El Alfa Romeo Tonale está a punto de salir a rodar a las calles, haciendo alusión a su distintivo diseño claramente italiano. Previo a esto, Alfa Romeo no desaprovechó una de esas oportunidades únicas en la vida: correr por el circuito Autodromo Enzo e Dino Ferrari que este fin de semana albergará el tan esperado Gran Premio Emilia Romagna. Detrás del volante, los pilotos Valtteri Bottas y Zhou Guanyu de la escudería Alfa Romeo F1 Team ORLEN.

Tres coches hicieron la formación en la parrilla de salida, haciendo alusión a la bandera de Italia, y recorrieron todo el circuito uno al lado del otro; una auténtica vuelta de honor. Un homenaje simbólico al espíritu italiano, al Made in Italy, así como las emociones que este deporte es capaz de despertar en el corazón de millones de aficionados en todo el mundo.

Después de todo, la pasión de Alfa Romeo es uno de sus valores y la competencia está en su ADN: en 1950 fue el primer fabricante de automóviles en ganar el primer campeonato mundial de Fórmula 1.

Si bien permanece fiel a su ADN de noble deportividad italiana desde 1910, con Tonale se está produciendo una evolución radical en Alfa Romeo, mirando hacia una nueva era de conectividad y electrificación. El diseño, inconfundiblemente italiano, es fiel al concepto del que toma sus orígenes. Tecnología y conectividad sin precedentes en su máxima expresión, con un sistema de infoentretenimiento completamente nuevo. Para Tonale, Alfa Romeo ha diseñado soluciones técnicas únicas y exclusivas para mejorar su ADN y ofrecer a los clientes una experiencia de conducción sin precedentes, donde la atención meticulosa a los detalles se combina con una búsqueda constante de la más alta calidad.