La generación más reciente del Mercedes-AMG C 43 4MATIC, disponible en versión sedán y estate, incorpora tecnología adoptada directamente de los bólidos de Fórmula 1 y define un nuevo estándar en el campo de los conceptos avanzados de propulsión. En la Clase C se incorpora ahora también el motor AMG de cuatro cilindros y 2,0 litros estrenado en el Mercedes-AMG SL 43, el primer propulsor de serie del mundo equipado con un turbocompresor eléctrico. La nueva tecnología de sobrealimentación garantiza una respuesta especialmente espontánea a lo largo de la escala completa de número de revoluciones y brinda así una sensación de conducción mucho más dinámica. El turbocompresor es accionado por la red de a bordo de 48 voltios, que alimenta asimismo al alternador arrancador accionado por correa (RSG). El grupo incorporado en el Mercedes-AMG C 43 4MATIC desarrolla una potencia de 300 kW (408 CV), a la que se añade en determinadas situaciones de conducción un incremento de corta duración o «boost» de 10 kW (14 CV) por intervención del alternador arrancador accionado por correa (RSG). La dirección del eje trasero implementada de serie, la tracción integral permanente AMG Performance 4MATIC con prioridad al eje trasero en la distribución de la fuerza, el cambio AMG SPEEDSHIFT MCT 9G con embrague húmedo para el arranque y el tren de rodaje AMG RIDE CONTROL con amortiguación adaptativa regulable contribuyen asimismo a la vivencia dinámica de conducción. En armonía con este dechado de tecnología se añaden atributos específicos de la marca en el equipamiento y en el diseño exterior e interior que subrayan la concepción del nuevo Mercedes-AMG C 43 4MATIC como automóvil de altas prestaciones.

«La Clase C ha sido, desde su lanzamiento, uno de los modelos más apreciados de la gama de Mercedes‑AMG. Ahora aumentamos una vez más el atractivo de la generación más reciente de esta gama incorporando la innovadora tecnología del turbocompresor eléctrico. El nuevo principio de sobrealimentación y la red de a bordo de 48 voltios no se limitan a mejorar el sobresaliente dinamismo de conducción del

C 43 4MATIC, sino que mejoran al mismo tiempo su eficiencia energética. Estos vehículos son una demostración patente del alto potencial que encierran los motores de combustión interna electrificados. La tracción integral implementada de serie, la dirección activa del eje trasero y el cambio de reacciones rápidas acentúan la Driving Performance típica de AMG», destaca Philipp Schiemer, presidente de la gerencia de Mercedes-AMG GmbH.

El corazón del nuevo Mercedes-AMG C 43 4MATIC es el motor AMG de cuatro cilindros y 2,0 litros, que conjuga tecnología innovadora con un despliegue espectacular de potencia y un nivel ejemplar de eficiencia. Al mismo tiempo, permanece fiel a una tradición típica de esta marca, pues no solo ha sido desarrollado por completo en la sede de la empresa AMG en Affalterbach (Alemania), sino que también se fabrica con calidad artesanal en este lugar, siguiendo el principio «One Man, One Engine», es decir, que un solo mecánico se encarga del montaje completo de cada motor. Mercedes-AMG conjuga así la pericia artesanal de especialistas altamente cualificados con los métodos más modernos de producción de Industria 4.0 y una nueva dimensión de la digitalización.

El grupo propulsor con la denominación interna M139l (la «l» significa montaje en disposición longitudinal) es el primer motor de serie del mundo en operar con sobrealimentación por medio de un turbocompresor eléctrico. Este innovador sistema se deriva directamente de la tecnología utilizada desde hace años con excelentes resultados por el Mercedes-AMG Petronas F1 Team en la categoría reina del deporte del motor. La nueva tecnología de sobrealimentación garantiza una respuesta especialmente espontánea a lo largo de la escala completa de número de revoluciones. El resultado es una sensación de conducción mucho más dinámica, unida a un aumento de la eficiencia.

