En su primera conferencia digital ESG (Environment, Social and Governance) para inversionistas y analistas, el inventor del automóvil anunció medidas destinadas a reducir las emisiones de CO2, creando valor duradero para todas las partes interesadas. Como se declaró en la Conferencia de Cambio Climático de la ONU COP26 en noviembre de 2021, Mercedes-Benz está comprometida con una transición más rápida a los automóviles eléctricos. “El deseo de movilidad individual sigue creciendo. Nuestra misión es satisfacer esta necesidad de manera sostenible. Mercedes-Benz tiene una hoja de ruta clara sobre cómo ser libre de emisiones de carbono. Para 2030, queremos llegar a la mitad del camino. Para avanzar más rápido en la protección del clima, necesitamos la máxima dedicación y más colaboración entre los gobiernos, las empresas y la sociedad en general”, dijo Ola Källenius, presidente del Consejo de Administración de Mercedes-Benz Group AG.

La compañía tiene como objetivo reducir al menos a la mitad las emisiones de CO2 por automóvil de pasajeros durante su ciclo de vida para fines de esta década, en comparación con los niveles de 2020. Para lograr este objetivo, las acciones clave incluyen: Electrificar la flota de vehículos, cargar con energía verde, mejorar la tecnología de baterías, un uso extensivo de materiales reciclados y energía renovable en la producción. Mercedes-Benz planea cubrir más del 70 por ciento de sus necesidades energéticas a través de energías renovables para 2030 mediante el despliegue de energía solar y eólica en sus propios sitios, así como a través de más acuerdos de compra de energía.

Solo eléctrico: bien encaminado hacia cero emisiones del tanque a la rueda

La electrificación de la cartera de Mercedes-Benz ha progresado a pasos agigantados durante algún tiempo. El objetivo es lograr una participación de hasta el 50% de híbridos conectables y BEV para 2025 en el camino hacia una versión totalmente eléctrica para 2030 donde las condiciones del mercado lo permitan. La cartera ya incluye seis, y pronto nueve, modelos totalmente eléctricos. Mercedes-Benz ha presentado hasta la fecha la EQA, EQB, EQC (WLTP: consumo eléctrico combinado: 25-21,3 kWh/100 km; emisiones combinadas de CO2: 0 g/km)1, el EQS, el EQE 350+ (WLTP: consumo eléctrico mixto: 18,7-15,9 kWh/100 km, emisiones de CO2 mixto: 0 g/100 km)1 así como el EQV. Seguirán otros modelos: el EQS SUV, el EQE SUV y el EQT. La compañía planea afirmar su liderazgo en movilidad eléctrica también entre las vanes comerciales, a través de la electrificación continua de toda su gama de modelos.

Carga verde – Electricidad renovable para vehículos eléctricos

En el ciclo de vida de un vehículo eléctrico, el uso de energía renovable para la carga es una acción importante para ayudar a evitar las emisiones de CO2. Mercedes-Benz habilita la “carga ecológica” en los cerca de 300,000 puntos de carga públicos de la red Mercedes me Charge en toda Europa y garantiza que se inyecte a la red una cantidad suficiente de electricidad procedente de fuentes renovables.

Ola Källenius, Chairman of the Board of Management of Mercedes-Benz Group AG // Ola Källenius, Vorsitzender des Vorstands der Mercedes-Benz Group AG

Baterías – Disminución de la huella de carbono a través de la química celular innovadora y el reciclaje de baterías
La batería es la mayor palanca para reducir el CO2. Con el mix eléctrico actual de la EU, la cadena de suministro y la producción representan más de la mitad de las emisiones de CO2 del ciclo de vida de los automóviles. Esta proporción puede reducirse significativamente mediante el uso de energías renovables. Al hacer la transición a la producción de celdas con CO2 neutral, es posible reducir las emisiones para la producción de todo el paquete de baterías en un 20 por ciento. Se espera lograr ahorros adicionales de CO2 a través de medidas adicionales, por ejemplo, mejorando el proceso de producción de ánodos y cátodos. Por lo tanto, se han formado asociaciones estratégicas para desarrollar e industrializar tecnologías celulares altamente avanzadas y competitivas. Con más de 800 vatios-hora por litro a nivel de celda a mediados de la década, los ánodos con alto contenido de silicio ofrecen un gran potencial con respecto a la densidad de energía. Al mismo tiempo, Mercedes-Benz espera poder utilizar baterías LFP en sus vehículos de producción en serie. Estas baterías tienen un cátodo completamente libre de cobalto. Junto con socios de investigación, la empresa también está trabajando en baterías de estado sólido. Para mantener el control interno del ciclo de vida de la batería, la compañía está iniciando una fábrica de reciclaje neutral en CO2 en Kuppenheim, Alemania, para reciclar baterías de vehículos eléctricos al final de su vida útil utilizando una nueva técnica hidrometalúrgica que aumenta la tasa de reciclaje al 96 por ciento.

