Desde su lanzamiento los automóviles híbridos eléctricos de la marca japonesa han cambiado el panorama de la industria automotriz de nuestro país, su llegada a la escena significó la comprensión de un producto con una apariencia similar, pero con varias diferencias tecnológicas en comparación a los vehículos de combustión interna tradicionales. Los beneficios de los vehículos híbridos son inmediatos para sus usuarios, el ejemplo claro de esto es la amplia reducción en el consumo de gasolina que experimentan, y de forma paralela este beneficio contribuye con  la reducción de carbono hacia el medio ambiente. 

Es natural que un producto tan revolucionario cause ciertas dudas entre los conductores, muchas cosas se han hablado en torno a esta tecnología, algunas son ciertas, otras son completamente falsas. Es por eso que enumeramos una serie de mitos y realidades para conocer más a profundidad esta tecnología. 

“Reducen una gran cantidad de emisiones” – CIERTO

Los híbridos eléctricos de Toyota abrieron el camino a la electrificación de nuestro país en 2010, potencializando a gran escala los beneficios de esta tecnología para sus poseedores, pero también dando como resultado un ahorro superior a las 160 millones de toneladas de Dióxido de Carbono (CO2), esto como resultado de   20 millones de unidades vendidas en todo el mundo. En México la cifra de toneladas de Dióxido de Carbono (CO2) ahorradas es cercana a un millón de toneladas y contando.

“Los autos híbridos tiene que conectarse a la corriente eléctrica para ser utilizados” – FALSO

Si bien sí existen los híbridos enchufables alrededor del mundo, conocidos como  PHEV (Plug-in Hybrid Electric Vehicle por sus siglas en inglés), en México contamos  con autos híbridos eléctricos HEV (Hybrid Electric Vehicle por sus siglas en inglés) que representan lo mejor de dos mundos, ya que funcionan con gasolina, la cual se complementa con un segundo motor eléctrico, ambos motores trabajan en sinergia todo el tiempo. La batería regenerativa almacena toda la energía generada por el vehículo al frenar o cuando vamos en el tráfico para aprovecharla después,  maximizando el rendimiento del automóvil, y reduciendo cabalmente el uso del combustible, todo esto sin modificar tus hábitos de manejo.

“Los autos híbridos no son potentes” – FALSO

Al utilizar dos motores, uno de combustión interna y otro eléctrico, los autos híbridos eléctricos de Toyota cuentan con un rendimiento privilegiado, además de poder alcanzar velocidades necesarias para traslado rápidos, como lo pueden ser trayectos en carretera o recorridos que permiten disfrutar la potencia de sus sistema híbrido.

De hecho, algunas versiones  híbridas de Toyota superan en potencia a las versiones a gasolina del mismo modelo:

RAV4 Hybrid  tiene una potencia de 219 HP que es superior a los  204 HP de las versiones solo de combustible; mismo caso de Camry Hybrid, cuya Potencia Total del Sistema Híbrido alcanza los 208 HP. 

Y qué decir de Sienna, que aunque ya no tiene versiones a gasolina es muy potente gracias a sus 240 HP. 

“Los servicios de los híbridos son mucho más caros” – FALSO

Toyota ha hecho un esfuerzo remarcable por poner al alcance de sus usuarios esta tecnología, esto no solo incluye la compra del vehículo. También las refacciones y servicio del automóvil los cuales se encuentran en el mismo rango de precio que las versiones de combustión interna, haciendo los vehículos híbridos eléctricos de Toyota mucho más fáciles de mantener de lo que muchos piensan. De hecho su rango de servicios kilometrados es el mismo de los vehículos a gasolina y el costo de estos también.   

“Te da ventajas económicas a largo plazo y te ahorra algunos pagos”  – CIERTO

La SEMOVI y otras entidades reguladoras de la vialidad han creado para los vehículos híbridos su propio emplacado, incluso en algunos estados excluye del pago de tenencias a los dueños de estos vehículos. Además, los automóviles híbridos eléctricos realizan su proceso de verificación cada 8 años. 

Por otra parte, el vehículo híbrido se encuentra exento del Impuesto Sobre Automóviles Nuevos (ISAN), pago que oscila entre los 6,263 pesos a los 34,447 pesos, por lo que el ahorro es un gran descanso para la economía del usuario. Mientras que en “Autopistas Urbanas” estos automóviles reciben un 20% de descuento, así que podrás evitar el tráfico de la ciudad por un precio mucho más asequible. 

Por si esto fuera poco, al mantener las emisiones de CO2 al mínimo, estos autos no son incluidos en los programas de suspensión de circulación, como es el caso conciso de la Ciudad de México. 

Los híbridos eléctricos Toyota son una realidad.

Aún existen muchos beneficios de los vehículos a mediano y largo plazo, ya que la reducción de gases contaminantes es notoria en relación a los motores exclusivos de combustión interna. Otro de los grandes miedos de los usuarios es la falta de refacciones, sin embargo Toyota garantiza la disponibilidad de piezas hasta 10 años después de su última exhibición en puntos de venta, al igual que de cualquier otro modelo. 

Con la llegada de esta nueva tecnología, hay muchos beneficios y realidades que los usuarios tienen por descubrir, es por esto que cada vez el porcentaje de venta en este tipo de vehículos va creciendo, siendo el 2021 el año con más híbridos Toyota vendidos en nuestro país con 25,897 unidades. Hoy, Toyota ha superado la meta de 90 mil vehículos híbridos eléctricos vendidos en México, actualmente con 5 modelos con esta tecnología, y pronto serán más.