Descripción detallada del principio de funcionamiento del turbocompresor eléctrico

El componente clave de este concepto es un motor eléctrico de unos cuatro centímetros de anchura montado directamente sobre el árbol del turbocompresor, entre la rueda de turbina en el lado de escape y la rueda del compresor en el lado de aire fresco. Este motor impulsa directamente el árbol del turbocompresor con regulación electrónica, acelerando la rueda del compresor antes de que el caudal de gases de escape asuma esta tarea por medio de la turbina.

De ese modo mejora claramente el tiempo de respuesta del motor inmediatamente por encima del ralentí y a lo largo de la escala completa de revoluciones. El motor de combustión interna reacciona con mayor espontaneidad a las órdenes del acelerador, y la sensación general de conducción es más dinámica. Al mismo tiempo, la electrificación del turbocompresor hace posible alcanzar un par motor más elevado a bajas revoluciones, lo que aumenta asimismo la agilidad y optimiza la capacidad de aceleración al ponerse en marcha el vehículo. Esta tecnología es capaz de mantener constante la presión de sobrealimentación, también en el caso de que el conductor retire el pie del acelerador, o incluso pise el freno. De ese modo se garantiza una respuesta directa en todo momento.

El turbocompresor recibe la corriente eléctrica necesaria de la red de a bordo de 48 voltios, y puede alcanzar un número de revoluciones máximo de hasta 175.000 rpm. Esta cota permite operar con un caudal muy elevado de aire. El turbocompresor, el motor eléctrico y la electrónica de potencia están conectados al circuito de refrigeración del motor de combustión interna para asegurar en todo momento condiciones térmicas ideales.

El diseño constructivo «Closed Deck» del M139 —un desarrollo procedente del mundo de la competición— garantiza máxima rigidez, unida a bajo peso, y permite operar con una presión máxima de combustión de hasta 160 bares. El área en torno a los cilindros está prácticamente cerrada, mientras que el panel cobertor solamente está atravesado por pequeños canales para el líquido refrigerante y el aceite del motor. Entre los atributos destacados del diseño mecánico del motor se cuentan las camisas de los cilindros revestidas utilizando la tecnología NANOSLIDE para reducir las pérdidas por fricción entre los pistones y los cilindros. Como resultado de este revestimiento, las camisas de los cilindros son especialmente lisas, lo que reduce al mínimo la fricción interna. Al mismo tiempo, ostentan una dureza dos veces mayor que las camisas convencionales de fundición gris, con lo que aumenta su durabilidad. Este tipo de revestimiento se utilizó por primera vez en el motor AMG V8 con la denominación interna M156, contribuye desde hace muchos años a mejorar las propiedades de otros propulsores de AMG y se emplea asimismo en los bólidos de Fórmula 1™ de la escudería Mercedes-AMG Petronas.

Otro atributo sobresaliente del propulsor es la inyección de gasolina en dos etapas. En la primera etapa se utilizan inyectores piezoeléctricos, rápidos y precisos, que inyectan el combustible directamente en las cámaras de combustión con una presión de hasta 200 bares. En la segunda etapa, necesaria para poder alcanzar la elevada potencia específica del motor, se recurre a la inyección en el colector de admisión por medio de válvulas electromagnéticas.

La elevada potencia del motor requiere además un sofisticado sistema de refrigeración, que permita mantener la culata y el bloque motor a niveles diferentes de temperatura. Gracias a esta medida es posible ajustar una temperatura baja en la culata, optimizando la potencia gracias a un punto de encendido eficiente, y aumentar al mismo tiempo la temperatura del bloque motor para reducir la fricción mecánica en el interior del propulsor. La refrigeración de la culata se lleva a cabo mediante una bomba de agua mecánica de alto rendimiento; para la refrigeración del bloque motor se monta una segunda bomba de agua con accionamiento eléctrico. Al arrancar el motor en frío, esta segunda bomba permanece desactivada hasta que el motor ha alcanzado la temperatura de servicio. Durante el funcionamiento normal, la unidad de control del motor regula la bomba para asegurar una refrigeración adecuada del bloque motor en función de la situación.

