AMG: desde hace 55 años, estas tres letras son sinónimo de máximas prestaciones automovilísticas, exclusividad y un alto dinamismo de conducción en todo el mundo. La Clase G ocupa desde hace más de dos décadas una posición única en la cartera de productos de AMG y es, por tanto, nuestro rey de las prestaciones todoterreno. Su estatus de culto lo convierte en el embajador ideal para celebrar el 55º aniversario de la marca de automóviles deportivos y de altas prestaciones, con la edición especial Mercedes-AMG G 63 «Edition 55» (WLTP: consumo combinado de 16,0 l/100 km, emisiones combinadas de CO2 de 363 g/km). Los detalles de equipamiento especialmente refinados subrayan el compromiso de Mercedes-AMG de ofrecer a sus clientes la mayor individualidad y exclusividad posibles. El modelo de homenaje puede encargarse desde ahora hasta octubre de 2022. En los próximos meses habrá más sorpresas con motivo de este cumpleaños.

«Desde una puesta en marcha con dos personas al frente en 1967 hasta un moderno centro de desarrollo que incluye su propia planta de fabricación de motores para vehículos de altas prestaciones y más de 2.000 empleados excelentemente cualificados en 2022: la historia de éxitos de Mercedes AMG en los últimos 55 años es sencillamente impresionante. Lo mismo puede decirse de la Clase G, que se ha mantenido fiel a sí misma durante más de cuatro décadas a lo largo de su singular carrera. Su larga historia y su carácter todavía genuino lo convierten en el primer homenaje perfecto para el 55º aniversario de AMG. Y al igual que la Clase G no perderá nada de su carácter original en su futura variante totalmente eléctrica, Mercedes AMG también garantiza las prestaciones de conducción distintivas made in Affalterbach en su futuro electrificado. El inicio de los próximos 55 años de historia de la empresa será sin duda tan emocionante y desafiante como la tarea que se propusieron entonces los fundadores de nuestra empresa, Hans Werner Aufrecht y Erhard Melcher», afirma Philipp Schiemer, Presidente del Consejo de Administración de Mercedes-AMG GmbH.

El Mercedes-AMG G 63 «Edition 55» está disponible en color Obsidian Black metalizado o en el brillante G Manufaktur Opalite White. Los colores de ambos lados del vehículo están armonizados con el emblema AMG. Las llantas forjadas AMG de 22 pulgadas con diseño de radios cruzados, pintadas en gris tantalio mate y con el reborde de la llanta de alto brillo, además del Paquete Nocturno AMG y el Paquete Nocturno AMG II, proporcionan unos contrastes excitantes. El tapón del depósito de combustible en cromo plateado con el rótulo AMG también es muestra de la gran atención al detalle de Mercedes-AMG.

El interior se caracteriza por el contraste entre negro y rojo. Los umbrales de las puertas de acero inoxidable con la inscripción AMG iluminada en rojo dan la bienvenida al conductor. A juego, las alfombrillas AMG negras de terciopelo de alta calidad presentan costuras de contraste rojas y la inscripción «Edition 55» tejida en rojo. El volante AMG Performance de microfibra DINAMICA también conmemora el aniversario con los distintivos «AMG» y «55», convirtiendo el modelo especial en una exclusiva pieza de coleccionista. Los asientos AMG de diseño específico están tapizados en cuero napa bicolor en color rojo/negro clásico. El ambiente exclusivo del interior se completa con los elementos de adorno AMG en carbono mate.

Entre su equipamiento se incluye una funda interior AMG personalizada. Con su piel exterior transpirable fabricada en tejido de fibra sintética resistente a los desgarros y su tejido interior antiestático de franela, protege el vehículo en el garaje del polvo y los arañazos.

El exclusivo modelo especial puede pedirse ahora con el paquete de equipamiento «AMG Edition 55» con un sobrecoste de 17.850 euros.

