La electrificación es totalmente compatible con la libertad, la polivalencia y las cualidades “offroad” que distinguen, desde sus orígenes, a Jeep. Con el lanzamiento de la tecnología híbrida e-Hybrid en el Jeep Compass y el Jeep Renegade, la marca suma alternativas de muy bajas emisiones a su exitosa gama 4xe, formada por las versiones PHEV que coronan las prestaciones de sus distintos modelos y que ya supone una de cada cuatro matriculaciones de la marca.

La gama e-Hybrid asegura una reducción del 15% del consumo de combustible y de las emisiones de CO2 respecto a las versiones gasolina equivalentes. Proporciona la potencia y la agilidad de un motor turbo 1.5 gasolina de 130 CV y 4 cilindros con la suavidad de un propulsor eléctrico de 15 kW (20 CV), todo ello gestionado eficientemente por una caja de cambios de doble embrague de 7 velocidades.

Gracias a esta combinación de tecnologías, los Jeep Compass y Renegade e-Hybrid ofrecen propulsión “cero emisiones” en el arranque y las maniobras de estacionamiento o cuando se circula a baja velocidad o a velocidad de crucero.

El motor gasolina de estos vehículos es fruto de un exhaustivo proceso de I+D en el que se ha puesto el foco en la mejora de la eficiencia. Se ha desarrollado una nueva culata, una cámara de combustión compacta y una doble sincronización “high tumble” de las válvulas y los conductos de admisión variable. Funciona con ciclo Miller y destaca por su alta relación de compresión de 12,5:1.

El sistema de frenado de los Jeep Renegade y Compass e-Hybrid cuenta con una función de “autocarga” que usa las desaceleraciones para maximizar la recuperación de energía cinética y mejorar la eficiencia.

Gracias su nuevo sistema de propulsión, los Jeep Renegade y Compass e-Hybrid ofrecen una experiencia muy cercana al confort, el silencio y las prestaciones de los vehículos 100% eléctricos.

Con Silent Start, el vehículo arranca sin necesidad de encender el motor de gasolina, utilizando un modo de conducción silencioso, puramente eléctrico. Está asociada a e-Launch, que vuelve a poner en marcha en paradas cortas, como los semáforos.

Asimismo, con e-Creeping, el motor eléctrico proporciona el arranque que normalmente utilizan los vehículos automáticos, a una velocidad que puede variar desde 0 km/h hasta el equivalente al motor de gasolina al ralentí en primera o marcha atrás (por ejemplo, al maniobrar);

En el campo de la eficiencia, Energy Recovery: recupera la energía que de otro modo se desperdiciaría cuando el vehículo desacelera (e-Coasting) y durante el frenado (Regenerative Braking);

Se puede aumentar el par enviado a las ruedas gracias al “e-boosting”, que recurre al motor eléctrico que apoya al motor de gasolina; además, aprovechando el par (de tracción o de frenado) desarrollado por el motor eléctrico, es posible optimizar el punto de funcionamiento del motor de gasolina.

A través de Electric Drive, el vehículo puede circular en silencio y con cero emisiones, utilizando únicamente el motor eléctrico, mientras el motor de gasolina está apagado.

Al volante, e-Queueing permite que el vehículo pueda seguir avanzando en caso de retención de tráfico, siguiendo un patrón de «parar y continuar» en modo totalmente eléctrico;

Al final del trayecto, e-Parking: simplifica las maniobras de estacionamiento, que pueden realizarse únicamente con propulsión eléctrica, para garantizar una experiencia práctica y silenciosa. 

Los Jeep Renegade y Compass e-Hybrid van más allá en materia de sostenibilidad con la edición especial “Upland”. Incorpora detalles estéticos únicos y el uso de materiales sostenibles y pinturas y acabados ecológicos, también estará disponible en los modelos Renegade y Compass 4xe híbridos enchufables.

La gama “Upland” es inmediatamente reconocible por su nuevo y exclusivo color exterior “Matter Azur” y cuenta con un techo negro bitono (que también luce un nuevo diseño, más visible y amplio, específico para el Renegade), llantas de aleación en negro brillante de 17″ (en el Renegade) y de 18″ (en el Compass), para un aspecto aún más distintivo. Para completar el estilo único del exterior, cabe destacar los nuevos acabados de bronce MetaKrome en los marcos de la parrilla delantera y la placa protectora trasera, además de un vinilo específico en el capó.

Por dentro, recurre a materiales reciclados, que caracterizan el revestimiento del techo, las alfombrillas con un diseño nuevo y específico y los exclusivos asientos SEAQUAL® fabricados con plástico reciclado recogido del océano y luciendo costuras distintivas en contraste, logotipo Jeep en los respaldos delanteros y aplicación de un vinilo orgánico en la parte superior.

En el Renegade, algunos de los paneles y componentes de plástico negro que se usan en el interior también derivan de materiales reciclados, específicamente de plásticos utilizados en los faros delanteros de los vehículos. El habitáculo también cuenta con varios marcos pintados en bronce MetaKrome. En el Compass, tanto los paneles de las puertas como el salpicadero están tapizados con el mismo material derivado de plásticos reciclados, mientras que el acabado bronce MetaKrome, elaborado con pinturas ecológicas, realza todo el perfil del salpicadero.