Los tres modelos de Volkswagen obtuvieron muy buenas puntuaciones sobre todo en la categoría «Protección de los ocupantes adultos». En esta categoría, el ID.51 totalmente eléctrico recibió el 93% del total de puntos, mientras que el Polo y el Taigo alcanzaron incluso una puntuación del 94%. La evaluación se basa en factores como las pruebas de impacto frontal, impacto lateral y de latigazo cervical. El excelente resultado del ID.5 se obtuvo sobre la base de las pruebas de choque y una evaluación de las medidas para el rescate y la recuperación más rápidos posibles. Otro elemento de seguridad importante es el airbag central para los asientos delanteros, que está instalado en los tres modelos testados de Volkswagen. En caso de colisión lateral, este airbag puede ayudar a evitar, o al menos reducir, el posible impacto en la cabeza entre las personas de la primera fila de asientos.

El ID.5 obtuvo un resultado del 89% en la categoría «Protección de los niños». Esta calificación se basa en tres aspectos importantes: además de la protección que ofrecen los sistemas de retención infantil en caso de impacto frontal o lateral, también se presta atención a las opciones de instalación segura de asientos infantiles de distintos tamaños, así como al equipamiento que ofrece un vehículo para el transporte seguro de niños. El Polo (con un 80%) y el Taigo (con un 84%) también obtuvieron buenos resultados en esta categoría.

En la categoría «Sistemas de asistencia», el ID.5 obtuvo un 85% de la máxima puntuación posible. El Taigo y el Polo consiguieron una puntuación del 70% cada uno en esta categoría. Todos ellos incluyen de serie el sistema de alerta al conductor (Driver Alert System), el sistema de frenado de emergencia Front Assist con función de frenado de emergencia en ciudad y detección preventiva de peatones, así como el asistente de aviso de salida de carril Lane Assist. Con el ID.5, los testigos visuales y acústicos del cinturón de seguridad (en la primera fila de asientos), así como el reconocimiento de ocupación de los asientos (en la segunda fila de asientos) también se tuvieron en cuenta y se evaluaron positivamente en esta categoría.

Además de la protección de los ocupantes en los vehículos, las pruebas Euro NCAP también examinan la eficacia de los sistemas de frenado automático de emergencia para proteger a los usuarios vulnerables de la carretera, como los peatones y los ciclistas, en caso de una colisión inminente. Las pruebas Euro NCAP ha determinado que el sistema de asistencia Front Assist, incluido de serie en el ID.5, el Taigo y el Polo, es muy eficaz para detectar a estos usuarios de la carretera. El sistema de vigilancia de la zona reconoce las situaciones de distancia crítica mediante un sensor de radar y una cámara y ayuda a acortar la distancia de frenado. En situaciones de riesgo, el sistema advierte al conductor visual y acústicamente y también mediante una sacudida de freno y un frenado automático. En el ámbito de la protección de peatones y ciclistas, el ID.5 obtuvo un resultado del 76%, seguido de cerca por el Taigo (71%) y el Polo (70%).

Cinco estrellas consecutivas

Con las calificaciones generales de cinco estrellas para el ID.5, el Polo y el Taigo, Volkswagen pone de relieve su compromiso con los estándares de seguridad más altos y continúa con su serie de éxitos: el ID.4 y el compacto ID.3 obtuvieron recientemente las calificaciones más altas en las pruebas Euro NCAP en abril de 2021 y octubre de 2020 respectivamente. En 2019, el Golf y el T-Cross también recibieron las mejores puntuaciones.

El programa de evaluación Euro NCAP ha sido una rigurosa referencia para el nivel de seguridad de los vehículos nuevos en Europa desde 1997. Proporciona a los compradores de coches información actualizada sobre la seguridad de los nuevos modelos más populares. En los últimos años, los procedimientos de prueba y los requisitos impuestos a los sistemas de asistencia de serie y a la seguridad pasiva son cada vez más rigurosos.