Emma Raducanu escribió un importante capítulo en la historia del tenis mundial en el Abierto de Estados Unidos. Su sensacional triunfo en el torneo disputado en el Flushing Meadows de Nueva York la convirtió en la primera persona (hombre o mujer) en ganar un torneo de Grand Slam tras haber tenido que disputar la ronda de clasificación. Ahora, la inglesa de 19 años será una de las caras de Porsche en el tenis femenino y representará al fabricante de autos deportivos en todo el mundo al convertirse en su embajadora.

Emma Raducanu representa a una nueva generación de jóvenes jugadoras exitosas en camino a la cima del tenis femenino. Actualmente ocupa el puesto número 13 en el escalafón mundial. Después de su éxito en el US Open, su país la nombró miembro de la Orden del Imperio Británico; con lo cual se convirtió en la mujer más joven en recibir este honor. En abril, hará su debut en el Porsche Tennis Grand Prix en el Porsche Arena de Stuttgart.

“Para mí, ser embajadora de marca Porsche significa mucho”, dijo Emma Raducanu. “Porsche es una de las marcas que siempre me ha gustado desde muy joven. Uno de mis primeros entrenadores de tenis conducía un 911. Cada vez que llegaba a la práctica por la mañana, veía su Porsche, me asombraba y soñaba con sentarme algún día en el mío. Mientras crecía, iba a Brands Hatch y veía las finales de la Porsche Carrera Cup. La adrenalina que ofrecían los deportes de motor y ver los Porsche era en realidad la parte más divertida de mi semana. Es muy importante para mí asociarme con marcas que realmente me apasionen y con las que me identifique. Creo que esta alianza con Porsche es increíble y, obviamente, estoy muy emocionada de ver qué tipo de cosas emocionantes podemos hacer en el futuro”.

“Estamos encantados de dar la bienvenida a Emma Raducanu a la familia Porsche en su papel de embajadora de marca”, dijo Oliver Blume, presidente del Consejo Directivo de Porsche AG. “Ella encarna no solo una nueva generación de jugadoras fuertes y seguras de sí mismas, sino que, con su personalidad, también es una inspiración y un modelo a seguir más allá de los ámbitos de su deporte para las mujeres jóvenes de todo el mundo. A través de su propia vida, ejemplifica que uno puede lograr sus metas si cree en uno mismo y está preparado para trabajar duro. Por lo tanto, encaja perfectamente con Porsche y los valores que representa la empresa”.

“Emma Raducanu tiene una personalidad maravillosa, tanto dentro como fuera de la cancha. Sus apariciones en Wimbledon y en el Abierto de Estados Unidos emocionaron a miles de personas, no solo a los fanáticos del tenis. Combina un juego dinámico y poderoso con la pasión y el deseo de atacar”, dijo Sebastian Rudolph, Vicepresidente de Comunicaciones, Sostenibilidad y Política de Porsche AG. “Fuera de la cancha es una joven amigable, elocuente y segura de sí misma. Nos agrada mucho darle una cálida bienvenida a nuestra familia de embajadores de marca”.

Emma Raducanu es la primera mujer británica en ganar un Grand Slam desde que lo hiciera Virginia Wade en 1977. Nació en Toronto (Canadá), el 13 de noviembre de 2002. A la edad de dos años, se mudó con sus padres a Inglaterra. Su padre nació en Rumania y su madre en China. Comenzó a jugar tenis a los cinco años. Al cumplir 13 fue elegible para disputar torneos Sub 18 avalados por la Federación Internacional de Tenis (ITF). Tan sólo tardó ocho días en hacerse con el Nike Junior International de Liverpool. Con esa victoria se convirtió en la ganadora más joven de un torneo en la historia de la ITF. Ubicada en el puesto 338 del escalafón mundial, consiguió una invitación para disputar el Wimbledon de 2021, en donde avanzó hasta la cuarta ronda en su primer torneo de Grand Slam. El mayor logro hasta la fecha de su joven y prometedora carrera llegó cuando ganó sensacionalmente el Abierto de Estados Unidos ese mismo año.

Embajadores de marca Porsche
Emma Raducanu complementa la familia Porsche en su papel de embajadora del tenis. En este grupo también está incluida la actual número uno del tenis de Alemania, Angelique Kerber; el golfista inglés Paul Casey, y el campeón mundial de fútbol Sami Khedira (Alemania), quien está activo en su rol de embajador del programa de desarrollo junior de Porsche

Otros representantes de la empresa y la comunicación de productos del fabricante de autos deportivos son la leyenda del rally Walter Röhrl (Alemania), el campeón del mundial de resistencia (WEC) Mark Webber (Australia) y el dos veces campeón olímpico de esquí Aksel Lund Svindal (Noruega). Además, dos expilotos oficiales de Porsche pertenecen a la familia de embajadores de marca: Jörg Bergmeister, especialista en autos GT y piloto de desarrollo, y Timo Bernhard, dos veces ganador de las 24 Horas de Le Mans.