El Volvo C40 Recharge totalmente eléctrico ha obtenido cinco estrellas en las pruebas de seguridad del programa Euro NCAP 2022, lo que lo convierte, junto a sus hermanos de la gama de Volvo Cars, en uno de los vehículos más seguros actualmente en circulación

Esta valoración continúa la sólida calificación de los últimos años de cinco estrellas obtenidas por Volvo Cars en las pruebas Euro NCAP, puesto que todos los modelos examinados que están actualmente a la venta recibieron cinco estrellas en las correspondientes evaluaciones del programa.

El C40 Recharge destacó en los aspectos de seguridad de los ocupantes y sistemas de asistencia al conductor, gracias a una de las ofertas de seguridad de serie más amplias de su segmento. Entre muchas otras características, estas tecnologías ayudan a los conductores a detectar y evitar colisiones, permanecer en su carril y reducir las consecuencias de que el vehículo pueda salirse de la carretera de forma accidental.

Fully electric C40 Recharge continues Volvo Cars five-star streak in Euro NCAP safety testing

«Nuestro objetivo es ser siempre líderes en seguridad», comenta Malin Ekholm, responsable del Centro de seguridad de Volvo Cars. «Eso significa que todos nuestros vehículos cumplen las estrictas normas de la industria, muchas de las cuales hemos contribuido a establecer a lo largo del tiempo. Elijas el Volvo que elijas, tú y tus seres queridos viajaréis en uno de los vehículos más seguros del mercado».

El C40 Recharge, que se presentó en 2021, es el segundo modelo completamente eléctrico de Volvo Cars. A lo largo de los próximos años, Volvo Cars tiene previsto lanzar toda una nueva gama de vehículos eléctricos puros, una de las estrategias de electrificación más ambiciosas del sector.

Volvo Cars fue el primer fabricante de vehículos que se comprometió con la electrificación total. Su objetivo para 2030 es vender solo vehículos eléctricos puros. Para 2025, el plan contempla que la mitad de sus ventas mundiales correspondan a vehículos totalmente eléctricos. Como reflejo del objetivo de Volvo Cars de ser líder del sector en seguridad, la próxima generación de modelos Volvo también pretende establecer un nuevo estándar en seguridad.