Acero y aluminio ecológicos: Haciendo todo lo posible para reducir las emisiones y crear un futuro sostenible
Mercedes-Benz está estableciendo una cadena de suministro de acero verde para expandir masivamente su uso de acero con bajo contenido de CO2 y con hasta cero emisiones de CO2. Trabajando en estrecha colaboración con los proveedores de acero, la empresa se está alejando conscientemente de las compensaciones de carbono y, en cambio, se centra en evitar y reducir las emisiones de CO2. En 2021, la empresa se convirtió en el primer fabricante de automóviles en adquirir una participación accionaria en la empresa emergente sueca H2 Green Steel (H2GS), con el objetivo de introducir acero ecológico en una serie de modelos de producción para 2025. Mediante la adopción de un enfoque de economía circular, Mercedes-Benz está aumentando constantemente la proporción de aluminio secundario que utiliza. Además, es el primer fabricante de automóviles en comprometerse a abastecerse únicamente de aluminio primario certificado por la Iniciativa de Administración de Aluminio (ASI) para sus plantas de estampado y fundiciones en Europa en el futuro. Esto confirma que las materias primas se obtienen y procesan de manera responsable y ecológica, independientemente del país de origen, desde la extracción, pasando por la fusión y el refinado hasta las puertas de las plantas de Mercedes-Benz. Este requisito se extenderá a otros lugares fuera de Europa a mediano plazo.

Materiales sostenibles en la producción en serie: Ahora y en el futuro cercano

Varios materiales sostenibles ya están en producción en serie en algunos modelos de vehículos. Estos incluyen telas para tapicería de asientos de botellas de PET 100% recicladas, así como revestimientos para pisos hechos con hilos de redes de pesca recuperadas y restos de tela de alfombras viejas. El EQS y el EQE incluso contarán con conductos de cables hechos con desechos reciclados de vertederos. De hecho, los componentes del EQS, fabricados con un uso eficiente de los recursos a través de materias primas recicladas y renovables, ya pesan más de 80 kilogramos. Al aplicar sus enfoques de «Diseño para el Medio Ambiente» y «Diseño para la Circularidad» a la selección de materiales, Mercedes-Benz Autos tiene como objetivo aumentar el uso de materiales reciclados por vehículo para 2030 al 40%.

Electric only” with the new EQE; Mercedes-EQ. EQE 350, Edition 1, AMG Line, alpingrau (Stromverbrauch nach WLTP: 19,3-15,7 kWh/100 km; CO2-Emissionen: 0 g/km)* // “Electric only” mit dem neuen EQE; Mercedes-EQ. EQE 350, Edition 1, AMG Line, alpine grey (electrical consumption WLTP: 19,3-15,7 kWh/100 km; CO2 emissions: 0 g/km)*

El panorama general: La responsabilidad Ambiental, Social y de Gobernanza van de la mano

Mercedes-Benz ha estado produciendo CO2 neutral en todas las plantas propias a partir de este año. Además, la compañía tiene como objetivo expandir aún más la producción de energía renovable mediante el despliegue de energía solar y eólica en todos los sitios.

Mercedes-Benz tiene un concepto holístico de ESG en todos los departamentos. La transición a la neutralidad de CO2 y la expansión asociada de la movilidad eléctrica plantean muchos desafíos, incluidos los relacionados con materias primas como el cobalto o el litio, y las cadenas de suministro. Como parte del Sistema de Respeto a los Derechos Humanos basado en riesgo Mercedes-Benz aumenta la transparencia y toma las medidas adecuadas en relación con 24 materias primas con un riesgo elevado. La ambición corporativa es garantizar que los derechos humanos se respeten a lo largo de toda la cadena de suministro: Desde las minas donde se obtienen las materias primas hasta las empresas procesadoras y, finalmente, hasta la producción propia.

El cambio hacia la neutralidad climática está cambiando el mundo financiero y el financiamiento verde está ganando importancia. Por lo tanto, se incrementará la variedad de instrumentos de financiamiento verde como “Green ABS” y acuerdos de inversión bilateral vinculados a KPI verdes. Mercedes-Benz también espera un aumento significativo en el CapEx alineado con la taxonomía de la UE hasta 2026 de acuerdo con su estrategia totalmente eléctrica. El análisis de las calificaciones ESG de Mercedes- Benz es un aspecto importante para identificar y cerrar las brechas de transparencia. En 2021, la empresa pudo mejorar significativamente esas calificaciones ESG.