehrlein partió desde la décima posición y logró avanzar hasta la octava. Sin embargo, también terminó fuera de la zona de puntos.

Comentarios sobre el E-Prix de Diriyah, carrera 1
Amiel Lindesay, Director de Operaciones de Fórmula E:
 “André hizo una muy buena clasificación. Es una pena que Pascal no pudiera llegar también a la fase de los duelos. Nuestro ritmo fue bueno al principio de la carrera, pero luego nos quedamos sin energía en los dos autos. Ahora tenemos que analizar por qué no fuimos capaces de hacer bien los cálculos tras la salida del auto de seguridad. Mañana haremos una mejor carrera”.

André Lotterer, piloto oficial de Porsche (nº 36): “En general, fue un día difícil. Definitivamente esperábamos más, el ritmo en carrera no fue suficientemente bueno. Estábamos más preocupados por defender posiciones que por atacar. Ahora tenemos que pensar qué podemos hacer para mañana. Eso es lo bueno de un evento doble como este: el segundo día tienes una nueva oportunidad”.

Pascal Wehrlein, piloto oficial de Porsche (nº 94): “Una carrera decepcionante. Teníamos grandes planes, especialmente después de la buena calificación. Partí desde la segunda fila de la parrilla y llegué a situarme en tercera posición. El auto se comportaba bien, pero en la parte final, de repente, empecé a tener problemas con la gestión de la energía y me empezaron a pasar mis rivales”.