Los neumáticos Pirelli P Zero especialmente desarrollados para el nuevo Alfa Romeo Tonale, equipan el primer vehículo eléctrico de producción masiva de la marca italiana. En medida 235/40R20 96V XL, el P Zero ha sido elegido como equipo original para las distintas versiones del Tonale: híbrido, híbrido recargable Q4 y diésel.

P ZERO Y TONALE, ADN DEPORTIVO

Los P Zero para el nuevo Alfa Romeo Tonale fueron desarrollados para enfatizar los rasgos deportivos del auto y el desempeño seguro en asfalto seco y mojado. La sinergia entre los neumáticos y el vehículo es el primer objetivo de la estrategia Perfect Fit de Pirelli y la marca AR en el costado del P Zero, certifica que los neumáticos se han desarrollado especialmente para el Tonale.

DEL CONCEPTO A LA PRODUCCIÓN

La creación del Pirelli P Zero para el Alfa Romeo Tonale implicó la cooperación entre los equipos de las dos marcas milanesas, comenzando con el concepto del primer Tonale mostrado en el Salón del Automóvil de Ginebra en 2019. En el curso del diseño del neumático para producción, se requirieron procesos de análisis y diseño, incluyendo análisis y desarrollo virtual, el corazón de la estrategia de desarrollo de Pirelli, concluyendo con la validación de su desempeño a través de pruebas realizadas en la pista Balocco de Stellantis y la pista de Pirelli en Vizzola Ticino. Un neumático totalmente italiano, diseñado en el centro de I+D de Milán y producido en la planta de Settimo Torinese, una de las instalaciones de producción más avanzadas del grupo.

UN VÍNCULO DE UN SIGLO 

Esta última colaboración entre Pirelli y Alfa Romeo representa un nuevo capítulo en un vínculo de mucho años entre las dos compañías, y que comenzó hace aproximadamente un siglo con la llegada del automóvil y las primeras competencias de carreras. De hecho, el Pirelli Superflex Cord fue el neumático instalado en el Alfa Romeo GT Tipo P2 que en 1925 ganó el primer Campeonato Mundial de Automóviles, con pilotos como Antonio Ascari, Giuseppe Campari y Gastone Brilli Peri que ganaron la carrera decisiva en el circuito de Monza. El desempeño y la deportividad siempre han unido a Pirelli y Alfa Romeo, tanto en pista como en carretera.