Una potencia de 300 kW (408 CV) y un par de 500 Nm, la clave de prestaciones deportivas

La innovadora tecnología del motor de cuatro cilindros en línea y 2,0 litros permite al Mercedes‑AMG C 43 4MATIC desplegar una potencia nominal de 300 kW (408 CV) a un régimen de 6.750 rpm. El par motor máximo de 500 Nm se alcanza a las 5.000 rpm. En función de la situación, el sistema pone además brevemente a disposición una potencia adicional de 10 kW (14 CV) a través del alternador arrancador accionado por correa (RSG). El RSG de segunda generación es la base de un concepto de propulsión híbrida parcial. Además de aumentar temporalmente la potencia, permite implementar funciones que optimizan la eficiencia, como el planeo o la recuperación. La tecnología de 48 voltios aumenta al mismo tiempo el confort, pues las transiciones entre la función de parada y arranque y la función de planeo son prácticamente imperceptibles.

El C 43 4MATIC Berlina no necesita más de 4,6 segundos para acelerar a vehículo parado hasta los 100 km/h. El C 43 Estate completa este mismo ejercicio en 4,7 segundos, muy poco más que el modelo hermano. La velocidad se limita por vía electrónica en ambos modelos al alcanzar los 250 km/h. Si se encarga el paquete AMG Driver opcional, es posible incrementar esta cota a una cifra de 265 km/h. La elevada eficiencia que conlleva esta innovadora tecnología de sobrealimentación se revela en un consumo en el ciclo mixto WLTP de 9,1- 8,7 l/100 km para la berlina y 9,2-8,8 l/100 km para el Estate.

Cambio AMG SPEEDSHIFT MCT 9G con embrague húmedo para el arranque y tracción integral AMG Performance 4MATIC

La transmisión de la fuerza del motor está encomendada al cambio AMG SPEEDSHIFT MCT 9G (MCT = Multi- Clutch Transmission, cambio multiembrague), en el que un embrague húmedo para el arranque sustituye al convertidor de par convencional. Este componente contribuye a reducir el peso y mejora con su menor inercia de masas la respuesta a las órdenes transmitidas mediante el pedal acelerador, especialmente al acelerar con rapidez y en los cambios de carga. El software de mando, armonizado cuidadosamente, garantiza cambios extremadamente rápidos, así como reducciones directas múltiples rápidas siempre que es necesario. La función de doble embrague en los programas de conducción «Sport» y «Sport+» propicia además una experiencia de conducción especialmente sugestiva. Se ha implementado asimismo la función RACE START, que garantiza una aceleración óptima a partir de vehículo parado. En el programa de conducción «Comfort» se activa automáticamente la función de parada y arranque ECO. La función de «planeo» puede activarse en el programa «Individual».

La tracción integral permanente AMG Performance 4MATIC opera con una distribución de la fuerza entre el eje delantero y el eje trasero específica de AMG, que asigna un 31% al eje delantero y un 69% al eje trasero. Este dimensionamiento con prioridad al eje trasero es la clave de un mayor dinamismo de conducción, incluyendo una mayor aceleración transversal y una mejora de la tracción al acelerar.

AMG DYNAMICS como componente de serie del selector de programas AMG DYNAMIC SELECT

Los cinco programas de conducción AMG DYNAMIC SELECT —«Calzada resbaladiza», «Comfort», «Sport», «Sport +» e «Individual»— ofrecen un amplio margen para personalizar el carácter del vehículo, entre confortable y dinámico. Los distintos programas ofrecen una vivencia individual al volante, a medida de las distintas condiciones de la conducción. En los programas «Sport» y «Sport+» se opera con un reglaje especialmente ágil de la respuesta del motor, las transiciones en el cambio de marchas y la armonización del tren de rodaje y la dirección.

En el C 43 4MATIC se añade la regulación integrada de la estabilidad y el dinamismo «AMG DYNAMICS» como componente de los programas de conducción AMG DYNAMIC SELECT. Este sistema amplía la acción estabilizante del programa electrónico de estabilidad ESP® con intervenciones en la curva característica de la dirección y en el ESP®, destinadas a agilizar el comportamiento. Al tomar curvas con dinamismo, por ejemplo, el sistema interviene brevemente en el freno de la rueda trasera del lado interior de la curva y origina así un momento de guiñada definido en torno al eje vertical que favorece un cambio de dirección espontáneo y preciso.

