En Mazda Motor Corporation están comprometidos con el cuidado del planeta y la seguridad de los usuarios Mazda, por ello, han adoptado tecnologías sustentables para la fabricación, uso y reciclaje de vehículos, así como sistemas de seguridad que protejan a sus ocupantes.

Tienen un ambicioso objetivo de alcanzar la neutralidad de carbono en 2050, y para lograrlo, han trazado una ruta en la que, para 2025, han presentado 13 nuevos modelos que incorporen algún grado de electrificación: 5 híbridos, 5 híbridos enchufables y 3 modelos completamente eléctricos. Además, para ese mismo año, cada vehículo que Mazda Motor Corporation saque al mercado, tendrá al menos una versión eléctrica.

La visión de Mazda para reducir las emisiones contaminantes va más allá de la electrificación total del portafolio, pues si la electricidad usada para cargar estos vehículos no es producida de forma sostenible, la generación de emisiones no disminuiría, únicamente se trasladaría a las centrales eléctricas. En cambio, apuestan por una oferta de soluciones que se adapten a las condiciones de todos los clientes en distintas partes del mundo y las cuales incluyen motores de combustión de alta eficiencia, motorizaciones híbridas e híbridas enchufables, así como motores completamente eléctricos.

Otra parte fundamental de dicha estrategia es asegurar procesos de fabricación limpios en la manufactura de los vehículos y, para ello, se ha implementado tecnologías como Aqua-tech, un sistema de pintado en tres capas, que reduce en un 78 por ciento las emisiones contaminantes en comparación con los procesos convencionales; la fábrica de Hiroshima en Japón cuenta con un sistema de paneles solares que proveen de electricidad a toda la planta, incluida la carga de las baterías de la nueva SUV completamente eléctrica, Mazda MX-30. 

Además, forman parte de la alianza eFuel en la que se investiga el desarrollo de biocombustibles a partir de insumos orgánicos como microalgas.

Enriquecer la vida de los clientes Mazda a través de la propiedad de un automóvil que brinde alegría de conducir es su misión sabiendo que un vehículo en el que los ocupantes se sientan en control del camino maximiza la experiencia. 

Todos los autos Mazda son diseñados con una filosofía centrada en las personas. Los ingenieros de Mazda estudiaron y analizaron el cuerpo humano para diseñar la posición de conducción perfecta: una donde el conductor está sentado de forma que sus músculos estén relajados pero listos para reaccionar y con una línea de visión perfecta. 

Además, son fabricados con acero de alta resistencia en toda la carrocería lo que los hace fuertes, pero a la vez ligeros y, en caso de un impacto, les permite absorber la energía sin añadir peso adicional, al tiempo que se combinan con la protección brindada por las bolsas de aire frontales, laterales, tipo cortina y para rodillas.

Los autos Mazda cuentan con una amplia gama de características de seguridad como faros LED, cámara de visión trasera y sistema de alerta de tráfico trasero para prevenir accidentes. Las funciones más avanzadas contemplan sistema de monitoreo de punto ciego, que detecta obstáculos que podrían pasar desapercibidos  por el conductor y emite una luz de advertencia en los espejos laterales; asistencia de frenado inteligente, un sistema que utiliza una cámara frontal y radar de ondas milimétricas para aplicar la máxima potencia de frenado en caso de una colisión inminente. 

Continuaran teniendo su filosofía de desarrollo centrada en el ser humano al ofrecer tecnologías y soluciones que cuiden de las personas y de los recursos del planeta.