55 años de éxitos de Mercedes-AMG

Fundada en 1967 por los ingenieros Hans Werner Aufrecht y Erhard Melcher, la empresa ha seguido consolidando su posición como marca de coches deportivos y de alto rendimiento gracias a sus numerosos éxitos en el deporte del motor y al desarrollo de coches de calle únicos. En la actualidad, la empresa con sede en Affalterbach es una filial al cien por cien del Grupo Mercedes Benz AG y es la punta de lanza deportiva del Grupo. Cada uno de los más de 2.000 empleados se centra en la promesa de la marca «Driving Performance», que reúne los puntos fuertes de AMG: tecnología punta y pasión por los productos dinámicos y emocionalmente atractivos.

La actual cartera de Mercedes-AMG comprende más de 50 vehículos con una gama de potencia que va desde los 225 kW (306 CV) hasta los 620 kW (843 CV) de potencia del sistema en el primer híbrido de altas prestaciones de Affalterbach, el Mercedes-AMG GT 63 S E PERFORMANCE (WLTP: consumo de combustible ponderado, combinado 7,9 l/100 km; emisiones de CO2 ponderadas, combinado 180 g/km; consumo de energía ponderado, combinado 12,0 kWh/100 km) . La selección abarca desde vehículos de altas prestaciones con distintas variantes de carrocería hasta vehículos deportivos de desarrollo completamente independiente, como el Mercedes-AMG GT 4 puertas y el nuevo Mercedes-AMG SL. La gama de cadenas cinemáticas también se ha desarrollado continuamente en función de las exigencias del mercado y los deseos de los clientes, y actualmente ofrece motores de combustión de eficiencia optimizada con cuatro, seis u ocho cilindros. Además, Mercedes-AMG sigue constantemente el camino del Futuro de las Prestaciones de Conducción: bajo la etiqueta E PERFORMANCE, se ofrecen híbridos de altas prestaciones con un esquema de propulsión independiente y tecnología de la Fórmula 1. La cartera también incluye derivados AMG totalmente eléctricos basados en la plataforma EVA2 propia del Grupo. En un futuro próximo, también seguirán los modelos AMG completamente eléctricos de batería, que se basarán en la nueva arquitectura eléctrica (AMG.EA), desarrollada completamente en la empresa.

Con 145.979 vehículos entregados en 2021 y un crecimiento del 16,7%, Mercedes-AMG ha comenzado el año de aniversario con una cifra récord.

Más de dos décadas de la Clase G de alto rendimiento

El primer modelo de producción de una variante AMG de la Clase G se lanzó en 1999 para conmemorar el 20º aniversario de la leyenda del todoterreno. El G 55 AMG marcó el inicio de un nuevo y exitoso capítulo en la historia de la Clase G. El motor atmosférico de ocho cilindros y 5,5 litros con tecnología de tres válvulas y doble encendido producía 260 kW (354 CV) y tenía un par máximo de 525 Nm a 3.000 rpm. En 2002, el G 63 AMG estableció nuevos estándares. Era la primera vez que se utilizaba un motor de doce cilindros en la Clase G. El motor V12 atmosférico de 6,3 litros producía 326 kW (444 CV) de potencia y un suntuoso par máximo de 620 Nm. El Clase G más potente de la época se fabricó a medida en la AMG Manufaktur de Affalterbach a petición exclusiva del cliente. A éste le siguió en 2004 el G 55 AMG con motor V8 sobrealimentado, un modelo de alto rendimiento aún más potente con 350 kW (476 CV). Otro hito en 2012 fue el estreno del G 65 AMG. Su motor V12 de 450 kW (612 CV) alcanzaba 1.000 Nm de par motor.

El actual Mercedes-AMG G 63 continúa de forma consecuente su historia de éxitos. Su posición única entre los SUV de altas prestaciones se fundamenta en su potente propulsión, el tren de rodaje AMG RIDE CONTROL, los programas de conducción específicos de AMG y el lujoso interior. El motor V8 biturbo AMG de 4,0 litros con 430 kW (585 CV) y 850 Nm de par máximo, la tracción integral con relación 40:60 y tres bloqueos de diferencial, el cambio automático de nueve velocidades extremadamente rápido, el tren de rodaje independiente de doble horquilla y la amortiguación regulable adaptativa constituyen la base de las prestaciones de conducción características de AMG tanto en carretera como fuera de ella.