La característica y el rendimiento de estas intervenciones depende del programa AMG DYNAMIC SELECT seleccionado. En el programa «Individual», el conductor puede definir el reglaje eligiendo entre las opciones de AMG DYNAMICS «Basic», «Advanced» y «Pro». El ESP® permite asimismo la elección entre tres niveles. El nivel «On» es la opción estándar y ofrece un alto nivel de seguridad, acorde con el carácter deportivo del vehículo completo. El nivel «Sport» hace posible conducir con un mayor ángulo de deriva, y en la posición «Off» se desconecta completamente el sistema para facilitar un estilo de conducción especialmente deportivo en circuitos de carreras cerrados al público.

Tren de rodaje AMG RIDE CONTROL con amortiguación adaptativa regulable

El tren de rodaje mecánico AMG RIDE CONTROL con amortiguación adaptativa regulable que se monta de serie en el C 43 4MATIC combina un dinamismo de conducción acentuadamente deportivo con el confort en largos recorridos típico de la marca. La base para ello es un eje delantero con desarrollo específico de las manguetas y las articulaciones portantes del brazo portamuelles, así como un eje trasero con un dimensionamiento elastocinemático especialmente dinámico. Sobre esta base trabaja la amortiguación adaptativa regulable, que adapta de forma permanente la fuerza elástica de la amortiguación en cada rueda a la situación de conducción, teniendo siempre en cuenta el nivel seleccionado para el tren de rodaje, el estilo personal de conducción y la textura de la superficie de la calzada. Esto mejora por un lado el confort de rodadura y de conducción, e incrementa asimismo la seguridad de conducción. Es posible elegir entre tres diagramas característicos diferentes para los amortiguadores: «Comfort», «Sport» y «Sport +».

Dirección paramétrica AMG con tres niveles y dirección del eje trasero de serie

El diseño de la dirección del C 43 4MATIC contribuye a aumentar el dinamismo y al mismo tiempo el confort. La dirección paramétrica AMG de tres niveles trabaja con una desmultiplicación variable en el engranaje de la dirección, que se adapta automáticamente al programa de conducción seleccionado en cada momento. Al circular a alta velocidad disminuye la asistencia de la servodirección, que aumenta de forma progresiva a medida que disminuye la velocidad. Como fruto de esta concepción, no es necesario ejercer fuerzas elevadas sobre el volante al conducir a baja velocidad, al maniobrar y al aparcar. Al mismo tiempo, el conductor conserva plenamente el control sobre el vehículo al conducir a mayor velocidad. Además, el conductor recibe en los ajustes «Sport» y «Sport+» del tren de rodaje una confirmación más precisa en el volante acerca de la interacción de las ruedas con la calzada.

Con el nuevo Mercedes-AMG C 43 4MATIC se introduce la dirección del eje trasero como equipamiento de serie en la serie más popular de Affalterbach. Este equipo opera con un ángulo de orientación de las ruedas máximo de 2,5°. Esta es la cota máxima que pueden bascular las ruedas del eje trasero en sentido antagonista al giro de las ruedas delanteras hasta alcanzar una velocidad de 100 km/h (variable, en función del reglaje elegido para AMG DYNAMICS). Esto conduce a una reducción virtual de la batalla, lo que redunda a su vez en una respuesta claramente más ágil a la dirección, una disminución del ángulo de giro en el volante y una mayor maniobrabilidad. Con ello se acorta asimismo el diámetro de giro, por ejemplo, al girar o al aparcar. Si la velocidad es superior a 100 km/h (cota variable en función del reglaje elegido para AMG DYNAMICS), las ruedas traseras basculan en el mismo sentido que las ruedas delanteras, hasta una cota máxima de 0,7°. Esta prolongación virtual de la batalla repercute positivamente en la estabilidad de marcha, permite un aumento más rápido de la fuerza de guiado lateral al cambiar de dirección y, por consiguiente, a una reacción más directa del vehículo a las órdenes recibidas mediante el volante. La respuesta de la dirección del eje trasero depende también del programa de conducción AMG DYNAMIC SELECT seleccionado.

