El ABB FIA Formula E World Championship y la ciudad de São Paulo, junto con SPTuris y GL Events, firmaron un contrato en el E-Prix de Mónaco que hará que la serie de carreras totalmente eléctricas se dirija a Brasil por primera vez, sujeto a la aprobación de la FIA.

El acuerdo de cinco años, con la opción de renovación, significa que la ciudad de São Paulo podría albergar el Campeonato de automovilismo eléctrico más importante del mundo a partir de la temporada 9 – el comienzo de la nueva era Gen3 de la Formula E.

 “Estamos encantados de que el ABB FIA Formula E World Championship se dirija a Brasil por primera vez pendiente de aprobación en el Consejo Mundial de Deportes de Motor de la FIA en junio”, dijo Alberto Longo, Co fundador y Director del Campeonato de Formula E.  «El país tiene una enorme y antigua pasión por el automovilismo, es un gran mercado al ser uno de los mayores países del mundo, y la propia São Paulo es una sede histórica de carreras.

“Estamos ansiosos por dar la bienvenida a los aficionados brasileños, son como ningún otro y seguramente habrá una atmósfera animada y única mientras disfrutan de las carreras de Formula E con el avance en tecnología y rendimiento que veremos con Gen3.”

Ricardo Nunes, alcalde de São Paulo, acogió con aceptación el acuerdo: “Ser anfitrión de un E-Prix está completamente alineado con los objetivos de la ciudad: atraer eventos que promuevan la imagen de São Paulo en todo el mundo, mover la economía y crear empleos con el turismo de eventos; además de fomentar el desarrollo sostenible”.

Gustavo Pires, director ejecutivo de São Paulo Turismo, estuvo en Mónaco para firmar el acuerdo con la Formula E. Dijo: “La creación de un calendario de eventos estratégicos es esencial para la fuerte reapertura que queremos para la ciudad de São Paulo en la post pandemia y el E-Prix puede contribuir mucho en este movimiento».

La noticia fue bien recibida por el piloto brasileño del ABB FIA Formula E World Championship, Lucas di Grassi.

El piloto del equipo ROKiT Venturi Racing, Di Grassi, dijo: “La noticia de que São Paulo albergará la próxima generación de Formula E es música para mis oídos. Este hito no solo significa el regreso del pináculo del automovilismo eléctrico a América del Sur, sino que es un paso importante hacia la electrificación del mercado automotriz brasileño. En una nota personal, no hay nada como el orgullo y la increíble energía de los aficionados brasileños a las carreras, por lo que sería un sueño hecho realidad para mí competir en este Campeonato innovador frente a un público local»