Los visitantes del museo siempre han podido sumergirse en el mundo Porsche y, ahora, hay una nueva interpretación futurista que se remonta a los orígenes. El tecnológicamente avanzado ‘Future Heritage Portal’ pone el foco en el Egger-Lohner C.2 Phaeton, el diseño de Ferdinand Porsche más antiguo que se conserva. Esta nueva instalación nos lleva hacia un viaje a través del tiempo y el espacio. Situada justo al final de la larga escalera mecánica que lleva a las plantas superiores del ‘Porsche World’, constituye el nuevo y cautivador comienzo del Prólogo, la parte introductoria de la exposición permanente.

Tras más de un año de investigación, planificación y ejecución, el Egger-Lohner C.2 Phaeton de 1898, uno de los vehículos más importantes de la colección de la empresa, recibió su merecido reconocimiento al estar ahora en la apertura de la exposición. Para la propulsión, este vehículo tenía por delante del eje trasero un motor eléctrico desarrollado por Porsche: el ‘Octógono’. Con dirección delantera, circuló por las calles de Viena hace 123 años. Hoy se encuentra sobre un pedestal de unos cinco metros de diámetro, que en la parte frontal tiene un portal técnicamente muy sofisticado y que permite vivir una experiencia donde parece que viajamos desde el pasado hacia el presente.

Esta ilusión se crea mediante un efecto infinito, producido por una combinación de tecnología LED, discos de espejo de fabricación propia y contenidos mostrados en 3D. El resultado es una profundidad ilimitada y mágica que cautiva a los visitantes, invitándoles a redescubrir una y otra vez, desde diferentes ángulos, la pantalla y su banda sonora cósmica. La narración holográfica cuenta la historia de Porsche de forma impresionante. “Muchos visitantes nunca han asociado el carruaje sin caballos con la movilidad eléctrica”, dijo la curadora del museo Iris Haker al explicar esta novedad. “Ahora hemos creado un verdadero efecto sorpresa. Todos los visitantes se ven transportados a los inicios eléctricos de Porsche gracias a una tecnología de ‘espejo infinito’ que nunca antes había sido utilizada”.

Mediante el efecto de profundidad, el ‘Future Heritage Portal’ muestra a los visitantes del museo una película de dos minutos y medio. Esta instalación les puede acompañar durante toda la visita porque es visible desde casi todos los rincones del museo. De este modo, el Egger-Lohner C.2 Phaeton recibe la atención que merece.

La película, con cuatro capítulos que se funden entre sí, acerca al espectador a más de 120 años de historia de Porsche. Los visitantes pueden saltar a cualquier capítulo en cualquier momento. Toda la acción está acompañada de sonidos ambientales especialmente compuestos, incluidos los similares a los de los Porsche totalmente eléctricos. “Hay que ver la instalación desde diferentes ángulos para disfrutar plenamente de la infinita profundidad mágica”, recomendó Iris Haker. El ‘Future Heritage Portal’ completa la actualización del Prólogo, la sección introductoria de la exposición permanente, y añade una experiencia única al visitante del Museo Porsche.