A Chanipol Kusolcharttum, conocido en las redes sociales como «Rockkhound», siempre le ha apasionado la exploración. Hoy es uno de los fotógrafos más cotizados de Tailandia, ya que captura momentos con la combinación perfecta de emoción y mística. Desde que comenzó a perseguir el sueño de ser fotógrafo, hace unos nueve años, descubrir lugares también se ha convertido en parte de su identidad.

Rockkhound nunca ha evitado recorrer los caminos menos transitados. Después de varios años de viajar por el mundo como auxiliar de vuelo, decidió perseguir su sueño de convertirse en fotógrafo. Mientras trabajaba en la industria aeronáutica, su equipaje consistía en dos cámaras y cuatro objetivos, listos para fotografiar cualquier tema en cualquier destino. Siempre estaba preparado porque, dice Rockkhound, si tienes la perspectiva correcta puedes hacer descubrimientos en cualquier lugar, desde tierras lejanas hasta las ciudades más concurridas.

Rockkhound se ha hecho un nombre a través de las imágenes que ha tomado en todo el mundo, pero su hogar es donde está su corazón. En Bangkok, con su vitalidad inimitable y su ajetreo interminable, ha encontrado su nicho y ahora cuenta con más de 100.000 seguidores en Instagram. Su estilo de vida urbano lleno de adrenalina se ve claramente en su trabajo, pero cuando se trata de capturar la naturaleza, las cosas cambian. “No trato de perfeccionar esas tomas como ser humano”, comenta. “He aprendido a perfeccionar solo lo que se puede perfeccionar y a comprender lo que es incontrolable. Los humanos pueden construir miles de rascacielos, pero la naturaleza sigue siendo la mejor creadora”.

De la ciudad hacia tierras vírgenes

Armado con esta apreciación de los matices de la fotografía más allá de los entornos urbanos, se le encomendó el desafío de capturar el alma del primer Cross Utility Vehicle de Zuffenhausen: el Taycan Cross Turismo.

Con una autonomía capaz de afrontar aventuras, tecnología de 800 voltios para pasar menos tiempo cargando y más viajando, así como espacio suficiente para acomodar todo lo que uno pueda necesitar en un viaje de este tipo, el Cross Turismo es eléctrico, versátil, robusto… y está listo para la acción.

En primer lugar, Rockkhound necesitaba una ubicación que permitiera al Cross Turismo lucir su musculatura y Tailandia la proporcionó. Conocida como la “Tierra de las Sonrisas”, es un lugar que ha capturado los corazones de muchos viajeros por carretera, entre ellos Stefan Bogner, de Curves Magazin, quien recientemente se entusiasmó con la calidad sublime de las rutas por el país asiático. Al sur, se encuentra la idílica franja de tierra entre el golfo de Tailandia y el mar de Andamán; al norte, buen asfalto con curvas perfectamente peraltadas. Para Rockkhound había un claro favorito: Pran Buri, en la costa suroeste de Tailandia. La aventura estaba en el menú, gracias a un distrito que cuenta con todo, desde montañas rocosas hasta bosques frondosos y playas de arena, el escenario ideal para el Taycan Cross Turismo.

En su hábitat natural

En muchos sentidos, es posible establecer paralelismos entre el espíritu de Porsche y el pensamiento de Rockkhound. «A veces puedes ver una foto icónica y saber quién es el fotógrafo simplemente mirándola», explica Rockkhound. «Yo defino una ‘fotografía hermosa’ como aquella que cuenta historias y está llena de emoción».

Si el Taycan Cross Turismo fuera una fotografía, Rockkhound cree que podría decir quién la capturó, así como la historia que esconde tras de sí. El capó delantero plano, el perfil musculoso y la línea del techo descendente: incluso a primera vista, el diseño lleva el ADN del icónico 911. Además, los faros lisos con tomas de aire verticales lo identifican claramente como miembro de la familia Taycan. Y, sin embargo, el segundo deportivo eléctrico de Porsche es marcadamente diferente de su hermano.

Mientras que el hábitat natural del Taycan está en la ciudad y en las carreteras sinuosas, el Taycan Cross Turismo encuentra un segundo hogar en la naturaleza, con un espíritu de aventura en cada detalle. Salirse de los caminos trillados significa estar preparado con el equipo adecuado, y el Cross Turismo lo está. Con casi 1.200 litros de espacio para equipaje, que opcionalmente puede ser aumentado con la baca de Tequipment, acomoda con facilidad todo tipo de elementos para los viajes más exigentes, algo que a Rockkhound le parece atractivo: “Si me voy de viaje, mi equipaje es la prioridad. Viajo para hacer fotografías”.

Con un avanzado chasis listo para la aventura y que maximiza la eficiencia aerodinámica, el Taycan Cross Turismo se desliza hacia la naturaleza de Pran Buri, donde ocupa el centro del escenario como una flor azul silvestre entre los árboles en el visor de Rockkhound. Su exclusivo diario fotográfico capturó el espíritu del vehículo como pocos lo han hecho hasta ahora.

Homenaje a su herencia, mientras se atreve a ser diferente

“Esto es lo que hace que un gran trabajo sea excelente: desglosa los elementos que te gustan de la composición, descubre cómo puedes organizarlos y luego lo haces con tu propio estilo”. Las palabras de Rockkhound suenan verdaderas una vez más. El Taycan Cross Turismo sigue un camino que solo algunos modelos han recorrido en la historia de Porsche. Además de los ejemplos más obvios, el Cayenne y el Macan, también evoca recuerdos del icónico 911 Carrera 3.2 4×4 (953) o del 959. Gracias a que dominaron terrenos desérticos implacables y rallyes intercontinentales con una bravura sin precedentes, sus legados aún perduran.

La suspensión neumática adaptativa del Taycan Cross Turismo es ajustable en altura para salir del asfalto e, incluso, hay un modo Gravel para superficies particularmente irregulares. El paquete opcional Off-Road Design proporciona 30 milímetros extra de distancia al suelo.

Combinando el futurismo del Taycan, la atemporalidad del 911 y la robustez del Cayenne (cualidades que son sobresalientes por sí solas, mucho más en un modelo sin precedentes), el Taycan Cross Turismo es evolutivo en muchos sentidos y, sin embargo, es orgullosamente revolucionario. Un alma robusta, electrificada.