Golf R «20 años» ha mejorado el tiempo medio por vuelta en la legendaria pista de carreras Nürburgring-Nordschleife

La edición deportiva para celebrar el 20º aniversario ofrece una potencia que supera en 10 kW al actual modelo de producción Golf R. Equipado con esta potencia de motor, el Golf «20 años» acelera de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos; su velocidad máxima limitada eléctricamente es de 270 km/h. Gracias a la importante mejora de la respuesta del motor, la mayor potencia también puede apreciarse en situaciones cotidianas, como, por ejemplo, en las maniobras de adelantamiento. No obstante, la potencia del motor turboalimentado de cuatro cilindros y 2,0 litros no es lo único que convierte al modelo de edición especial en el modelo R de Volkswagen más dinámico de todos los tiempos presente en el Nordschleife. El claro aumento de las prestaciones es también el resultado del amplio equipamiento de serie que cuenta con elementos técnicos excepcionales como el paquete «R- Performance», el Gestor de Dinámica de Marcha y el sistema «R-Performance Torque Vectoring». ¿Qué mejor lugar para poner a prueba esta combinación que el circuito de Nürburgring- Nordschleife? Y es que aquí se puede seguir de forma impresionante la evolución de los potentes modelos Golf R de tracción total durante los últimos 20 años.

El piloto de carreras de turismos y de desarrollo de Volkswagen R, Benjamin Leuchter, asumió esta tarea y puso a prueba el modelo de edición especial en el legendario circuito de carreras. También participó activamente en la preparación del paquete R-Performance para el Golf R «20 años». Además de los perfiles de conducción habituales «Comfort», «Sport» y «Race», el modelo de edición especial también incluye de serie los perfiles adicionales «Special» y «Drift». Para conducir en el Nordschleife, el piloto de carreras optó por el perfil de conducción «Special», que fue desarrollado especialmente para esta pista.

Este perfil dota al vehículo de una configuración que satisface los requisitos específicos del que probablemente sea el circuito de carreras más exigente del mundo. Esto incluye el ajuste de los amortiguadores a una configuración más suave y de mayor confort debido a las enormes cargas que conlleva la conducción en este tipo de pistas al máximo nivel de rendimiento.

Como uno de los 15 posibles ajustes de los amortiguadores regulados, este garantiza un contacto óptimo con la carretera en pistas con numerosos baches, como en Nürburgring. Además, junto con el volante y los ajustes de conducción adaptados, esto permite abordar de forma idónea el gran número de curvas rápidas y medio-rápidas del circuito de Nordschleife. En el modo «Individual» del Gestor de Dinámica de Marcha, también es posible ajustar manualmente todos los parámetros, como el sistema de reparto vectorial del par «R-Performance Torque Vectoring» o el sonido del motor, y adaptarlos en función de las preferencias personales.

La vuelta cronometrada al circuito de Nürburgring-Nordschleife comenzó con una salida rápida frente a la tribuna T13. La salida y la meta para la medición se encuentran al principio y al final de la tribuna; los 200 metros intermedios no se cuentan. La confianza depositada en el vehículo no constituye solo la clave de los récords por vuelta, sino también del placer de conducir con seguridad. Manteniéndose en línea en todo momento, el Golf R «20 años» consiguió dominar con facilidad los rápidos cambios entre badenes y las subsiguientes curvas, como la de «Hatzenbach».

Las características modificadas de la caja de cambios de 7 velocidades permiten cambiar de marcha con una respuesta de mayor intensidad y hacen incluso más emocionante la potente experiencia de conducción en el Golf R «20 años». El sonido optimizado del sistema de escape en la gama de bajas revoluciones y el sonido más áspero del motor en el interior del vehículo acentúan su mayor rendimiento dinámico.

El avance en el desarrollo en comparación con el modelo predecesor también se puede apreciar en la mejora de la puesta a punto del motor del vehículo R de Volkswagen que celebra su aniversario. El turbocompresor precargado también se mantiene a una velocidad constante en el modo de sobrecarga para que el motor pueda alcanzar su capacidad de potencia en la siguiente aceleración. Este proceso tiene lugar gracias a la válvula de mariposa con apertura total. Cuando el conductor levanta el pie del acelerador y vuelve a acelerar, se produce una acumulación más rápida del par motor y mejora notablemente la capacidad de respuesta del motor.

El Golf R «20 años», con su tecnología de propulsión orientada a las prestaciones, alcanzó una velocidad de casi 240 km/h en la cima del «Schwedenkreuz», mientras que en el «Döttinger Höhe» de Nürburgring alcanzó los 265 km/h. El nuevo tiempo récord de 7:47,31 minutos supone una mejora de cuatro segundos respecto al modelo anterior y supone un gran regalo para Volkswagen R con motivo del 20º aniversario del modelo.

Se difuminan los límites entre los coches de producción y los de competición. El Golf R «20 años» tiende fácilmente un puente sobre la brecha entre el acompañante de cada día y el competidor por excelencia. «Con este coche, se puede conducir por aquí en el circuito de Nürburgring y que la siguiente parada sea la panadería o la tienda de bricolaje. Se trata de un vehículo realmente polivalente que puede hacer de todo», afirma Benjamin Leuchter, visiblemente impresionado. Y ese es exactamente el concepto que se ha buscaba con el Volkswagen R: la marca de prestaciones de alta gama de Volkswagen lleva ofreciendo modelos especiales desde 2002. Con sus mejoradas prestaciones y su expresivo diseño, despiertan entusiasmo en todo el mundo en las comunidades de fans de Volkswagen.

El continuo y rápido desarrollo hacia un rendimiento aún mayor puede apreciarse fácilmente al echar un vistazo a algunos de los datos de los modelos de años anteriores. Desde el Golf R32que cuenta con una potencia de 177 kW (241 CV) y un motor de seis cilindros de 3,2 litros como unidad motriz, pasando por el Golf 6 R3 con una potencia de 199 kW (270 CV) y un motor de cuatro cilindros turboalimentado de 2,0 litros, los modelos Golf orientados a las prestaciones y el Golf R «20 años» con una potencia de 245 kW (333 CV) no solo se han vuelto más potentes, sino también más rápidos. Volkswagen R celebra esta exitosa evolución del modelo con el Golf R «20 años». El periodo de producción, de aproximadamente un año, convierte a este modelo de edición especial en una pieza de coleccionista desde el momento en que sale de la cadena de producción.