Los vehículos serán diseñados, desarrollados y fabricados en los EE. UU. para clientes estadounidenses. Con este fin, se establecerá una compañía separada e independiente en los EE. UU. este año a medida que el Grupo Volkswagen mueva la fuerte e icónica marca estadounidense Scout al espacio de los vehículos eléctricos. Los primeros prototipos se darán a conocer el próximo año y la producción está programada para comenzar en 2026. La marca Scout electrificada se construirá sobre un nuevo concepto de plataforma técnica que brinda una nueva credibilidad de pickup y RUV más allá de la cartera existente del Grupo Volkswagen.

Herbert Diess, CEO de Volkswagen AG: “Después de la exitosa recuperación de Volkswagen en los EE. UU., ahora estamos aprovechando la oportunidad para fortalecer aún más nuestra posición en uno de los mercados de mayor crecimiento para los vehículos eléctricos. La electrificación brinda una oportunidad histórica para ingresar al altamente atractivo segmento de pick-up y R-SUV como Grupo, lo que subraya nuestra ambición de convertirnos en un actor relevante en el mercado de los EE. UU.

El éxito en los segmentos R-SUV y pick-up es una palanca clave para aumentar la rentabilidad en los EE. UU. y lograr la participación de mercado objetivo del diez por ciento. Por lo tanto, el Grupo Volkswagen continúa expandiendo sistemáticamente su presencia en uno de los mercados de crecimiento global más importantes.

Arno Antlitz, CFO Volkswagen AG: “La compañía que estableceremos este año será una unidad y marca separada dentro del Grupo Volkswagen que se administrará de manera independiente. Esto se alinea con el nuevo modelo de dirección del Grupo: pequeñas unidades que actúan con agilidad y tienen acceso a nuestras plataformas tecnológicas para aprovechar las sinergias”.