Sistema de frenos deportivo AMG y sistema de escape AMG con sonoridad deportiva del motor

El sistema de frenos deportivo con pinzas de freno de color plata y distintivo «AMG» en negro es aval de cifras excelentes de aceleración y una capacidad de dosificación sobresaliente. En el eje delantero del C 43 4MATIC se montan discos de freno autoventilados y perforados de formato 370 x 36 milímetros con pinzas fijas de 4 émbolos; en el eje trasero, discos de 320 x 24 milímetros con pinzas de garra de 1 émbolo.

El sistema de escape AMG contribuye a crear al escenario acústico apropiado con una sonoridad deportiva del motor. En función del programa de conducción seleccionado, el fondo sonoro varía entre discreto/equilibrado y sugestivamente deportivo. Los diagramas característicos correspondientes se controlan mediante una mariposa de escape en función del régimen del motor y la carga. Los ocupantes pueden optimizar y personalizar el deleite acústico si se ha elegido el equipo opcional AMG Real Performance Sound. En ese caso, un sensor en el ramal de gases de escape capta el sonido real del motor y lo reproduce en el interior para configurar una vivencia acústica especialmente sugestiva.

Elementos estéticos característicos de AMG en el exterior y en el interior para una presencia noble y deportiva

Numerosos detalles específicos de AMG en el exterior y en el interior del vehículo subrayan tanto el cariz dinámico como el carácter lujoso del C 43 4MATIC. Entre los elementos del exterior cabe destacar la calandra del radiador específica de AMG con perfiles verticales cromados, el faldón delantero AMG con flics, las tomas de aire deportivas y un elemento de adorno cromado, así como embellecedores laterales a juego, el faldón trasero en efecto difusor y los dos embellecedores redondos de la salida doble de escape. El C 43 4MATIC calza de serie llantas de aleación AMG y neumáticos en formato de 18 pulgadas, que pueden sustituirse opcionalmente por neumáticos de 19 y de 20 pulgadas.

En el habitáculo encontramos numerosos elementos que acentúan el ambiente deportivo, como los asientos AMG con diseño específico del acolchado y tapizados en símil de cuero ARTICO/microfibra MICROCUT de color negro con costuras de adorno en color de contraste rojo y cinturones de seguridad rojos. Como equipo opcional pueden elegirse tapizados de cuero y napa para los asientos. A esto se añade el volante AMG Performance en napa con sección inferior plana, perforado en la zona de agarre y con levas de cambio de aluminio plateado. Las dos teclas redondas AMG en el volante hacen posible un manejo rápido y seguro de diversas funciones de dinamismo y de los programas de conducción AMG DYNAMIC SELECT. El tablero de instrumentos y las líneas de cintura están revestidos de símil de cuero ARTICO con costuras de adorno rojas. El ambiente deportivo y lujoso se completa con pedales deportivos AMG, alfombrillas AMG y listones de umbral luminosos con distintivo AMG.

El sistema de infoentretenimiento MBUX incluye una serie de indicadores y funciones específicos de AMG. Entre ellos se cuentan representaciones propias en el cuadro de instrumentos, en el visualizador multimedia central de formato vertical y en la consola central, así como en el Head-up-Display opcional, si se ha elegido este equipo. A esto se suma la tecla de acceso directo para los programas de conducción AMG DYNAMIC SELECT. También se ha integrado la función AMG TRACK PACE, un registrador de datos para el uso en circuitos de competición. Durante los recorridos en circuitos de carreras cerrados al público, el software registra diez veces por segundo más de 80 datos específicos del vehículo, incluyendo la velocidad, la aceleración, el ángulo de orientación de las ruedas y el accionamiento del pedal del freno. A esto se suma la visualización de tiempos por vuelta y por sector, así como herramientas adicionales para entrenamiento y análisis.